POLÍTICA CHILENA: UN CONJUNTO VACÍO

contreras
Prof. Dr. Marcelo Contreras Hauser. Master y Dr. en Derecho y Ciencias Políticas y Sociología.

Ya en la universidad, como alumno, recibí las enseñanzas de magníficos profesores del área algebraica, quienes desde siempre nos hicieron saber que un conjunto vacío -en la Teoría de Conjuntos- era lo mismo que uno que carece de elementos.

Observando el mapa político chileno actual, nos encontramos en fase similar: carecemos de elementos que nos permitan un dibujo sociopolítico de mínima seriedad.

Pareciera ser que la carrera presidencial en primera vuelta la lidera y conduce un solo candidato. Por cierto, esto no quiere significar que no pueda existir un resultado sorpresivo para una segunda vuelta. Pero, que es difícil, sencillamente es muy difícil, porque la distancia actual entre el primero y los demás es tan grande, que para bien o para mal, hasta el momento ha ido generando una cierta consciencia electoral extraordinariamente positiva para quien marcha en ese primerísimo lugar.

En palabras del maestro Pedro -chofer y hombre orquesta del muy querido doctor Gonzalo Fernández Guerra, avecindado por décadas en la ciudad de Temuco- “se han visto chanchos cargando adobe”. Con ello queremos decir que siempre en un hecho político puede ocurrir cualquier cosa o, como diría el siútico, una variable interviniente no considerada.

La situación es que, hasta este momento, la lucha política ha estado fome en solemnidad. Ese primer jinete ha sacado muchísimos cuerpos de ventaja a quien le sigue, dibujando a su paso con absoluta comodidad la estampa de un ganador. Resulta hasta vergonzoso el inmenso tramo que le separa de sus eventuales adversarios, y sin palabras respecto del lote que se ubica en el último tramo de los postulantes.

Es también vergonzoso observar en el mapa electoral chileno la ambiciosa cantidad de postulantes a los diversos cargos políticos que ofrecen alguna remuneración a sus interesados. Al respecto nos situamos encabezando el lote de quienes rebajaríamos en un 50 por ciento al menos las dietas parlamentarias. Confirmamos que el 50 por ciento  lo encontramos poco para lo que se hace en la actividad política profesional. Por ende, nos parecen escandalosas las retribuciones económicas que reciben quienes hacen de la política su profesión.

Mientras tanto, y hasta el minuto en que se lleve a cabo la elección, este país sirve de eco publicitario a ese filme que se titulaba El jinete sin cabeza, puesto que se observa una nación que transita a tumbos, en que cada autoridad o no autoridad hace más bien lo que se le viene en gana y en que de manera absolutamente antidemocrática pareciera ser que hay una sola voz que jamás se equivoca y que navegando en un infinito océano de complacencias personales, desautoriza a la mayoría del pueblo, disconforme con la actitud de auto aplauso permanente e inexplicable por la que opta.

Tal vez los ecos continuamente huracanados que nos llegan del norte, así como las tragedias sin razón que dan cuenta de las más viles acciones humanas nos hagan volver a la realidad  sin ulterior continuo de errores y desgracias.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES