Preocupados y ocupados por el medio ambiente Bruno Fritsch midió su huella de carbono

El cambio de combustible en la caldera de los hornos de pintura en la planta de desabolladura fue una de las primeras medidas adoptadas por la empresa automotriz tras dicho proceso.

La empresa Bruno Fritsch, creada hace 35 años en Concepción con el nombre de Autofrance, orientó su política de Responsabilidad Social Empresarial hacia el cuidado del medioambiente, y por ello se convirtió en la primera compañía del rubro en el país en medir su Huella de Carbono y en eliminar el uso del petróleo en los hornos de pintura de la sección desabolladura y reemplazarlo por gas natural.
La medición de la Huella de Carbono fue realizada por PTH Grupo Ambiental, una empresa de la Región del Biobío, que revisó cada uno de los procesos involucrados en la comercialización de los productos y servicios entregados por Bruno Fritsch en sus 30 locales de ventas y servicios.
“La variable del cambio climático está siendo internalizada por nuestro personal, tanto en Concepción como en Santiago, y nuestras acciones en el plano medioambiental forman parte de nuestra política de responsabilidad social”, comenta Cristián Escobedo Klein, gerente comercial de Bruno Fritsch en Concepción.
Tras recibir el informe de la medición de la Huella de Carbono, los directivos pusieron en práctica las recomendaciones para disminuir el impacto de sus actividades, incluido el cambio de combustible en los sistemas de los hornos de pintura.
Escobedo comentó que contar con un combustible seguro, eficiente y limpio les llamó la atención de inmediato, “más cuando nuestro propósito dentro de este año es mejorar nuestros procesos y nuestro servicio hacia los clientes, pero siendo una empresa amigable con el medio ambiente, por lo que la primera medida fue decidirnos a cambiar el combustible que utilizamos en nuestros hornos de la planta de desabolladura y pintura que está ubicada en pleno Barrio Cívico de la ciudad por otro más limpio”.
El argumento es que la limpieza de este hidrocarburo combinada con los equipos de alta eficiencia que utiliza este combustible ayudan a reducir las emisiones que producen la contaminación del aire y la lluvia ácida. En la práctica, las evacuaciones de CO2 se reducen en 20 a 30 por ciento al dejar de lado combustibles como la gasolina o el diesel.
Recordó que el propósito final de estos esfuerzos es mostrar que no sólo están preocupados de cuidar el medioambiente, sino que están ocupados haciendo algo por él. “Queremos planificar de mejor manera y aportar con una conducta responsable al cuidado del entorno”, expresa.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES