Miopía nocturna: La dificultad para ver de noche los objetos lejanos

Aunque esta afección, muy común en la población, dificulta la adecuada visión después de que se oculta el sol, “la solución es bastante simple”, dice Fernando Luno, tecnólogo médico del centro oftalmológico Lumont.

 

En el área oftalmológica, si bien son muchas las patologías por las que consultan los pacientes, la más frecuente es la miopía. Así lo señala Fernando Luno, tecnólogo médico del centro oftalmológico Lumont Clinical Center, quien detalla que se debe a que el ojo se dilata para capturar más luz, aumentando su curvatura, lo que impide ver con claridad objetos a distancia.

Fernando Luno y Daniela Avaria.

En muchos de estos casos, los síntomas se agravan al ocultarse el sol, configurándose una patología distinta: la miopía nocturna. “Son muchos los pacientes que se quejan de que, aunque no tienen problemas de visión durante el día, al comenzar a anochecer notan cómo disminuye su capacidad o calidad visual, no pudiendo distinguir claramente, por ejemplo, a qué distancia se encuentran los objetos o dificultando el enfoque de aquellos más lejanos”, explica el profesional.

Agrega que esta afección ocular se empezó a estudiar durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los especialistas notaron la queja recurrente de los soldados, quienes señalaban que, al disminuir la intensidad lumínica natural, se les dificultaba poder ejecutar los planes de ataques nocturnos por no lograr ver con nitidez los objetos lejanos.

En la actualidad, en cambio, el principal desafío que plantea la miopía nocturna dice relación con la conducción de vehículos durante la noche. “Algo que no es menor por los riesgos que conlleva, y que adquiere mayor relevancia debido a la gran cantidad de pacientes que se ven afectados por ella. Sin embargo, aun cuando sus implicancias pueden ser muy graves, la miopía nocturna es fácil de tratar”, sostiene el tecnólogo médico.

Así, informa Luno, esta patología se corrige fácilmente con el uso de anteojos durante la noche, cuyo uso no es permanente. “También sirven a quienes trabajan de noche, o de día en lugares con poca luminosidad y, por supuesto, a quienes conducen en horarios en que no hay luz natural”.

Así, quienes consultan por este problema, en el centro oftalmológico Lumont son sometidos a un chequeo visual completo para evaluar sus síntomas. “Si este análisis arroja un diagnóstico de miopía nocturna, se recetan lentes, buscando el más indicado para cada paciente. Con ello, la condición anómala se resuelve de inmediato, corrigiéndose automáticamente el sobreesfuerzo del cristalino”.

Añade que los anteojos recetados en estos casos cuentan con filtros protectores, que absorben las luces muy brillantes o destellantes, y que les facilitan “una visión más adecuada, correcta, y con  menos esfuerzo”, detalla Fernando Luno.

www.lumont.cl

Fono: 41 2465460.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES