Manuel Quiero, subgerente de Ventas de Abastible Zona Sur: “Tenemos un compromiso con los desafíos energéticos del país”

Destaca el momento en que se encuentra la compañía, la que en los últimos años ha incorporado nuevas áreas y aplicaciones en torno a los ejes de innovación y sustentabilidad, trabajo que hace tangible con el cambio de su imagen: Abastible es hoy “energía limpia”.

 

Manuel Quiero, subgerente de Ventas  de Abastible Zona Sur.
Manuel Quiero, subgerente de Ventas
de Abastible Zona Sur.

Recientemente, Abastible estrenó su nueva imagen corporativa, un cambio que refleja el momento en que se encuentra la compañía que a lo largo de 58 años ha llegado a convertirse en “el calor de los chilenos”. Esta renovación, según explica Manuel Quiero, subgerente de Ventas de Abastible Zona Sur, obedece a la evolución experimentada en la última década por la empresa, durante la cual ha explorado nuevas áreas y aplicaciones para potenciar soluciones energéticas innovadoras y eficientes para sus clientes. “Pero sin descuidar lo que llamamos el corazón de Abastible, que es el almacenamiento, envasado y distribución de gas licuado residencial, y que nos ha convertido en una de las marcas más queridas del rubro”.
Es así como en toda la zona sur, la compañía está desarrollando distintas líneas de servicio, en consonancia con sus nuevos ejes de innovación y sustentabilidad, como Abastible Autogas, que son estaciones de servicio de GLP para taxis, colectivos y flotas comerciales; Nautigas, orientado a la industria acuícola, y Abastible Solar, con sistemas de paneles solares combinados con GLP que ya se han instalado en miles de hogares; además de la cogeneración, tecnología que tiene su primera aplicación comercial en la Región de La Araucanía. “Este cambio responde a transformaciones profundas que vienen gestándose en los últimos años. Es el reflejo de un trabajo consistente, porque en Abastible tenemos una vocación por innovar y estamos comprometidos en entregar soluciones eficientes y de valor que contribuyan a avanzar en los desafíos energéticos del país”, explica Manuel Quiero, quien, también, rescata el valor que tiene el gas licuado como fuente segura para el uso hogareño, sobre todo en aquellas ciudades afectadas por la contaminación por leña.
“El gas licuado es de las energías de combustión más limpias que se encuentran disponibles en el mundo. Tiene un nivel bajísimo de emisiones contaminantes y un alto poder calórico. Además, es fácil de transportar y los usuarios lo reciben directamente en sus casas a través de una amplia red de distribución. Por todos estos atributos, se convierte en una excelente alternativa para enfrentar la problemática de la contaminación no sólo en la zona sur, sino que en todo el país”, finalizó.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES