Olivier Balez: “Dibujo porque tengo historias que contar”

culturaampliada-1.jpg
Radicado en Chile hace seis meses, el ilustrador francés Olivier Balez compartió su experiencia y talento con quienes aprecian el lenguaje de la ilustración en el marco de la celebración de la Semana Francesa.

Tenía seis años y como era el menor de tres hijos, Olivier Balez esperaba a sus padres en una biblioteca mientras ellos iban al centro de Besançon -su ciudad natal en Francia- . Ahí conoció a Asterix, Tintin, Lucky Luke y a Los Schtroumpfs, entre otros personajes de famosos cómic cuya lectura devoraba. Así nació su interés por retratar los personajes que lo hacían reír y al mismo tiempo recorrer lugares e historias fantásticas.
Estudió Artes Aplicadas en l’École Estienne en París, escuela especializada en diseño gráfico. Completó sus estudios con una temporada en el National College of Art and Design de Dublín, en Irlanda. Corría 1995 y Olivier se las arregló para trabajar como diseñador gráfico en agencias de publicidad y, al mismo tiempo, crear sus propios cómic. Había apostado por vivir de sus trazos llenos de color y vivos mensajes.
Junto a tres ilustradores formó “Les Dents de la Poule” (Los dientes de la gallina, paráfrasis de la expresión francesa ‘Va a ocurrir cuando las gallinas tengan dientes’). Al contrario del dicho popular, Olivier y sus colegas estaban seguros de que sus trabajos iban a tener una oportunidad en la industria editorial. Balez lo consiguió.
Una exposición itinerante con sus dibujos sobre el jazz fue su primer paso. Luego publicó historietas en el diario francés Libération y creó ‘L’Opus à l’Oreille’, un cómic basado en un famoso thriller del cual se han escrito muchas novelas y que Balez abordó en el formato del cómic. Esta tira de dibujos fue lanzada al mercado durante el Festival de Cómic de Angoulême, la ciudad francesa del cómic por excelencia.
Lenguaje de color
Balez ha hecho portadas de novelas, carátulas de discos de bandas de jazz e ilustraciones de libros para adultos y niños. “Le Village qui s’Amenuise”, es un cómic con el que Olivier consiguió publicar en Dargaud, el primer editor de Asterix. Sus dibujos cuentan la historia de un pueblo que se encoge y por lo mismo suceden una serie de situaciones sorprendentes.
“El cómic es un medio popular para contar historias. Con los dibujos puedes hablar de cualquier tema y cualquier persona lo va a entender”, explica este ilustrador cuya técnica está influenciada por sus estudios de Arte. Como en Europa hay una gran cantidad de cómics, Olivier desarrolló un estilo que lo caracteriza e identifica. “Hago que mis dibujos sean muy gráficos, con mucho color y pocos detalles. Son como un cartel publicitario. Entregan un mensaje en forma rápida y directa. Pero no puedo dibujar cualquier cosa. Dibujo cuando tengo buenas historias que contar”, afirma.
Cómic en Chile
Casado con una arquitecto chilena, Olivier lleva poco más de seis meses en Chile. Por email envía sus dibujos e ilustraciones a las editoriales para las que trabaja en Francia. El resto del tiempo lo dedica a pensar en proyectos a realizar en nuestro país.
Talleres sobre la elaboración de cómics para estudiantes de Artes es una idea que le gustaría concretar, pero sobre todo, quiere encontrar personas con talento, interés y el financiamiento para hacer una revista de cómic chilena. Quiere publicarla a nivel sudamericano tal como ocurrió con el fenómeno Condorito, cómic que valora por el impacto global que consiguió.
Confiesa que descubrió que los adultos que crecieron con Mampato, Doctor Mortis o Peneca añoran su lectura, mientras que los más jóvenes comienzan a apreciar el lenguaje del dibujo con revistas como Caleuche e incluso The Clinic y su humor político gráfico. “En Chile veo mucho interés por el cómic. Hubo una gran época y creo que están las condiciones para retomar ese período de oro”, enfatiza.
Una adaptación del libro de Ariel Dorfman sobre el golpe militar, es un proyecto que lo tiene muy entusiasmado. A ello se suma una adaptación en cómic de las películas de Chaplin que publicaría en Francia y que espera sea importada a Chile. Por su contacto con el colectivo Siete Rayas y la editorial LOM, Balez confía en que pronto nacerá en Chile una nueva era del cómic nacional.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES