Queso Fresco: Un aliado del verano

En tiempos en que las verduras y las frutas son abundantes, y cuando se producen las primeras alzas de temperatura es que dan ganas de comer fresco, liviano y nutritivo. Por cierto, es ahí donde aparece este amigo albo, que en  nuestro castellano de abundancias hemos llamado quesillo, pero que en realidad es un (*) queso fresco, es decir, de elaboración reciente, que no ha sufrido ninguna transformación ni fermentación, salvo la láctica propia del proceso de elaboración.
Sus aportes nutricionales están dados por su bajo nivel de grasas, sólo 14 grs.,  y en el caso de las calorías nos aporta 190 klc; también nos hace una entrega en proteínas de 16 gramos, todos los anteriores por cada 100 grs. de producto total, finalmente, decir que calcio y sodio son los minerales que llegan a nuestro cuerpo con el consumo de este alimento.
Su sabor lo hace amigable con cuanta combinación imaginemos, incluso en postres o helados, aunque la recomendación es evitar la manipulación excesiva o la mezcla abundante que no permita disfrutar su características lácticas y, por cierto, su textura suave.
Lo habitual es que consumamos queso fresco por recomendación médica o en dietas tardías  previas al verano,  que no nos hacen disfrutar su real potencial;  pero si le dedicamos un poquito más de trabajo, podemos sorprendernos con lo bien que puede resultar, por ejemplo, una ensalada de queso fresco y mariscos cocidos, más aceite de oliva, vinagre blanco y albahaca fresca. También puede ser  una buena opción para mezclar con habas cocidas, alcaparras  y tomillo fresco,  a lo cual podemos agregar un  poco de yogurt natural, sal y pimienta recién molida. Para postres también  lo usaremos y  sorprenderemos utilizándolo en trozos pequeños,  mezclados con mermelada de fresas casera, todo acompañado de pequeñas galletas de miel o cubitos de bizcocho natural.
Sea cual sea su opción, siempre se debe considerar que cuando tenemos en frente a un producto de estas sanas características, a las cuales podemos agregar su bajo costo,  el desafío será imaginarse con qué podemos combinar; pensar en qué me gusta o les gusta a los míos. Teniendo este dato, sólo queda animarse a conquistar  la nueva receta, la cual siempre será agradecida por nuestros invitados. 
(*) Definición según reglamento Sanitario de los alimentos chilenos.

gastroNOV-1Ensalada de Queso Fresco (px 4)

INGREDIENTES
Queso fresco 250 grs.
Palta Hass 1 und.
Tomate cocktail 12 und
Pepino ensalada 1 und
Pan molde 2 und
PARA EL DRESSING
Aceite oliva 100 cc
Vinagre balsámico 20 cc 

gastroNOV-2Sandwich de Queso Fresco (px 4)

INGREDIENTES
Queso fresco
Pan molde
Palta
Tomate
Albahaca
Espárragos
Aceite oliva
Sal 
PREPARACIÓN
Estirar el pan molde y hornear hasta que esté crujiente. Lavar verduras y cortar en láminas;  aliñar con sal, aceite de oliva. Disponer las  verduras y el queso fresco en láminas sobre las tostadas hasta formar un sandwich de cinco capas. Servir junto con hojas de albahaca.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES