Ministra Paulina Veloso

veloso1.jpg
Tiene fama por su carácter vehemente. Una fama que no le molesta, como sí lo han hecho otros comentarios y especulaciones de la prensa sobre su personalidad. Es que, como buena encargada de llevar la agenda legislativa entre el Gobierno y el Congreso, y de negociar además con los partidos, los gremios y el mundo social, cuida muy bien lo que dice y lo que se publica de sus dichos.

-¿Qué le parece que un matutino haya citado que tiene “fama de inflexible”?
-Eso aparece allí en ese artículo, pero otras personas me han festajado porque soy flexible, entonces francamente si usted me pregunta cómo soy yo, le respondo: a la gente hay que mirarla por sus productos. Nosotros tenemos un ministerio donde hay una relación estupenda entre ministros y subsecretarios, que fue súper destacado en ese mismo artículo. Una relación súper buena con todos los jefes de división. No soy inflexible. Cuando una persona es inflexible, no tiene esos vínculos.
-¿Cómo quedaron las relaciones con los diputados de su partido pertenecientes a la Comisión de Trabajo, luego del fallo del T C que rechazó la modificación del concepto de empresa? El diputado Aguiló afirmó que estaban “analizando las relaciones con los ministros Andrade y Veloso”.
-Mire, de hecho le digo más…yo no tuve nunca una reunión con los diputados socialistas sobre este tema. En todas estas cosas ocurre que hay mucho de parafernalia. Son 120 los diputados, y yo tengo muy buenas relaciones con la mayoría. Sergio Aguiló tiene diferencias ideológicas conmigo. Siempre me llama. Pero él tiene diferencias conmigo, no le gustan mis posiciones, nunca me lo ha dicho abiertamente, me la ha dicho más bien por los diarios, pero capto que es así. Eso me parece lo más normal que hay. Pero de ahí a decir que yo soy inflexible, porque he tenido problemas con tres o cuatro…guardemos las proporciones (ríe). Más bien tengo una muy buena relación con las bancadas, y bastante de conversación con las bancadas de Renovación nacional, y también con la UDI.
-Respecto a su relación con los partidos de derecha ¿Ve un ánimo verdadero en RN por legislar por el cambio al sistema binominal?
-Yo tiendo a creer que ellos de verdad tienen intención de cambiar el sistema binominal. He tenido ciertas aprehensiones. A veces pienso que en realidad no tienen una intención real, pero al final tiendo a creer que sí de verdad ellos tienen la intención de hacer un cambio. Nosotros hemos sido muy flexibles respecto a este tema. Muy, muy flexibles.
-En cuanto a plazos ¿cuáles son sus cálculos más optimistas?
-Creo que estamos en las etapas finales, a lo mejor si llegáramos a concretar estos acuerdos y si existe un real ánimo, si RN logra convencer a sus parlamentarios, podríamos en menos de un año tener un proyecto. Ahora, lo interesante es que lo tengamos un año antes de las elecciones.
Del Gobierno ciudadano a los movimientos sociales
-La gran cantidad de paros y marchas que se han visto en los últimos días lleva a pensar que existe descontrol de los gremios…
-Mire, yo le voy a decir con cuántos hemos estado negociando en un mes: cinco gremios de la salud, de los cuales hemos llegado a arreglos con cuatro. En educación hemos estado negociando con dos y llegamos a arreglo con uno, los co-docentes. En menos de quince días, ¿ah? O sea, en un período breve. Y al mismo tiempo estamos negociando con la ANEF. Nosotros hemos tenido meses en que estamos negociando a la vez con una cantidad grande. Y resulta que hemos ido resolviendo todos. Vamos a resolver la negociación con los profesores que tradicionalmente termina en diciembre. No estoy segura que otro Gobierno de la Concertación le haya tocado tener tantas negociaciones al mismo tiempo, y salir exitosos.
-Pero existe la percepción de que se multiplican cada vez más las demandas sociales…
-No sé si conoce todas las demandas salariales que le han hecho desde los primeros años a la Concertación: la ANEF, el Colegio de Profesores, todas se repiten. Pensar que ahora nosotros tenemos más demandas y antes menos, no. Otra cosa es que la gente tenga la idea que ahora hay más recursos para atender, lo cual en parte es verdad, por eso nuestras propuestas son muy, muy, muy superiores en términos de recursos, que las que hubo en gobiernos anteriores de la Concertación. Por consiguiente, hay que separar un poco las cosas. La realidad es una cosa, lo que muestran los diarios es otra.
Enfrentamientos en Mehuín: “es inaceptable el matonaje”
¿Cree que el nombramiento de un Ministro del Medio Ambiente, anunciado en las 36 medidas del Programa de Gobierno, sea una solución de fondo para mejorar la política ambiental?
-En materia medio ambiental es muy difícil avanzar. Chile ha dado un salto tan espectacular, que en los índices mundiales sobre los países que cuidan más el medio ambiente nosotros estamos extraordinariamente altos. Hemos ganado: una cierta institucionalidad que canaliza los temas medio ambientales; un conjunto de empresas nuevas que tienen que someterse al sistema de Estudio de Impacto Ambiental (EIA). La idea nuestra, es que deberíamos tener un Ministerio que diseñe políticas, un servicio que ejecuta y una Superintendencia que controla. Lo que hoy tenemos es nada más que una persona como cabeza de Ministro y un pequeño servicio. De alguna manera todas las funciones se reencuentran en la CONAMA y eso hace difícil el trabajo.
-¿Pero no cree que a pesar de los EIA, ha faltado mayor eficacia y dureza en la fiscalización de empresas?
-(Muy seria) Que no se deje hacer a una empresa mediciones para elaborar un estudio, es inaceptable. Ahí piense usted que los pescadores impidieron que una empresa, que había sido contratada por otra, pudiera hacer unas mediciones para presentar un estudio de impacto ambiental. Eso es matonaje. Si alguien quiere proteger el medio ambiente, no es de esa manera. No sé si esas personas eran pescadores.
La Iglesia y los temas valóricos
El tema de la distribución gratuita de la píldora del día después a mujeres desde los 14 años encendió pasiones. La Ministra no salió inmune del carnaval de declaraciones, y algunas editoriales sostuvieron “La ministra Veloso ya no es el nexo con la iglesia y apoya iniciativas valóricas que la iglesia no aprueba”. “El nexo es el Subsecretario Eduardo Riveros”.
¿Son ciertas estas afirmaciones?
-La definición de quién es el nexo con la Iglesia Católica la hace el Gobierno. Y este Gobierno definió que este ministerio es que el tiene el nexo con la Iglesia Católica y Evangélica.. De diez ministros de Segpres, sólo dos han sido católicos. El anterior fue protestante, y los anteriores han sido agnósticos ¿Ok?. El Mercurio levantó este asunto. La gente aquí en Chile da por hecho lo que dice El Mercurio. Eso de “ya no es” apareció el mismo día que tuve una reunión con una persona importante de la iglesia católica. La verdad es que tenemos una relación bastante cordial y… buena, diría yo. Por supuesto, con discusión. Así que eso es una opinión mercurial.
-Se dice que el encuentro final entre la Ministra de Salud y el presidente de la Conferencia Episcopal terminó siendo una notificación del reparto de la píldora del día después ¿No cree que debió aplazarse la decisión, en espera de un mayor consenso con la iglesia?
Una cosa es que conversemos con la Iglesia, que recibamos sus opiniones, y otra es que tengamos que lograr consensos con ella para definir políticas públicas. Eso no se hizo ni en el Gobierno del Presidente Frei padre -que fue el primer Gobierno que dictó normas técnicas en materia de fertilización- ni en los posteriores. Ni la iglesia tiene esa pretensión. Si usted conversa con la iglesia, ellos lo que quieren es que se les escuche, pero no “consensuar”. Lo segundo es que estas normas técnicas que dictó el Ministerio de Salud se trabajaron durante dos años, con mucha gente, muchos católicos. Ahora, si usted me pregunta ¿podría haberse conversado más? Sí, evidentemente. Pero no sé si nos hubiéramos evitado totalmente la discusión, porque es probable que igualmente nosotros hubiéramos insistido en la política.
-Ahora se habla de discutir un proyecto para las uniones civiles que incluye a las homosexuales en lo relacionado a patrimonio ¿Cree que exista un consenso mínimo para legislar en torno a esta materia?
-Yo no sé dónde se está discutiendo. Me imagino que se refiere a la discusión que tiene el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual con los parlamentarios. Ellos pidieron una reunión, y yo les dije que no íbamos a participar de ese proyecto y que si ellos querían, podían obtener una moción parlamentaria, y dependiendo de los apoyos que obtuvieran, nosotros podríamos ver más adelante. Pero yo no estoy discutiendo con ellos ese proyecto. Ahora, entiendo que técnicamente han hecho conversaciones sumamente legítimas y han recibido muchísimos apoyos de parlamentarios de la Concertación. Y ellos dicen que también de la oposición.
-Ud, al igual que la Presidente Bachelet, ha tenido experiencias muy fuertes de vida, en que seres queridos fallecieron producto de la violencia política. Cómo se trabaja con mesura o se es 100% imparcial con este tipo de experiencias?
– Yo creo que mi vida me ha entregado en conjunto una gran riqueza. Es lo único que puedo decir. Y una gran riqueza que me ha permitido ver muchos lados de la vida. Y yo creo que eso entrega muy buenos elementos para poder desempeñarse en cualquier ámbito. En Alemania hicieron mucho distingo sobre eso. Alguien que hubiera adscrito absolutamente a lógicas de exterminio, como lo hicieron los nazis, no se les puede permitir gobernar. Pero nunca a las víctimas. Eso sería horroroso.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES