Puertos de Talcahuano y sus concesionarios consolidan infraestructura y gestión de sus terminales

Avances y consolidación de proyectos de reconstrucción en los puertos que administra, sumado al trabajo conjunto con entidades público-privadas para mejorar la conectividad vial, portuaria y marítima, forman parte de la agenda que la empresa promueve para fortalecer sus terminales.

Una etapa donde se han concretado significativos avances en reconstrucción de infraestructura y en el trabajo conjunto con la comunidad social y portuaria vive actualmente Puertos de Talcahuano que, a 21 años desde su constitución como empresa autónoma del Estado, se erige como un activo e influyente protagonista del sistema portuario nacional, a través de la administración de las concesiones operadas por San Vicente Terminal Internacional (SVTI) y Talcahuano Terminal Portuario (TTP).

“Entendemos que nuestro quehacer tiene un impacto en el territorio y, por ello, nos ocupamos de mantener un diálogo fluido con nuestros grupos de interés para promover una actividad portuaria sostenible”, explica Consuelo Raby, Presidenta del Directorio de Puertos de Talcahuano.

Agrega que la política de sostenibilidad de la empresa potencia la relación con su entorno a través de instancias formales, como el Consejo de Coordinación Ciudad Puerto, el Comité de Coordinación de Servicios Públicos y la Comunidad Logística de Talcahuano (Comlog). “Con ellos, trabajamos mancomunadamente por la eficiencia del sistema portuario, por el relacionamiento comunitario y por impulsar coordinadamente soluciones en infraestructura pública”, añade Consuelo Raby, quien además preside el Comité de Sostenibilidad de Puertos de Talcahuano.

San Vicente con estándar mundial

2018 fue para Puertos de Talcahuano el año donde se concretaron los proyectos de la etapa de reconstrucción de infraestructura, a raíz de los daños que el terremoto y maremoto del 2010 causaron en los puertos de Talcahuano y de San Vicente. El año pasado se materializó la reparación y ampliación de los sitios 2 y 3 de su frente de atraque, obras que según enfatiza el Gerente General de Puertos de Talcahuano, Rodrigo Monsalve, se realizaron manteniendo la continuidad de la transferencia de carga en sus instalaciones. A lo anterior, se suman las obras de ampliación de los sitios 4 y 5, inauguradas en el 2016.

La recuperación de los sitios de atraque más otras obras adicionales significaron una inversión de 80 millones de dólares (por concepto de seguros), que fueron aportados en partes iguales por la empresa portuaria y por el concesionario. Además, se contempló un plan de ampliación de SVTI que implicó otros 40 millones de dólares.

Arturo Morello, Pablo Passeron y Carlos Aránguiz.

Rodrigo Monsalve explica que tras la culminación de dichas obras, el terminal de San Vicente quedó habilitado para recibir naves Post Panamax, con un calado de 14 metros, condición que lo ubica en el estándar de los puertos más competitivos del mundo. Más aún tras la adquisición por parte del concesionario de dos grúas Ship to Shore (STS) -en operación desde abril- con un alcance de 23 filas de ancho.  Estas, además de mejorar la eficiencia del puerto (al aumentar la velocidad de la transferencia de carga), también le permiten atender buques de más de 50 metros de manga.

“Como empresa estamos mandatados a velar para que la infraestructura de nuestros puertos responda a las necesidades del comercio internacional, pero además, nuestra función es darles valor para que en los próximos procesos de licitación las ofertas que se reciban sean las más beneficiosas para el Estado de Chile”, sentencia Rodrigo Monsalve.

Talcahuano Puerto de cargas especiales

Desde su puesta en operación pos- terremoto, el Puerto de Talcahuano -operado por Talcahuano Terminal Portuario (TTP)- centró su quehacer en la atracción de nuevas cargas. Rodrigo Monsalve destaca que esa estrategia implementada por el concesionario se complementa con la diversificación de servicios, que incluyen almacenamiento y reparación de contenedores, atención y descarga de naves pesqueras y atención de cruceros, entre otros negocios.

Importante ha sido también la implementación de un varadero para pesqueros artesanales que no contaban con este servicio en Talcahuano. “Dado que sus ejecutivos han sido creativos en la búsqueda nuevos negocios, Talcahuano Terminal Portuario está camino a consolidarse como un puerto de cargas especiales, lo que se ha traducido en que haya superado en el 2018 las 400 mil toneladas de transferencia al año”, añade Rodrigo Monsalve.   

Conexión Puerto San Vicente-Ruta Interportuaria

“La relación con autoridades e instancias formales tanto de la comunidad como de la cadena logística son fundamentales para la coordinación y entendimiento macro de los desafíos que tenemos como integrantes de un sistema portuario regional”, manifiesta Consuelo Raby. Entre estas instancias destaca el Consejo de Coordinación Ciudad Puerto de Talcahuano que, en 2018, modificó su gobernanza, con lo que pasó a estar presidido por el Intendente del Biobío y sumó a los seremis de Obras Públicas y de Transportes y Telecomunicaciones, complementando así la mesa formada por el Alcalde de Talcahuano y Puertos de Talcahuano, que actúa como secretaría ejecutiva.

Javier Valderrama, Carlos Aránguiz, Rodrigo Monsalve, Gonzalo Fuentes, Rodrigo Vidal y Guacolda Vargas.

Dado que el objetivo de este Consejo es el desarrollo armónico de la relación ciudad-puerto, Rodrigo Monsalve destacó el proyecto Conexión Puerto San Vicente-Ruta Interportuaria como una iniciativa que favorecerá la competitividad del sistema portuario regional y la calidad de vida de la comunidad, al desviar los camiones de las zonas residenciales de Talcahuano y comunas aledañas.

“En el marco de un acuerdo con Vialidad, nuestra empresa financió un estudio de actualización de demanda, que mostró la positiva rentabilidad social del proyecto validado por el Ministerio de Desarrollo Social, con lo cual durante 2018, el MOP asignó 950 millones de pesos para su fase de ingeniería, actualmente en ejecución, que finalizará en el segundo semestre del 2020”, explica el Gerente General.

Además, Monsalve señala que en la agenda del Consejo, la accesibilidad inmediata al Puerto de San Vicente ha sido una de sus líneas de acción priorizadas. En esta tarea también participan Sectra, Serviu, Vialidad, la Municipalidad de Talcahuano y el sector ferroviario, trabajando en proyectos que apuntan a mejorar la seguridad vial y a disminuir la congestión que se produce al ingreso del terminal y que, por defecto, provoca dificultades en el desplazamiento de los vecinos.

El trabajo con Comlog y los servicios públicos

La conectividad ferroviaria y marítima también son oportunidades de mejora por las que Puertos de Talcahuano trabaja con otros actores del sistema portuario, pues son complementarios y estratégicos, por el aumento de carga que requerirá salir por los puertos regionales, con la puesta en operación del proyecto MAPA.

Guacolda Vargas, Gerente de Desarrollo y Sostenibilidad de Puertos de Talcahuano, señala que desde Comlog se ha avanzado en mejoras en la recepción de trenes en el puerto de San Vicente. “En el modo ferroviario hay espacio de crecimiento”, manifiesta la ejecutiva que desde el 2018 preside Comlog, representando a Puertos de Talcahuano. Dicha comunidad está compuesta por 22 empresas y gremios que integran los diferentes eslabones de la logística portuaria.

Vargas agrega que debido a que la mejora continua es el corazón de Comlog, parte de su hoja de ruta se relaciona con avanzar hacia una la logística “sin papeles” y hacia la automatización de procesos. “Ello, porque nuestro sistema portuario debe ser eficiente para atender las necesidades de servicios logísticos de carga de la macrozona sur y del sur de Argentina”, enfatiza.

En el espacio mar están abordándose importantes temas con el Comité Portuario de Coordinación de Servicios Públicos, que integra Puertos de Talcahuano junto a la autoridad marítima, PDI, SAG, Sernapesca, Aduanas y la autoridad sanitaria, entre otros. “El ambiente marítimo debe ser tan eficiente como las vías de ingreso a los puertos, y por eso estamos estudiando alternativas que permitan mejorar la recepción y despacho de las naves en los terminales”, explica.

En cuanto a la vinculación con el medio, desde Comlog están apoyando al Liceo Polivalente de Talcahuano en prácticas laborales y charlas para mejorar empleabilidad. Paralelamente trabajan por desarrollar el capital humano de la industria, mediante cursos de capacitación, como el que este año -con el apoyo de becas otorgadas por Sence-, se podría concretar para que sus participantes obtuvieran licencia habilitante para transporte de carga. Asimismo, el acercamiento de Comlog con los vecinos para que estos conozcan la industria y sus procesos. “Todas estas acciones promueven la sostenibilidad del sistema, favoreciendo la competitividad de los puertos, y el desarrollo armónico de la ciudad de Talcahuano”, finaliza Guacolda Vargas.

 

SIOP 2018

Talcahuano fue el puerto anfitrión del VIII Seminario Internacional de Ingeniería y Operación Portuaria, SIOP 2018. Puertos del Futuro fue el nombre del evento, donde investigadores chilenos y extranjeros expusieron sobre los principales avances mundiales en ingeniería portuaria. La actividad reunió a 500 personas entre ejecutivos de empresas relacionadas, profesionales del área, académicos, estudiantes y autoridades.

 

TALCAHUANO ELEGIDO HOMEPORT

Otro foco del Consejo de Ciudad Puerto es el trabajo con la Mesa de Cruceros de Biobío, junto a Sernatur, Asmar, operador turístico Esquerré, entre otros. Su objetivo es promover a Talcahuano como puerta de entrada a Biobío del turismo de cruceros.

Guacolda Vargas recalca que en 2020, Carriel Sur -distante a 15 minutos del puerto- tendrá estándar de aeropuerto internacional. “Esta característica es valorada por la industria, así como también la coordinación público-privada, los atractivos turísticos y los servicios a la nave”, resalta Guacolda Vargas, quien agrega que debido a esto la naviera francesa Ponant, eligió a Talcahuano como homeport para su temporada de cruceros 2020-2021.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES