¿Qué está fuera de equilibrio?

Seguramente muchos veces ha pensado que la vida que hoy llevamos es cada vez más caótica, y no sólo eso, sino que también, que esa sensación se traduce en sintomatología que afecta el cuerpo y a la mente: cansancio, dolores, angustia, bruxismo, insomnio y otros tantos síntomas que nos alertan de que algo anda mal y de que hay que bajar las revoluciones. Para trabajar en aquellas variables que podrían estar influyendo en esas sensaciones de malestar, es necesario pensar en qué está fuera de equilibrio. Eso se hace identificando las áreas problemáticas: ¿Trabajo en exceso? ¿Demasiadas actividades que lo mantienen corriendo día y noche? ¿Preocupaciones que no ha querido compartir con su entorno?

Luego viene lo más complicado, que es cómo resolverlas. Una idea puede ser planificar un horario pensando en la forma en que lograría tener una semana equilibrada. Pero eso requiere orden y disposición para cumplirlo. Se puede partir haciendo cambios adecuados con sus necesidades como, por ejemplo, decir “no” a algunas tareas o compromisos. También debe atreverse a distribuir responsabilidades. Pida ayuda en las labores en que se vea superado. Quizás le gustaría que sus hijos limpiaran el baño una vez por semana o tal vez necesite pedir en su trabajo algunos viernes libres de un mes. Es posible que no siempre consiga un sí, pero habrá abierto el diálogo y podrá discutir otras opciones.

Lo otro es compartir las preocupaciones con quienes usted crea que puedan ayudarle a resolverlas. Quejarse ante personas ajenas a esa situación podrá servir de desahogo las primeras veces pero, si sigue en esa dinámica, lo único que conseguirá es que su humor vaya decayendo e, incluso, que sus continuos reclamos comiencen a molestar a otros.

Si su estrés ha avanzando tanto que ninguna de estas medidas soluciona su problema, es hora de acudir a un especialista, como su médico o un profesional de la salud mental. En esos casos una adecuada terapia debiera ayudar.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES