Peeling químico, para un rostro luminoso y con menos imperfecciones

Rejuvenecimiento facial, eliminación de manchas y de líneas de expresión, y atenuación de arrugas y marcas de acné son algunos de los resultados de este tratamiento, eficaz y muy seguro, que ofrece Skin Center.

Su atención personalizada, un staff de profesionales de primer nivel, sus competitivos precios y el mantenerse a la vanguardia en materia de tecnología y equipamiento, han consolidado a la clínica dermoestética Skin Center como líder en bienestar y belleza en el Gran Concepción.

Entre la amplia gama de tratamientos estéticos y dermoestéticos que ofrece, destaca el peeling químico, procedimiento facial no invasivo que busca que el paciente vuelva a lucir una piel luminosa y con menos imperfecciones por medio de la renovación celular. “Este tratamiento consiste en exfoliar el rostro del paciente con una sustancia ácida que destruye las capas más superficiales. Con ello, y gracias a la capacidad regenerativa de la piel, se da paso a una piel nueva, de color más uniforme, brillante y con menos manchas o líneas de expresión”, explica Mariana Velásquez, kinesióloga de Skin Center.

Mariana Velásquez, kinesióloga de Skin Center.

Un peeling para cada necesidad

Una de las ventajas de este tratamiento, versus el peeling mecánico (microdermoabrasión), es que permite usar diferentes sustancias químicas para solucionar de manera específica distintos requerimientos de la piel. “El tipo de ácido se escoge tras una detallada evaluación de la piel y de las necesidades del paciente. Por ejemplo, elegiremos un tensor químico, como el ácido mandélico, para corregir líneas de expresión o rejuvenecer el rostro; un sebo-regulador, como el ácido azelaico, para pieles más grasas, o el Yellow Peel, para eliminar manchas”, detalla la kinesióloga.

Añade que lo mejor de este procedimiento es que permite tratar en la misma sesión más de una alteración a la vez, optimizando los resultados.

El paso a paso del peeling químico

La profesional recalca que otoño e invierno son las mejores épocas para efectuar este tratamiento, pues se minimizan los riesgos de reacciones adversas por exposición al sol, garantizando la recuperación de la piel de forma segura.

Agrega que antes de realizar el peeling, lo ideal es preparar la piel con una limpieza facial profunda, pues al estar libre de impurezas y exceso de oleosidad los productos penetrarán de manera más uniforme, y actuarán más eficientemente. Además, al menos tres días antes del tratamiento debe suspenderse el uso de productos tópicos con retinol.

“Todo comienza con la evaluación del paciente, que en nuestra clínica es gratuita. Le explicamos el procedimiento y los cuidados pre y post peeling que debe tener. Discutimos los resultados que espera obtener, qué zonas del rostro quiere mejorar y, según eso, elegimos el mejor producto a utilizar en su caso”, explica.

La sesión inicia limpiando el rostro del paciente para retirar maquillaje o cremas, y dejarlo libre de residuos. Luego, se aplica una loción equilibrante del pH de la piel para llevarla a un pH fisiológico, que permita que el nivel de acidez de los productos sea el correcto para todos los pacientes, independiente de su tipo de piel.

Después, y según las necesidades de cada persona, se aplican los ácidos, que son específicos para cada necesidad, y que se administran en zonas determinadas y con tiempos de exposición particulares en cada caso. “Durante el tratamiento, en que los pacientes solo sienten un picor o ardor leve, lo que buscamos es obtener un eritema (inflamación) uniforme y controlado. Cuando se logra, retiramos el ácido, neutralizándolo con agua para evitar que siga irritando la piel. Ya con el rostro limpio, aplicamos una loción calmante, regeneradora y nutritiva, o alguna mascarilla descongestiva si la piel quedó muy irritada o si la sensación de ardor persiste. La sesión termina con la aplicación de protector solar FPS 50+”.

Así, el paciente puede volver a su casa, donde observará que la piel de su rostro se muestra enrojecida, síntoma que puede estar acompañado de sensación de ardor. En los días siguientes, en tanto, se presentará la descamación de la piel, cuya duración dependerá de la profundidad y concentración del peeling usado, y de la sensibilidad de su piel.

“Es importante que la persona use rigurosamente el protector solar, y favorezca la hidratación de la piel con cremas hidratantes, que también ayudarán a aliviar la descamación”, recomienda Mariana Velásquez, quien puntualiza que los buenos resultados del tratamiento harán olvidar estas molestias transitorias.

“Se trata de un procedimiento eficaz y muy seguro, que no presenta contraindicaciones, excepto para quienes sean alérgicos a algún componente de las sustancias utilizadas, o para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia (cuando la piel se torna más fotosensible). Además, en Skin Center se realiza con productos de la más alta calidad, de la línea Simildiet, certificados por el ISP”, enfatiza.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES