Rafael Figueroa, Director Regional Sence: “Capacitar es mejor negocio que despedir”

SENCE-PUBLI.jpgUn organismo coordinado para apoyar a las distintas instancias involucradas en el tema de empleabilidad es el SENCE, que en este periodo estimula a aprovechar el escenario para sacar fortalezas e innovar en tiempos de crisis. 
Siempre que se habla de SENCE se entiende Capacitación, pero hoy la institución está para grandes ligas, interviniendo en un tema mayor y actualmente centro de la discusión nacional, el empleo. En este contexto se está desarrollando una intensa agenda laboral a solicitud del Ministerio del Trabajo, a través de una serie de medidas tendientes al logro de dos objetivos en tiempos de crisis: retención del Empleo y contención del mismo, desafío que implica temas que son complejos en nuestro país, horarios de trabajo, remuneración y seguros.
En palabras de Rafael Figueroa Pozo, Director de SENCE Regional, “SENCE está en una etapa de evolución, en instrumentos y técnica para desarrollar este proceso con respuestas prontas, innovación en política pública y compromiso con las empresas y trabajadores, estamos en estrecho y permanente contacto con la Seremi y la Dirección del Trabajo, haciendo y desarrollando una sociedad estratégica con la sociedad civil para enfrentar esta labor que es una tarea país”.
La defensa del empleo es una tarea clave para el Gobierno con la responsabilidad de estructurar una operación de defensa de los puestos de trabajo, para ello existe una batería de instrumentos surgidos de las medidas presidenciales.
En este contexto hoy se encuentra en vigencia el Acuerdo Nacional por el Empleo, la Capacitación y la Protección Laboral, que funciona a través de seis instrumentos: el Incentivo Transitorio para la Retención Laboral y la Capacitación de los trabajadores; Permiso para Capacitación Laboral; Precontrato de Capacitación; Becas MYPE para mujeres Jefas de Hogar; y reconocimiento de Aprendizajes Previos. Figueroa Pozo reconoce que son tiempos difíciles, pero también de oportunidades, ante lo cual el organismo que dirige a nivel regional se muestra moderno y estructurado para asumir el desafío de las políticas de empleo de Gobierno. “Nuestro Servicio asume en plenitud los conceptos de la capacitación y del empleo, en la dinámica del desarrollo económico nacional y regional. Es un contexto que nos ha obligado a modernizarnos y a ajustarnos al escenario cambiante y tremendamente exigente”. A esto se suma ser un servicio que ha innovado en participación y gestión público-privada en los últimos años, a través de experiencias como los Espacios Abiertos, el Consejo Regional de la Capacitación, la Red Observatorio de la Capacitación, “donde desde el diálogo ciudadano hemos construido una forma inclusiva de trabajar”, argumenta.
Calidad, transparencia e innovación son valores que los inspiran y movilizan. Ése es el sello como equipo regional, comenta el Director, quien pretende que el presente año se materializa con un estilo cercano, acogedor y claro. “No tenemos la solución para todo, pero sí queremos que nos sientan como un servicio cercano, que acompaña, acoge y ayuda, donde necesitamos la contribución de las empresas, los alcaldes a través de su oficina municipal de intermediación laboral y los distintos actores del medio local y nacional”.

PERÍODO DE OPORTUNIDADES

La capacitación es una herramienta y no una solución final, que funciona cuando todos los entes actúan coordinados, y que permite retener empleos, así queda de manifiesto en las medidas presidenciales y que la autoridad regional destaca en un ejemplo: “el permiso de capacitación, alternativa al momento en que el empresario se ve obligado a desvincular a un trabajador, que consiste en un permiso para capacitar y que financia hasta con 190 mil pesos a una persona durante cinco meses para que se perfeccione, aprenda algo o potencie sus habilidades, esto hasta que la empresa vuelva a ser competitiva y se mejore el escenario en que se desenvuelve”.
En definitiva, se mejoran algunos instrumentos, como el pago provisional mensual, antiguamente era el 1% que se le pagaba al año siguiente, hoy día es mensual, se capacita, se termina y al mes siguiente se paga o bien el precontrato que se aumenta de dos a cinco meses y así una empresa pueda hacer selección de su personal”, concluyó. “En resumen, capacitar es un mejor negocio que despedir”.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES