Rector Juan Cancino: Su camino para vincular a la UCSC con la región

ucsc-portada-1.jpgProyectarse a la comunidad regional como referente de conocimiento. Ésa ha sido la hoja de ruta de la gestión del Rector Juan Cancino, quien, en su cuarto año liderando esta institución, ha trabajo duro para ordenar los faros del saber que permitirán alcanzar el objetivo principal de la planificación estratégica de la Universidad Católica de la Santísima Concepción. En ella, la vinculación con la región, el perfeccionamiento docente y la investigación también han tenido un desarrollo sustantivo.
Ad portas de la que será su cuarta Cuenta Anual, está el Rector de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC), Dr. Juan Cancino, la primera autoridad de esta Casa de Estudios elegida de una terna, generada por un Comité de Búsqueda, para encabezar la etapa en que la institución buscaría proyectarse hacia la Región como un referente del conocimiento desde una perspectiva cristiana.
El Dr. Cancino -quien acuñó la idea de rescatar la alegría del trabajo bien hecho como el pilar para enfrentar los desafíos de su gestión- se siente absolutamente satisfecho y “agradecido de Dios, del Arzobispado de Concepción y de todos los colaboradores de la institución”, como se preocupa de recalcar, por los avances logrados en materia académica (reforzamiento de la planta docente, perfeccionamiento y la evolución hacia un currículum basado en competencias), en infraestructura (en las 4 provincias de la Región) y en el fortalecimiento de la relación con la sociedad y el entorno.
El trabajo constante por alcanzar estos logros, confiesa, ha sido uno de los factores que ha causado que estos tres años y medio años liderando la UCSC hayan transcurrido de una manera tan rápida . El otro elemento que influye en esta sensación es el apoyo y la participación que su gestión encontró en todos los estamentos de la Universidad. Sin duda que en esto su carácter afable, conciliador y su trato respetuoso deben haber sido fundamentales. Sin embargo, él prefiere atribuirlo al excelente clima interno que existe en el plantel, característica que se ha preocupado de estimular y mantener. “Creo que en este aspecto hemos avanzado mucho, pero siempre es posible seguir avanzando, por ello es que estamos en un proceso de capacitación que involucrará a un alto porcentaje de personas que trabajan con nosotros para potenciar el trabajo en equipo y seguir mejorando las relaciones internas, para que nuestra Universidad sea una gran familia donde todos se respeten y estimulen para desarrollar sus capacidades al máximo nivel”, agrega el Rector Juan Cancino.

LA CIUDAD UNIVERSITARIA

La compra de siete hectáreas aledañas al Campus San Andrés de la UCSC es, según confiesa el Rector Cancino, uno de los hitos que más le han entusiasmado durante su rectoría. “Agradezco a Dios haber estado en la dirección de la Universidad cuando esta compra se concretó, porque si bien no es el resultado directo de mi gestión, sino fruto de la sanidad de nuestros estados financieros, es para mí un hecho muy relevante que permitirá hacer real nuestro anhelo de construir una ciudad universitaria”, explica.
Ahora, con 16 hectáreas – que podrían aumentar a 20 de concretarse la compraventa de otras 4 aledañas al Campus San Andrés, la UCSC podrá seguir desarrollando nuevos proyectos de infraestructura para el plantel, pero también el desarrollo de parques y espacios que serán abiertos a la comunidad.
“El plan maestro ya está terminado y en esta Cuenta Anual daremos a conocer algunas imágenes de cómo soñamos nuestra futura ciudad universitaria”. Sin dar demasiados detalles ni tampoco fechas, el Rector adelanta que entre los planes inmediatos está la construcción de infraestructura deportiva, para estimular la práctica de nuevas disciplinas; también, como un propósito Bicentenario, está la idea de construir un imponente parque central que será un regalo que la UCSC entregará a la Región, pues lo abrirá como un espacio público que estará dotado de áreas verdes, mobiliario urbano y un curso de agua que lo transformará en uno de los lugares al aire libre más atractivos de la intercomuna.

LOS FAROS

Un gran faro que simbolizará las entidades y proyectos que esta Casa de Estudios ha desarrollado o está en espera de materializar para vincularse con la comunidad será el ícono que representará a la ciudad universitaria de la UCSC. La decisión asumida hace algunos años por la institución de proyectarse de una manera concreta hacia la sociedad, a través de “faros de conocimiento” en distintas áreas del saber, motivó una reestructuración del organigrama del plantel y la creación de la Vicerrectoría de Vinculación con la Sociedad, una unidad pensada para mostrar el quehacer universitario, pero también para servir a la Región, objetivo que está inserto dentro de la visión de la UCSC de llegar a ser reconocida como “centro de excelencia en la búsqueda del saber e irradiación de la verdad para el bien de la humanidad”.
“Uno de los elementos que se ha trabajado profundamente en estos años es el servicio que la Universidad está llamada a dar a toda la Región. Ahí hemos reforzado nuestra presencia en las cuatro provincias, particularmente, a través del Instituto Tecnológico UCSC el que, igual que cualquier otra Facultad, depende directamente de la Vicerrectoría Académica”. La única diferencia es que el Instituto oferta carreras cortas, preferentemente técnicas hasta el nivel de ingenierías en ejecución, que permiten a sus alumnos articular estudios, si así lo desean, con carreras propias de la Universidad.
Otra característica de este instituto, que está presente en Talcahuano (ciudad donde se creó la primera sede), Chillán, Los Ángeles y Cañete, es la pertinencia de sus carreras. Todas ellas son dictadas de acuerdo con la realidad productiva de las zonas donde están insertas. Las 4 sedes están en proceso de ampliación de infraestructura, ya sea para el quehacer docente del instituto o, como ocurre en Los Ángeles y Cañete, para la construcción de centros en San Juan de Rarinco y Peleco, respectivamente. Este último, transferido en comodato por el Arzobispado de Concepción para la creación de un Centro de Innovación y Transferencias Tecnológicas Agropecuarias (CITTA), que servirá como centro de práctica para los estudiantes del Instituto Tecnológico de Cañete y, además, para asesorar, capacitar y ser un articulador del desarrollo de las familias campesinas y pequeños propietarios del área agrícola de la provincia de Arauco.

SIEMPRE MIRANDO HACIA EL MAR

Talcahuano fue la ciudad que vio nacer a esta universidad como sede de la Pontificia Universidad Católica. 20 años en esta calidad y un año más como Universidad Católica de la Santísima Concepción trascurrieron teniendo a esta ciudad puerto como base de operaciones del plantel, en la sede ubicada en la calle Prat 88.
“Esta mirada de gratitud con Talcahuano nos llevó a elaborar un megaproyecto que nos atrevemos a decir será uno de los más importantes para nuestra Universidad. Se trata del Centro Regional de Estudios Ambientales, Marítimos, Acuícolas y de Transferencia Tecnológica (CREAMAR), una edificación de más de 3 mil metros cuadrados que ya cuenta con el sello de proyecto Bicentenario”. Elaborado en conjunto con el municipio de Talcahuano, el CREAMAR está en proceso de conseguir financiamiento para los estudios de ingeniería, para luego ser presentado al Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR).
Ubicado junto a la emblemática plaza María Isabel, tendrá como uno de sus principales atractivos un mega acuario “de dimensiones hasta ahora no vistas en Chile”, recalcó, “que servirá para fomentar la educación y el turismo, para mostrar la belleza de los organismos y de los ecosistemas marítimos nacionales, especialmente los de la Región del Bío Bío”, clarificó el Rector Cancino.
Pero el CREAMAR también tendrá espacios para actividades de docencia y capacitación (esta última orientada hacia los pescadores artesanales y a las pequeñas empresas del área marítima) y un área de investigación en materia ambiental marina, borde costero y ambiente acuícola en general.
La UCSC fue la primera en Chile en abrir una carrera del área marítima portuaria. “La relación con el mar motivó la creación de nuestras primeras carreras –junto con Educación y Derecho-. Por eso hoy, cuando hemos explorado otras áreas como la Salud, las Ciencias Sociales y, obviamente, la Teología, no nos olvidamos de esa herencia y seguimos potenciando proyectos en esta materia que han alcanzado un altísimo nivel de desarrollo tecnológico, como la boya oceanográfica, Stella Matutina, ubicada en medio de la Bahía de Concepción, que entrega información relevante para el desarrollo de la acuicultura, para el monitoreo de la Marea Roja y el Calentamiento Global: “Es un resultado alcanzado por investigadores de la Facultad de Ingeniería, tras cinco años de trabajo en el desarrollo de este producto innovador”, cuya tecnología, asegura la máxima autoridad de la UCSC, sólo es asimilable a otros dos instrumentos de este tipo creados en el mundo.
“Todos estos proyectos para fortalecer la presencia y los vínculos de la Universidad Católica de la Santísima Concepción con la sociedad involucran a las tres vicerrectorías, porque hemos reforzado infraestructura, tarea donde se ha involucrado la Vicerrectoría de Asuntos Económicos y Administrativos; logros en lo académico, que depende de la Vicerrectoría Académica, y luego la vinculación y la extensión que reforzamos con la Vicerrectoría de Vinculación con la Sociedad, un ejemplo concreto de cómo el trabajo bien hecho y en equipo nos ha permitido avanzar hacia todos los objetivos propuestos en nuestra Planificación Estratégica”.

La acreditación institucional hasta 2012, el logro de más de un 50% de carreras acreditadas y en proceso de Acreditación, la creación de la Vicerrectoría de Vinculación con la Sociedad, la Facultad de Comunicación, Historia y Ciencias Sociales, el nuevo edificio para la Facultad de Educación, la formalización de Biobarómetro, la creación del Instituto de Doctrina Social de la Iglesia, las Cátedras Cardenal Ruffini, y Cardenal Raúl Silva Henríquez, el énfasis en el perfeccionamiento académico, la capacitación institucional, y el potenciamiento del pre y postgrado, hoy con 25 carreras y 12 programas de magíster, respectivamente; son otros de los logros de este periodo.
A lo anterior, se suma otro logro que es destacado por el Rector Juan Cancino por la importancia nacional que ha alcanzado. Se trata del convenio hecho durante su gestión, con la Asociación Latinoamericana de la Familia (ALAFA), para distribuir en Chile el programa “Aprendiendo a Querer” serie de 12 libros que son material de estudio para estudiantes desde primero básico hasta cuarto medio que educan en la afectividad, el respeto y el trabajo con el prójimo y que, administrado desde el Instituto de Teología, es utilizado por 35 mil estudiantes en todo Chile.

El Centro de Estudios para el Asia Pacífico (CEAP), que surgió asociado a la Facultad de Economía de la UCSC, se vio potenciado, en 2006, con la firma de un convenio entre la Casa de Estudios y la Universidad de Finanzas y Economía del Sudeste de China (SWUFE) para el intercambio docente, el que ya se ha materializado durante estos años. El CEAP busca promover contactos e incentivar el desarrollo comercial “especialmente de pequeños empresarios de la Región”, resalta el Rector Cancino, con las economías del Asia Pacífico. Además potenciará las relaciones a través del idioma, la investigación, la cultura y los postgrados con universidades de esa región del mundo, tal como ya lo hizo con la tercera universidad del área de finanzas más importantes de China.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES