Nuevos ingredientes para nuestro menú

No es fácil enfrentar el desafío de elaborar un menú diario para nuestras casas. Más aún cuando los tiempos de los cuales disponemos son muy breves, ya sea para cocinar, comprar e incluso comer, lo que o nos desmotiva o nos lleva a optar por preparaciones rápidas y  en todas sus formas, sin preocuparnos de nuestro cuerpo.
Si bien no podemos pretender destinar dos horas diarias para estos afanes, ya dijimos, el tiempo no alcanza, sí podemos planificarnos para hacernos aunque sea un espacio durante la semana laboral y, por supuesto, incluir los sábado y domingo.  En el caso de quienes encargan les cocinen en sus casas, tal vez el desafío sea más fácil de alcanzar, ya que sólo basta con disponer de los ingredientes que darán amplitud a su actual menú.
Otro elemento para poder avanzar hacia un menú más variado es atreverse con ingredientes que están presentes en el mercado, pero que por un sentido de “inercia gastronómica”,  normalmente no los vemos cuando hacemos las compras y, si los vemos, no nos atrevemos a usarlos.
Los pescados en los últimos años han tenido un repunte en variedad de oferta, aunque debemos reconocer que todavía hay pocas posibilidades de que los podamos adquirir frescos, algo así como recién bajados del bote. Lo bueno es que hoy tenemos variedades que antes no estaban disponibles, y aquí me quiero detener en la tilapia, el pangasius, el atún fresco, el Mahi-mahi, la trucha u otros que  ya están presentes en las congeladoras de los supermercados.
Con las carnes ha sucedido lo mismo, y los cortes ya no son sólo de vacuno directamente para la parrilla. Una buena opción para cocinar en nuestras casas puede ser el cordero, pavo o, simplemente, el cerdo o algún interior. Más allá de su elección, lo importante es salir del corte churrasco de bife para cocción rápida sin mucho sabor.
Otra importante sugerencia para variar nuestro menú tiene que ver con los condimentos que hoy tenemos disponibles listos para ser usados, tales como la mostaza en sus diferentes variedades, las salsas asiáticas, ya sean éstas ostra, tamarindo, soya, teriyake u otras, como pastas de curry, picantes o simplemente dulces.
La verdad puede haber muchos motivos y tal vez todos muy justificados para no variar su menú, pero vale la pena ir introduciendo cambios en nuestros hábitos alimentarios y en nuestras preparaciones. Sobre todo porque comer siempre lo mismo no le hace bien a nuestro cuerpo.

Cordero magallánico en costra de hierbas frescas  (para 5 personas)

Ingredientes
• Carré de cordero
• Un cuarto de paquete de perejil
• Dos dientes de ajo
• Romero a gusto
• 20 cc de aceite
• 10 gr de mostaza
• Sal a gusto
• Pimienta a gusto
• Pan rallado

Preparación
Limpie el carré y rescate los despuntes de carne. Una vez limpio séllelo directamente sobre un sartén, alíñelo bien con sal, pimienta, mostaza y luego páselo por la mezcla de pan rallado y hierbas frescas hasta formar  una costra. Llévelo al horno a 200 grados por 15 minutos. Déjelo reposar cerca del horno por cinco minutos más. Sírvalo con la salsa y la guarnición de su agrado.

Mahi – mahi a la plancha aromatizado con limón y sal de mar  (Para cinco personas)

Ingredientes
• Un kilo de Mahi –mahi
• Dos limones de pica
• Sal de mar gruesa  a gusto
• 20 cc de aceite de oliva
• 20 cc de vino blanco
• Pimienta a gusto

Preparación
Limpie el Mahi –mahi  (pescado típico de Isla de Pascua, pero que se encuentra en supermercados). Después agregue ralladura de limón de pica  y selle directamente en un sartén. Saltéelo y añada  la sal de mar y  el vino blanco. Debe tener cuidado de no sobre cocer el pescado para que no pierda su exquisito sabor. Sírvalo acompañado de vegetales glaseados o un risotto.

 

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES