Mercado de la segunda vivienda sigue creciendo

Hasta hace unos años, la compra de una segunda vivienda era vista más bien como un lujo, como algo “inalcanzable”. Sin embargo, hoy en día, es absolutamente “accesible”, gracias al favorable escenario financiero y a que la oferta se ha diversificado para llegar a un mayor número de consumidores.

Que el mercado inmobiliario vive un boom es un hecho ya conocido por todos. Esto, sumado al optimista panorama financiero y al mejoramiento vial, ha permitido el desarrollo de una avalancha de nuevos proyectos destinados al descanso, al que incluso los sectores emergentes están pudiendo acceder. De hecho, el incremento experimentado por el nicho de segundas viviendas, con un gran aumento en su oferta y demanda, augura ventas sostenidas por un buen rato.
El mercado de la segunda vivienda en Chile comenzó a desarrollarse a fines de los ‘90, pero fue en el 2004 cuando la flexibilización bancaria, a través de las bajas de interés y el fácil acceso al crédito, permitió el repunte, registrándose un crecimiento de un 15 por ciento en los últimos tres años.

Una buena inversión

Sin embargo, cabe destacar que el nicho ha cambiado en el último tiempo. Desde su experiencia, Helen Martin, una de las socias de la inmobiliaria Domus, que tiene el proyecto Condominio Parque del Volcán, en Pucón, señala: “Hasta hace unos diez años, la compra de una segunda vivienda era vista como un lujo, como algo ‘inalcanzable’ para ciertos sectores; no obstante, hoy en día, cada vez son más las familias de distintos estratos socioeconómicos que están accediendo a estos inmuebles, ya sea como un lugar de veraneo o como una opción de inversión”.
Agrega que esto se debe a los altos costos de salir en Chile de vacaciones y arrendar un lugar para la estada con la familia o amigos. “La gente ve la compra de una segunda vivienda como una inversión familiar. Se han dado cuenta que es más barato tener algo propio, que estar arrendando en las temporadas de invierno y verano, y que cuando la familia no la ocupa, puede arrendarla, con lo que, además, rentabiliza la inversión. Claramente, es un buen negocio. Nuestro proyecto, por ejemplo, está en el centro de Pucón y permite tener un rápido acceso al lago, al volcán y desarrollar múltiples actividades en las dos temporadas vacacionales”.
Uno de los mayores cambios experimentados en este mercado dice relación con el desplazamiento de los antiguos sectores de descanso, apareciendo nuevos polos de desarrollo; las áreas de esparcimiento común triplicaron su valor agregado, incorporando desde canchas de golf hasta lagunas navegables, clubhouse o piscinas temperadas, pues la tendencia apunta a edificar en sectores que posean atractivos naturales asociados al esparcimiento, como playas, caletas, bordes de lagunas, cordillera o zona de campiña. Sin embargo, hoy cada vez son más los proyectos que si bien apuntan a vivir fuera de la ciudad, se construyen en relativa cercanía de ésta, lo que hace posible acceder fácilmente a fuentes laborales, centros educacionales, servicios e instalaciones importantes.


Es, por ejemplo, el caso del proyecto de segunda vivienda que construye Aitue, Andes Chillán, edificios de departamentos en una inmejorable ubicación a sólo metros de las pistas de esquí.
La ventaja de adquirir una segunda vivienda está dada al separar aquella comprada netamente con fines vacacionales, cuyo beneficio dice relación con el lugar propiamente tal, más el aumento patrimonial de quien lo adquiere, de aquella adquirida como una inversión, donde juegan un papel importante la rentabilidad y la plusvalía, siendo una interesante alternativa en tiempos de alta volatilidad, pues resulta más sencilla, pensando en que se está invirtiendo en algo sólido, que es tangible y se puede arrendar.
Pensando en esto, la oferta de viviendas se ha diversificado, permitiendo cada vez más que los sectores emergentes accedan a una segunda vivienda. De hecho, es tan fuerte la demanda que ha permitido que hoy los clientes puedan encontrar productos desde 2.000 UF y, por lo tanto, ese segmento tenga más facilidades para adquirir una segunda vivienda.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES