Pedro Navarrete, Seremi de Medio Ambiente: Hay medidas concretas para la protección de la biodiversidad

Entre ellas la reciente declaración como  Reserva de la Biosfera del Corredor Biológico de Nevados de Chillán y la protección de las lagunas urbanas del Gran Concepción.

Una legislación que garantiza mayor participación ciudadana en el proceso de evaluación de proyectos de inversión; compensaciones más acotadas para mitigar los impactos, sumado a un rol activo del sector privado, en algunos casos, yendo más allá de los requerimientos como los acuerdos de producción limpia, reflejan el avance en materia ambiental de la Región del Biobío y del país.
Así lo destaca el Seremi de Medio Ambiente de la Región del Biobío, Pedro Navarrete, quien señala que existe una mayor conciencia en todos los  sectores en la necesidad de tener un país con un desarrollo sustentable.
Lo señalado por la autoridad se respalda con hitos  importantes en el tema del combate de la polución como en el  sector pesquero, donde todas las plantas procesadoras cuentan con tecnología que evitan emisiones de malos olores. Es también lo que ocurre con las empresas usuarias del río Bio Bío, en su tramo final hacia la desembocadura, que luego de significativas  inversiones para mejorar sus procesos productivos, redujeron la contaminación por riles que evacuaban hacia ese cauce y lograron que la calidad de sus aguas se mantuviera en un nivel aceptable. Esto último ha sido ratificado por estudios del Centro Eula de la Universidad de Concepción.
Navarrete enfatiza la preocupación del Gobierno por el tema, que se tradujo en la creación del Servicio de Biodiversidad  y Áreas Protegidas, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, considerando que Chile tiene cerca del 18% de su territorio en condición de áreas protegidas.
En la Región, los esfuerzos se centraron en la reciente declaración como Reserva de la Biosfera del Corredor Biológico de Nevados de Chillán, pero también en la protección de los humedales y de las lagunas urbanas como las tres existentes en Concepción y las dos  que  hay en San Pedro de la Paz; la preservación de algunas especies en riesgo de extinción como el zorro de Darwin, que habita la cordillera de Nahuelbuta, y del huemul, en la zona de los Nevados de Chillán.
“El Estado tiene un rol que cumplir y vamos a trabajar aportando ideas, buscando caminos de consenso e interactuando con las comunidades, especialmente en aquellos proyectos que se insertan en áreas protegidas o en sus proximidades”, precisa.
Navarrete valora también el aporte que hace el sector privado, incorporando voluntariamente a sus procesos exigentes certificaciones como el Forest Stewardship  Council FSC, en el manejo de las plantaciones y operaciones forestales; el uso de fuentes de agua y  su relación con las comunidades autóctonas. Agrega que otros ejemplos se dan en el tema del uso eficiente de la energía;   limitaciones en el empleo de productos químicos, a las que se suman  las certificaciones  ambientales más conocidas como la ISO 14001, que son las que se imponen en las naciones más desarrolladas del mundo.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES