Piel bella y sin manchas | Tratamientos Despigmentantes en Skin Center

Ya sea con peelings químicos o con el uso de un láser de última generación, en Skin Center están preparados para entregar a sus pacientes las soluciones más seguras y efectivas para la remoción de manchas en la piel.

Para muchos, el rostro es el espejo del alma. Refleja nuestro carácter, y también nuestro estado de ánimo y de salud. Sin embargo, no siempre es posible mantenerlo terso y sin imperfecciones, pues el efecto del sol, los cambios hormonales, algunos medicamentos y hasta el paso de los años van dejando en nuestra piel manchas oscuras que nos acomplejan, “pero que hoy se pueden eliminar”, afirma la kinesióloga de Skin Center, Mariana Velásquez.

Agrega que justamente la temporada otoño-invierno es la mejor época para realizarse tratamientos despigmentantes, pues la menor exposición al sol optimiza los resultados y favorece la recuperación de la piel de forma segura.

“Es importante saber que existen diferentes tipos de manchas en la piel, y que las personas pueden presentar varios al mismo tiempo, los que son tratados con diferentes técnicas dermocosméticas”. Es por ello, dice la profesional, que en Skin Center recomiendan que antes de tratar el problema, el paciente sea evaluado por un dermatólogo. “Para nosotros, como clínica, es fundamental realizar los tratamientos de forma segura. Por ello, nuestra primera recomendación es partir por una consulta dermatológica que definirá de qué tipo de mancha se trata y cuál es su mejor tratamiento. Incluso, podría detectar si es signo de una patología más grave, como cáncer de piel”.

Tipos de manchas y tratamiento

Mariana Velásquez detalla que las manchas que más frecuentemente se ven son los léntigos, los melasmas y las pigmentaciones post inflamatorias. Los primeros serían manchas cutáneas planas, de forma definida y color marrón, que aparecen con la edad en las capas más superficiales de la piel, y que se originarían en quemaduras solares de la infancia o adolescencia, o por la exposición solar crónica.

Los melasmas, en tanto, son hiperpigmentaciones que aparecen en el rostro, especialmente en mejillas, dorso de la nariz, frente y bozo. Son más frecuentes en mujeres, sobre todo en embarazadas, y surgen como respuesta a cambios hormonales, la edad o predisposición familiar, aunque también la exposición a los rayos UV puede desencadenar o agravar su aparición.

Finalmente, las manchas post inflamatorias aparecen en cualquier tipo de piel y suelen quedar después de haber sufrido alguna clase de irritación, como erupciones, lesiones o un brote acneico. “Uno de los procedimientos más populares para combatir este tipo de mancha es el peeling químico, que consiste en aplicar en la piel sustancias ácidas que ‘destruyen’ sus capas superficiales (…) Esta técnica apunta a la capacidad de la piel de regenerarse, a lo que se suma el efecto de ciertos principios activos con propiedades despigmentantes, contenidos en los productos utilizados en este procedimiento”. De hecho, para acentuar el efecto de esos compuestos, es ideal preparar la piel con una limpieza facial profunda que la libere de impurezas y exceso de oleosidad, y permita que el producto penetre de mejor manera.

La profesional añade que una de las principales ventajas de este tratamiento es que, al mismo tiempo que se tratan las manchas, se pueden atacar los signos de envejecimiento o combatir la piel grasa, combinando para ello diferentes ácidos.

La segunda alternativa es la despigmentación con láser, la que en Skin Center se realiza con el moderno Spectra XT, de Lutronic. “Se trata de un láser Neodimio-Yag (Nd-Yag), Q-Switch que, por sus características técnicas y las longitudes de onda a las que permite trabajar, es hoy lo más efectivo para eliminar tanto manchas epidérmicas como dérmicas”.

En el caso de los léntigos, una sola sesión con láser puede bastar para eliminarlos, y solo restará una cita de control para evaluar el resultado y ver la necesidad de repasar algún borde. “Después del tratamiento la piel queda sana y lisa, pudiendo presentar sólo una apariencia más ‘rosada’, la que poco después volverá al tono normal”.

La despigmentación de melasmas, en cambio, por tratarse de manchas más profundas puede ser un proceso más lento, pero igual de efectivo, necesitándose en promedio unas 10 sesiones con láser de baja energía para que desaparezca o se atenúe tanto que ya no se note.

Sea cual sea el tratamiento escogido para despigmentar la piel, tras su aplicación será indispensable la fotoprotección. “Los pacientes con tendencia a generar manchas siempre estarán en riesgo de que reaparezcan, por lo que deben usar protector solar factor 50 durante todo el año”, recomienda la profesional.

“Sea cual sea el tipo de mancha, en Skin Center estamos preparados para entregar a los pacientes la mejor solución para su eliminación o atenuación, de la mano de tratamientos de última generación, profesionales altamente capacitadas para ejecutarlos, y equipamiento y productos de la más alta gama”, detalla Mariana Velásquez.

 

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES