Perales: El emporio de las delikatessen

perales_bio5014Siguiendo las tendencias de los nuevos negocios europeos, Perales apuesta por dos conceptos fundamentales: atender bien y valorar el tiempo del cliente.
Perales es algo así como la casa de chocolate del cuento. Es prácticamente imposible salir de ahí sin alguna de sus delikatessen en la mano, ya que es un negocio experto en tentaciones para disfrutar y regalar. Visitarlo es en sí una aventura que abre una ventana a los sabores del mundo e incita a atreverse con mezclas exóticas, o bien, a probar las más nobles recetas tradicionales.
Ubicado en el acceso a Lomas de San Andrés, Perales abrió sus puertas hace un año. Su propietaria, Mery Pareschi Loader, y el administrador, Róbinson Salvo Rifo, comentan que en sus inicios era un negocio como cualquier otro, situado en un punto estratégico de un sector densamente poblado, pero al correr de los meses definieron su concepto. “Siempre quisimos que Perales fuera una negocio bien atendido y donde el cliente encontrara de todo un poco; pero luego nos fuimos dando cuenta de la importancia de tener algunos productos que en el comercio en general no están. Fuimos osados, comenzamos a averiguar y hoy nos distinguimos por tener góndolas de los mejores productos extranjeros, con una variedad de vinos, chocolates, salsas o condimentos  para que el cliente pueda conocer de tendencias y educar su paladar”, explica Mery Pareschi Loader.
Sin embargo, la sección que llena de orgullo al local es su panadería y pastelería, que reserva la tradición a la antigua usanza española. “Nuestros pasteles, tortas y dulces en general son elaborados con ingredientes  naturales por lo que son más sanos y sabrosos como los hechos en casa, pero con sabores diferentes, como por ejemplo queque de plátano, zanahoria y miel, higo o peras. Varían según la temporada, pues para fin de año se prioriza el pan de almendra y nueces; en septiembre las empanadas elaboradas a diario con carne de primera calidad, alfajores, empanadas de frutos secos; y las tentaciones de siempre para los clientes light pasteles de yogurt y frutas de la estación”.
Lo que más destaca el administrador Róbinson Salvo es que en ninguno de sus productos utiliza esencias, colorantes artificiales ni preservantes, de manera de fomentar el consumo de pasteles sanos. En ese sentido trabajan “a la antigua”, porque no están dispuestos a tranzar en la calidad: imponentes, naturales, pero vanguardistas con presentaciones originales y atractivas. Su pastelería en general se caracteriza por tener un estilo innovador que no pasa inadvertido y aporta una cuota de excentricismo a cualquier celebración.
Los vinos y licores también tienen una fuerte presencia en Perales. “Tenemos vinos para todos los gustos y de todos los precios. Nosotros somos muy conscientes de los nuevos hábitos de consumo, por eso estamos muy informados de lo que podemos ofrecer y recomendar a nuestros clientes y, de la misma manera,  estamos siempre muy alerta a lo que lo que ellos nos aconsejan, pues aquí hay un público que sabe bastante de  vinos”, señaló Róbinson Salvo.

UNA TENDENCIA

En Europa, a diferencia de Estados Unidos y esta parte de América, hay una tendencia a dejar los megamercados y los clientes se acercan más a negocios especializados. Ésa es la apuesta de Perales también, ya que reconocen que el tiempo es un valor muy importante para sus clientes. Por eso en el local hay una disposición en las góndolas, para que la persona encuentre lo que busca rápidamente y además un surtido variadísimo. “Tenemos desde condimentos tailandeses o chocolates belgas a cosas tan cotidianas como leche o papel higiénico. Es una mezcla rara quizás, pero funciona muy bien”, describe la propietaria, agregando que la fortaleza de su negocio es la atención personalizada.
Pasaje 2, acceso a Fundo Las Monjas, Teléfono 2461307.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES