PROYECCIONES 2016: Buen año para adquirir un bien raíz

Si bien se prevé que en el segundo semestre la tasa de desempleo se verá afectada por la baja en la demanda de mano de obra, producto de la menor cantidad de proyectos inmobiliarios en construcción, éste es un excelente año para concretar la compra de una vivienda, ya sea para habitar o como inversión.

 
Con el nuevo escenario, producto de la Reforma Tributaria, el 2016 se prevé aún con altos y bajos. El último Índice de la Actividad de Construcción Regional (INACOR) muestra que el nivel de inversión en la zona ha bajado notoriamente. De hecho, los mayores niveles de inversión regional se registraron el 2010, posterremoto, cuando hubo mucha inversión fiscal y privada en reconstruir, pero ahora a nivel nacional y en la Región, en particular, estos índices han mostrado una importante caída.

Esto es determinante ya que es la inversión la que genera la capacidad productiva de las zonas, por lo que si no hay inversión, no hay aumento de productividad. En el sector inmobiliario, por ejemplo, producto de la incertidumbre se pararon muchos proyectos, esperando a ver qué pasaba. Ahora que el panorama está claro, las empresas ya saben cuánto pueden arriesgar, y han comenzado a jugar con sus niveles de riesgo, decidiendo si se confía en los ciclos -que indican que dentro de tres o cuatro años la situación va a volver a estar bien-, si mantienen la cautela y van construyendo poco a poco, si elaboran proyectos que involucren menos unidades o si, simplemente, se cambian de segmento de precio y se van al más masivo. Es el momento de tomar decisiones para los empresarios del sector.Sin título-2

Otro aspecto que se va a ver afectado la segunda mitad de este año es la cifra de desempleo, que vendrá aparejada con la menor inversión inmobiliaria. Esto porque la tasa a la que se están sacando nuevos proyectos es menor; de hecho, el segundo semestre del año pasado ya hubo una disminución importante de solicitudes de permisos de edificación, lo que era evidente pues las empresas sabían que sólo lo que estuviera con permiso municipal y que alcanzara a terminarse para el 31 de diciembre de 2016 se haría; si no, era mejor postergarlo. Asimismo, se ha visto que los proyectos que se están desarrollando conllevan menor cantidad de unidades, para requerir menos mano de obra.

Sin embargo, para los compradores e inversionistas éste podría ser un muy buen año para concretar la adquisición de un bien raíz sin el temido “efecto IVA”. Por lo que el llamado es a aprovechar esta extensión en el gravamen del IVA a las viviendas. Además, dada la situación actual, es esperable que los bancos sigan la tendencia de flexibilizar las condiciones de crédito hipotecario para captar una mayor participación de mercado, prestando hasta el 90 por ciento del precio de la vivienda, a lo que se suma que las tasas de interés de este tipo de créditos no han subido, lo que, en la práctica, favorecerá aún más la decisión de compra.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES