Luis Advis Sinfónico: Un desafío “maestro”

Interpretar con orquesta completa una selección de obras del compositor chileno Luis Advis es el próximo estreno de la Corporación Cultural de la Universidad de Concepción (Corcudec). Bajo la dirección de Guillermo Riffo y los arreglos de Germán Concha, la apuesta promete ser una versión inédita de uno de los más prolíferos creadores del folclore nacional.
Luis Advis es el autor de una de las obras más emblemáticas de nuestro folclore. La cantata Santa María de Iquique es un referente de la llamada Nueva Canción Chilena y su fama saltó de la mano de la interpretación del conjunto Quilapayún, allá por la década de los ’70.
Se trata de una extensa pieza musical cuyo texto se basa en el libro “Reseña Histórica de Tarapacá”, del cual Advis extrajo la mayoría de los datos históricos que aluden a la masacre de los obreros del salitre en 1907. Musicalmente, la obra tiene la estructura de las antiguas cantatas populares, pero en lugar del motivo religioso típico de estas obras se alude a un tema social. Además, a la tradición europea propia de este tipo de composiciones, el autor incluye elementos de raíz americana como tiples, charangos y guitarras acústicas. Estas características hacen de este canto una especie de paradigma de la obra de Advis por la cual se le reconoce como un gran maestro y un artista excepcional.
Tras su muerte, el 9 de septiembre de 2004, sus composiciones se convirtieron en un legado que muchos atesoran, pero que pocos conocen. Por ello, sus obras fueron incluidas en el programa de conciertos de música chilena que por estos días prepara la Orquesta de la Corporación Cultural de la Universidad de Concepción (Corcudec) y que será estrenada en Concepción en noviembre.

Formar público

Lilian Quezada, Gerente de la Corcudec, explica que la propuesta del concierto Luis Advis Sinfónico se enmarca en el trabajo que la institución viene desarrollando desde sus orígenes y que consiste en entregar espectáculos que permitan educar a la audiencia en materia de apreciación musical. “Debido a que la organización madre de la Corporación es una universidad, nuestro trabajo tiene por filosofía educar a través de los montajes de óperas, conciertos educacionales, temporada sinfónica y las demás actividades que realizamos”, puntualiza.
En el fondo, la Corcudec trata de conseguir que el público conozca los distintos tipos de géneros musicales y que a partir de su experiencia sea capaz de darse cuenta cuando una puesta en escena está o no bien hecha. “Hoy, y después de todos estos años en que hemos presentado obras complejas, el público comienza a tener un parámetro de comparación”, comenta la ejecutiva. Agrega que existe una especial orientación hacia los jóvenes toda vez que ellos, así como el adulto mayor, cuentan con valores de entrada preferenciales. “Nuestra apuesta es conseguir que los estudiantes, cuando sean profesionales, sean consumidores de cultura. Es decir, nuestro trabajo es una inversión de largo plazo”, asegura.

Música chilena

Este año, los Conciertos Sinfónicos presentados en el Teatro Concepción han tenido un elemento adicional. Todos han incluido fragmentos de obras de compositores nacionales como Alfonso Leng y Pedro Humberto Allende, entre otros. “Al incluir sus creaciones ampliamos el repertorio de lo conocido por el público y a la gente le ha gustado”, reconoce Lilian Quezada.
En esta misma senda surgió el desafío de los montajes para Víctor Jara, Violeta Parra y ahora Luis Advis Sinfónico. El reto es armonizar sus creaciones -de raíz ciento por ciento folclórica- en un formato clásico, que a la vez mantenga la disposición musical original.
En las anteriores propuestas la adaptación a partitura fue un proceso fundamental. Sin embargo, en la obra de Luis Advis es una tarea menos, porque son documentos que la producción ya dispone. En cambio, el desafío es otro: mostrar en una presentación de una hora un reflejo de su fructífero trabajo. Y es que Advis no es sólo la cantata “Santa María de Iquique”. Es también “Canto para una Semilla”, algunos preludios para piano, un quinteto de vientos, la obra sinfónica “Suite Latinoamericana”, la ópera “Murales Estremeños” y decenas de partituras incidentales para teatro y cine.
Con todo, la apuesta tras la adaptación sinfónica de los autores folclóricos no tiene otra razón que la mencionada por Lilian Quezada en un principio. Educar a la audiencia y conseguir que públicos de distintos niveles, estratos sociales y gustos musicales se encuentren en estas propuestas que en definitiva ponen en valor la música en su sentido universal.

Los arreglos

La dirección orquestal y los arreglos para Luis Advis Sinfónico están en manos de Guillermo Riffo y Germán Concha, respectivamente. Ambos músicos tuvieron el privilegio de conocer y trabajar con el compositor, por lo que este trabajo lo asumen de manera especial.
Guillermo Riffo explica que la música de Advis tiene la característica de que al escucharla es muy sugerente y casi puede verse. “Es un compositor que construye una orquestación tradicional con un uso armónico de acordes simples para conseguir un todo muy actual e imaginativo. Luis Advis logra cosas maravillosas de esta manera”, explica el Director.
Adelanta que el repertorio incluirá obras para piano. Le seguirá la interpretación de la canción “Nuestro tiempo terminó”, un fragmento de la cantata Santa María de Iquique con coro, orquesta sinfónica completa más algunos instrumentos americanos incluidos. Concluirán la presentación con la primera y la quinta pieza de “Murales Estremeños”, una obra sinfónica con coro que será la primera vez que se interpreta en Chile.
Dirigir este proyecto es, según reconoce Guillermo Riffo, el mayor desafío para su batuta y una experiencia muy distinta a la que vivió en la dirección de Víctor Jara y Violeta Parra Sinfónico. “Lograr armonizar  -tal como lo hace Advis en su obra- los instrumentos sinfónicos con los tradicionales es un verdadero reto profesional”. Sin embargo, confía en la capacidad de Germán Concha de lograr arreglos que faciliten el proceso. “Conozco y me gusta el trabajo de Germán. Como asesor musical del Bafona y como director musical del Festival del Huaso de Olmué ha demostrado dominar un estilo con el que consigue que la orquesta suene como un todo junto a los instrumentos andinos. Y el sonido que consigue es absolutamente nuevo”, enfatiza.
Por su parte, Germán Concha reconoce que realizó una adaptación especial para Orquesta Sinfónica y Coro de la cantata “Santa María de Iquique” y de la elegía “Canto Para una Semilla”, obras que fueron compuestas originalmente para Quilapayún, Inti Illimani e Isabel Parra. “Esto significa que hice una especie de síntesis de ellas, ya que son bastante extensas. Además de ocupar ahora otros instrumentos (sinfónicos) y otro concepto vocal (coral). De todas maneras, conservaré el uso de algunos instrumentos folklóricos, como guitarra, tiple, charango y quena”, explica
Luis Advis Sinfónico se presentará en el Teatro Concepción los días 14 y 15 de noviembre. Sin embargo, el 21 de octubre será su estreno oficial sobre el escenario de la Estación Mapocho de Santiago, en el marco de la celebración del día de la música. Es cuestión de tiempo para que la obra de Luis Advis suba al principal escenario penquista.

JÓVENES TALENTOS

Otra de las estrategias que la Corcudec desarrolla en su afán por formar al público es el concurso Jóvenes Talentos. La iniciativa abre una oportunidad para quienes comienzan el camino del estudio musical con aspiración profesional.
Figuras como Freddy Varela (violín), Rodrigo y Alejandra Urrutia (piano y violín), Claudio Santos (chelo) entre otros participaron en su época en el certamen y hoy sus carreras profesionales tienen una larga trayectoria. El único requisito es tener entre 12 y 25 años y haber iniciado estudios formales en algún conservatorio o de manera particular. Después de una rigurosa selección, los ganadores participan como solistas en un concierto junto a la Orquesta Sinfónica completa. Una experiencia para muchos inolvidable y que puede marcar el destino de su carrera musical.
El concurso de este año ya cerró el proceso de postulación. El jurado comienza a conocer a los candidatos de los cuales saldrá una nueva generación de promisorios músicos.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES