Madesal ofrece nuevos productos que incentivan la inversión inmobiliaria

Hoy el mercado presenta nuevos tipos de inversionistas que, al igual que los tradicionales, entienden que comprar una vivienda es un buen negocio. Para ellos, Madesal ha creado atractivos servicios que buscan ayudarlo a rentabilizar su inversión.

La seguridad y rentabilidad que ofrece el mercado inmobiliario como modelo de inversión lo convierte en una atractiva alternativa, sobre todo para un nuevo perfil de inversionista, los jóvenes profesionales. La mayoría aún vive con sus padres, tiene un muy buen sueldo, y está dispuesto a comprar uno o dos departamentos pequeños, de entre 1.500 y 2.500 UF, para arrendarlo. Así lo señala Felipe Alcérreca, Gerente Comercial de Inmobiliaria Madesal, quien informa que este mismo fenómeno ya se vivió en Santiago, Antofagasta, Viña del Mar y Valparaíso.

“Este modelo desde hace dos años se está instalando fuertemente en Concepción, llegando a representar casi el 25 por ciento de las ventas. Estos inversionistas entregan un pie y se financian con crédito hipotecario, observando que el departamento se paga solo, y se transforma en un activo muy interesante, heredable y de rápida liquidez”, dice.

Alcérreca agrega que otro factor relevante es que sólo el 30 % de la población tiene acceso a la compra de un inmueble, lo que implica que el 70 % restante debe arrendar, por lo que la unidad en que se invierte tiene un mercado asegurado. “Concepción es una ciudad universitaria, con gran población de estudiantes, a lo que se suma el fenómeno de la inmigración, lo que constituye un escenario muy positivo para el inversionista”, sostiene.

Para este segmento, Inmobiliaria Madesal ha desarrollado un nuevo producto en Barrio Aníbal Pinto, en Concepción, y en Lomas de Landa, en Penco: departamentos con arrendatario. “En este modelo actuamos como corredores de propiedades. Así, la venta del inmueble incluye también un arrendatario. Hasta aquí ha sido una experiencia muy positiva, que ha dado excelentes resultados”, cuenta Felipe Alcérreca.

El actual mercado inmobiliario muestra también un segundo perfil de inversionista, los adultos de más de 50 años. Por lo general, estos compradores ya han terminado de pagar la educación de sus hijos, poseen estabilidad laboral y su renta les deja un excedente que les permite la compra de una segunda vivienda, un departamento para inversión, el que visualizan como una herencia para sus hijos y futuros nietos. Felipe Alcérreca detalla que estas adquisiciones son más emocionales, “distintas a la del típico inversionista, que compra cinco unidades, que es agresivo en la oferta, que negocia precios, y que vive de estas inversiones. Son distintos tipos de cliente, pero el mercado alcanza para todos”, puntualiza.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES