Nuevo recinto fue inaugurado por la Ministra de Salud: Hospital Penco-Lirquén se consagra en calidad y participación

Tras tres meses de funcionamiento, el nuevo centro asistencial fue inaugurado en diciembre, ostentando 30 mil metros cuadrados de infraestructura e instalaciones con tecnología de punta. El aumento en el número de funcionarios y de prestaciones permitirá que unos 53 mil beneficiarios no deban viajar a otras comunas para recibir atención.

 
Al mediodía, con el sol en alto y gran alegría de los casi 250 asistentes, fue inaugurado oficialmente en diciembre el Hospital Penco-Lirquén. Aunque el centro estaba en funciones desde septiembre, fue la Ministra de Salud, Carmen Castillo Taucher, quien lideró la ceremonia oficial, destacando todos los esfuerzos hechos para concretar esta gran obra.

publi-hospital lirguen-IMG_0574Se trataba de un sueño que nació el 16 de febrero de 2008, cuando un incendio dejó el 60 por ciento de este recinto, que atendía desde 1960, inhabilitado. A pesar del siniestro, los funcionarios habían conseguido mantener en funcionamiento el hospital, reestableciendo la atención en un centro de salud familiar, y trasladando pacientes a Tomé.

Sin embargo, el anhelo era claro: Lirquén no se conformaría con una reconstrucción, necesitaba un nuevo hospital, sueño que se concretó en 2015, con el inicio de las obras para levantar el nuevo recinto. Hoy, el edificio de 30 mil metros cuadrados se presenta imponente, transformádose en un proyecto hospitalario de mediana complejidad y de carácter participativo.

 

Calidad y dignidad para los pacientes

El Hospital Penco-Lirquén, indicó la Ministra Carmen Castillo, constituye una entidad asistencial de vital importancia para la Región del Biobío. “Este hospital, que es diez veces más grande que el anterior, cambia la asistencialidad de la población. Y eso es lo que queremos: trabajar bajo los principios de dignidad y calidad, y este recinto cumple con esos requisitos, con equipamiento y tecnología de punta”.

De hecho, este hospital, que consideró una inversión de $ 43 mil millones, forma parte de un plan de inversión gubernamental en infraestructura hospitalaria y de atención primaria, de unos $ 514 mil millones comprometidos para la Región del Biobío, que comprende 69 proyectos, de los cuales 16 ya están terminados.

Para el Alcalde de Penco, Víctor Hugo Figueroa, la construcción de este nuevo centro hospitalario significó la transformación más importante del sistema de salud de la comuna. “Estamos pasando de 250 funcionarios a 320, aumentamos de 6 a 16 las especialidades, y de 350 cirugías anuales a más de 1.100 que ya van realizadas durante el 2017. Este crecimiento es un ejemplo a nivel país, una muestra de cómo una ciudad mejora tanto en tan poco tiempo, no sólo en infraestructura sino también en recurso humano destinado a salud”, aseguró.

Andrea Catalán, Directora del Hospital Penco-Lirquén, destacó el aumento de las atenciones de urgencia, de 40 mil a 45 mil, y de 8 mil a 23 mil en las consultas de especialidad durante el 2017, debido a la incorporación de nuevas especialidades, como siquiatría, traumatología, fisiatría, dermatología, gastroenterología, radiología, urología, otorrinolaringología, oftalmología, cirugía odontológica maxilofacial y cirugía infantil.

Con esto, los 53 mil habitantes de Penco han logrado alcanzar una mayor resolución de sus problemas de salud en la misma comuna. “Así, por ejemplo, las mujeres que antes, cuando tenían sospecha de cáncer de mama, debían acudir a Concepción o Talcahuano a realizarse mamografías, ahora lo pueden hacer en la comuna. Lo mismo en otras áreas. Ha sido un tremendo avance, y estamos muy contentos”, manifestó Andrea Catalán.

publi-lirquen-IMG_0613El hospital también cuenta con equipo de rayos X y exámenes de laboratorio las 24 horas del día, además de nuevos profesionales, como fonoaudiólogos o terapeutas ocupacionales. “También se mejoró en infraestructura como, por ejemplo, en las áreas que tienen que ver con la atención infanto-juvenil, a sabiendas de que este segmento etario requiere de ambientes adecuados para expresarse y desarrollar mejor las terapias”, explicó el siquiatra Juan Labraña, Subdirector Médico del Hospital.

“Esta normalización también implicó un aumento en el número de camas, y la creación de una unidad de emergencias de alta y mediana complejidad, convirtiéndolo en un centro de referencia en la resolución de algunas patologías de nuestra red, como la unidad de corta estadía de salud mental. La comunidad de Penco debe sentirse orgullosa de tener un hospital de esta naturaleza a pasos de su casa”, manifestó el Director del Servicio de Salud Talcahuano, Mauricio Jara.

Los funcionarios también destacaron estas mejoras. Reinaldo Neira, médico jefe de Atención Abierta del Hospital de Lirquén, quien vivió todo el proceso de normalización del recinto, afirmó: “Un hospital de esta envergadura implica un orgullo para los funcionarios”.

En tanto, para Adriana Maureira, una de las dirigentes que trabajó para la normalización del hospital, esta obra significa un sueño cumplido tras el incendio de 2008, ya que los habitantes de la comuna no querían seguir viajando más de una hora hasta el hospital base para recibir atención. “Nos consideramos parte de este logro, y responsables de su cuidado”, dijo.

Sin embargo, el trabajo de mejora del recinto continúa, siendo el próximo desafío concretar el mural del Hospital Penco-Lirquén, que será realizado por el artista Héctor Vidal, que narrará la historia de la comuna.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES