Marcos Estrada: 62 años fabricando e instalando pisos de madera de gran durabilidad y atractivos diseños

Fundada en 1948 es hoy la principal empresa del rubro en el centro sur del país manteniendo una calidad que traspasa generaciones, como lo confirman los residentes de la Villa San Pedro, cuyos pisos fueron fabricados en 1960 por el fundador de la empresa y hasta hoy sólo han requerido reparaciones menores. Iglesias, gimnasios, colegios además de proyectos residenciales se encuentran entre sus clientes.

piso-PATINAJE 16.jpgNo ha sido fácil mantenerse como una de las principales industrias de la zona centro sur en la fabricación e instalación de pisos de madera, cuando se ha debido competir con productos de muy bajo costo y calidad, y “que sólo parecen ser este noble material que es la madera”, reconoce Marcos Estrada Puga, Gerente General de esta antigua industria maderera que fue fundada, en 1948, por su padre, Marcos Estrada Jarpa, que realiza celosamente el proceso completo de secado, elaboración e instalación de sus productos, garantizando de esta forma sus trabajos por 5 años. “Hemos instalado pisos en más de 40 recintos deportivos desde Antofagasta hasta Punta Arenas.
Durante nuestra trayectoria de 62 años hemos ofrecido una alternativa confiable en pisos de madera, puesto que existen ofertas de maderas secas al aire, lo cuál no es óptimo, y por lo tanto es imprescindible el proceso en cámaras de secado, que nos permite también garantizar, incluso pisos instalados sobre losas radiantes. Contamos con una dotación de 14 funcionarios altamente especializados”, y avalados por la gran experiencia desarrollada en el tiempo, precisa el ejecutivo. Explica que, donde la gran demanda era el parquet, derivaron luego a pisos largos, es decir, a entablados que son los que más se usan actualmente. Agrega que una de las líneas donde han tenido mayor éxito ha sido la instalación de pisos de madera para gimnasios y recintos deportivos denominados “tecnológicos”, debido a que requieren de exigencias muy específicas. “Tienen componentes con goma, madera, metal y una serie de distanciamiento entre las vigas para darle las condiciones favorables para los distintos deportes y sobre todo para la fisiología del deportista. Es un trabajo técnico, donde nos hemos especializado y somos muy reconocidos”.
Estrada señala que para competir y mantener viable su empresa hace hincapié en el sello de calidad, diseño y durabilidad de los pisos de madera, lo que, en el largo plazo, redunda en una muy buena inversión. “Como ejemplo destaca que si bien el piso flotante es más barato, tiene corta duración, ya que se trata de una base de tablero de fibras prensado de alta densidad (HDF), y sobre él un papel melamínico con una fotografía de madera, que ni siquiera es un enchape. En cambio, los nuestros son de larga duración, gran resistencia porque son ciento por ciento madera sólida y se pueden restaurar desde 4 hasta 8 veces dependiendo de su espesor, a través de un pulido y vitrificado. Hemos comprobado que nuestros pisos duran más de 50 años, como los que instaló mi padre en las casas de la Villa San Pedro, que fueron construidas en la década del 60. Todavía se mantienen algunas impecables y otras han sido objeto de reparaciones menores”, señala.
En términos de diseño manifiesta que responden a la demanda de mercado que hoy se orienta al minimalismo, aunque aclara que también hacen algunos pisos especiales como parquet con marquetería, con pequeños filetes o guardas perimetrales. “Tenemos una variedad de más de 50 diseños muy atractivos. Uno de los que más se solicita es el del tejido canasto con pequeños cuadrados, principalmente para living comedor y accesos”, indica. También ofrecen el servicio de vitrificado de los pisos que los hacen lucir muy hermosos y facilitan la mantención sólo con un paño levemente humedecido.
Marcos Estrada explica que los clientes más exigentes optan por maderas como el lingue y el coigüe, por su característico color cerezo, su empleo les permite competir en términos de calidad con maderas amazónicas que hoy llegan a Chile como la gran novedad desde Brasil, Bolivia, Perú y Paraguay, y que también se ofrece a pedido.
Entre las innovaciones en nuevos pisos y diseños se ha evolucionado hacia un piso laminado de madera, pero con base de tablero contrachapado de pino y sobre éste, 3.5 mm de madera noble vitrificable, como por ejemplo encino, palo maría, coigüe, y la otra opción son maderas sólidas pre terminadas, vitrificadas en fábrica (pre-finish), que se instalan flotantes o pegadas con adhesivos.

Una larga lista de pisos de madera

Entre los principales recintos deportivos municipales cuyos pisos de madera fueron instalados por esta empresa se encuentra el Gimnasio de La Tortuga de Talcahuano, primero en 1971, y su reposición, en 2009 gimnasio techado Municipal de Concepción (2003 y 2006) y los recintos de Curacutín, Lebu, Traiguén, San Pedro de la Paz y Quirihue. En colegios e instituciones está el de la Inmaculada Concepción de Valdivia; Liceo Comercial de la misma ciudad; Colegio San Carlos de Chonchi; Liceo Charles de Gaulle de Concepción; Instituto de Humanidades de Concepción; Liceo Experimental de Concepción; Liceo 7 de Vallenar; Escuela de Grumetes en la Isla Quiriquina, Gimnasio A del Apostadero Naval en Talcahuano y Gimnasio de la Universidad del Bio Bio, entre otros. También son parte de su cartera de clientes 27 templos católicos, evangélicos y mormones. En lo inmobiliario destaca el Gran Hotel Termas de Chillán; Llacolén, en San Pedro de la Paz; el Estadio Español en Chiguayante; y los colegios alemanes de Puerto Montt, Temuco y de Los Ángeles, edificios de departamentos y casas.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES