Pionera desde hace 46 años: Cidere Biobio marca rumbos en RS

Desarrolla innovadoras iniciativas que benefician a familias carenciadas de la Región del Biobío, en emprendimiento, capacitación y creación de fuentes laborales.

Continuar con innovadores proyectos de emprendimiento en las áreas agrícola, de pesca, biotecnología, biocombustibles y la producción de cerveza artesanal con sabores son los nuevos desafíos de la Corporación Industrial para el Desarrollo Regional del Biobío (Cidere Biobio).
La entidad privada, con 46 años de existencia y conformada por 42 empresas, es pionera en Chile en aplicar desde su fundación el concepto de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), lo que se manifiesta en  la generación  de nuevas oportunidades de empleo y programas de capacitación gratuita para los sectores más modestos de la zona. Así lo destaca su presidente Jorge Serón Ferré, con motivo de la XLV Asamblea Anual de la entidad.
En la oportunidad se eligió el nuevo Directorio, que quedó integrado por Jorge Serón, Gerente Forestal de  Celco S.A;  Iván  Flores, Gerente General de la Compañía Siderúrgica Huachipato; Javier Vera, Vicerrector de la Universidad San Sebastián; Luis Gómez, Gerente Zonal Concepción de CGE Distribución; Cristián Johnson, Administrador de Asmar; Germán Blümel, Gerente de Cementos Bio Bio S.A.; Gloria Carrasco, Gerente de Midas-Educa; Christian Rauld, Gerente General Diario El Sur S.A; y Pedro Ramírez, Gerente Zonal Sur Achs.

Pioneros en RS

“El concepto de RS no se aplicaba en Chile y el gran mérito de los visionarios que fundaron Cidere Biobio es haberlo incorporado, entendiendo que su responsabilidad  iba más allá de lo que sucedía en sus industrias”, enfatiza Serón. Agrega que ello se tradujo en innovadores proyectos de emprendimiento con la incorporación de 114 tecnologías y rubros no desarrollados en la zona. Entre ellos menciona el uso productivo de desechos industriales y campañas emblemáticas como el incentivo para la recolección masiva de la rosa mosqueta por miles de familias campesinas, garantizándoles mercados y precios adecuados.
Y el  balance, dice, no puede ser más auspicioso, ya que se han formado 91 microempresas industriales y 52 agrícolas. En todas ellas ha sido importante la creatividad de los pequeños empresarios beneficiados y un programa de 52 capacitaciones gratuitas en 37 oficios, la última de las cuales estuvo dirigida a formar 20 conserjes en Concepción.

Sello propio

“Todo ello se ha hecho con el sello de calidad de Cidere Biobio, aplicando una metodología clara y eficiente de trabajo para favorecer a los sectores más carenciados y sin competencias de la Región del Biobío, que es la gran fortaleza y lo relevante en esta labor de  46 estos años”, precisa Serón.
Otro factor importante, explica, es la capacidad que han tenido todos los directorios de la entidad para traspasar los principios fundacionales.
Destaca también que diez empresas asociadas integran la mesa de Responsabilidad Social que propone iniciativas en el área de educación, compromiso con la comunidad y el medioambiente, calidad de vida laboral y ética empresarial.

Los énfasis 2011

Serón explica que este año  están desarrollando importantes proyectos en el sector agrícola con cultivos de nuevas plantas orientadas al uso medicinal y nutricional, entre ellas el Huacatay, que es muy usado en la gastronomía peruana como condimento aromático para diversas preparaciones.
Otra iniciativa es la generación de nuevas oportunidades  en el área de los biocombustibles para obtener bioenergía, a partir de microalgas. “La  idea es incorporar a miles de pequeños agricultores que tienen estanques y darle un uso productivo a las algas que se generan cuando el agua no se oxigena “, precisa. Además, está el cultivo de pejerreyes de agua dulce de manera artificial, en los mismos lugares donde residen.

Reconocimiento Internacional

Para Serón, un claro reconocimiento a la labor y trayectoria de Cidere Biobio es el mandato que recibieron del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para administrar un pionero programa en la Provincia de Arauco, destinado a generar emprendimientos para modestas familias en rubros tan variados como pesca, agricultura y servicios con un financiamiento de 6 millones de dólares.
“El BID consideró que teníamos la experiencia y estatura para llevarlo adelante con la seriedad y la responsabilidad de que los fondos asignados serían bien administrados y con mucha eficiencia en sus resultados sociales”, destaca.
Jorge Serón expresa que siente una profunda satisfacción como presidente de la Corporación. “Uno llega desinteresadamente a colaborar en iniciativas innovadores que apuntan a un fin social espectacular y mi intención es seguir haciéndolo desde cualquier cargo”, manifiesta.
 

Reconocimiento a Asmar-Talcahuano

En esta ocasión, el premio Cidere Biobio: “Responsabilidad Social Corporativa” que se otorga desde hace seis años y que define un jurado externo, fue otorgado a la planta Asmar-Talcahuano.
Para el administrador de Asmar, capitán de navío Cristián Johnson Aranda,  tal distinción es un justo reconocimiento porque se han preocupado del bienestar de sus funcionarios y sus familias, y de acciones en favor de Talcahuano, dice.
“Nuestro personal, tras el 27-F, no sólo se dedicó a reparar el astillero, sino también a construir casas para los damnificados. Además a 1.200 trabajadores eventuales les mantuvimos su fuente laboral y apoyamos su ubicación en otras actividades”, precisa.
El alto oficial  destaca, también, el diseño y construcción en Asmar-Talcahuano de la cápsula Fénix, para rescatar a los 33 mineros atrapados en la mina San José, en Copiapó, entre otras acciones hacia la comunidad.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES