Reserva Nacional Malalcahuello: Destino para las vacaciones ideales

Es un área protegida que, por la diversidad de su paisaje, ofrece al visitante una variedad de panoramas para un descanso seguro. No importa la época del año, esta Reserva sorprende con sus atractivos que invitan a disfrutar de la naturaleza y a entregarse al relax absoluto.

repor-corralco-IMG_4312m Turismo seguro todo el año es lo que promete la Reserva Nacional Malalcahuello. En cualquier estación, esta área protegida, declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco, ofrece panoramas a sus visitantes en sus casi trece mil hectáreas de superficie donde se emplazan volcanes, flora y fauna nativa, un centro de esquí, y donde la belleza y tranquilidad acompañan paso a paso a quienes se animan a recorrer sus senderos rodeados de araucarias milenarias. Porque si hay algo que destacan sus visitantes son las diferentes y entretenidas posibilidades de excursiones a las que invita su decena de senderos que se pueden recorrer caminando, en bicicleta o disfrutando de tranquilos paseos a caballo. La mayoría de ellos no necesita de un entrenamiento especial ni tampoco habilidades específicas para realizarlos (Ver recuadro de excursiones que ofrece Valle Corralco Hotel&Spa). La Reserva Nacional Malalcahuello es administrada por la Corporación Nacional Forestal, Conaf. Las tarifas de entrada, según informa este organismo en su página web, es de mil pesos para adultos y quinientos pesos para niños y adultos mayores. Como toda área declarada patrimonio natural, al estar dentro de ella se deben respetar las normas de las Áreas Silvestres Protegidas. Para conocerlas, puede informarse con los guardaparques del sector, especialmente sobre los lugares habilitados y las recomendaciones para realizar cualquier actividad.

Descanso y relax en Corralco

El único hotel dentro de la Reserva Nacional Malalcahuello es Valle Corralco Hotel&Spa. Está ubicado en la base del volcán Lonquimay, a sólo unos metros de su centro de esquí, que cuenta con 26 pistas, seis andariveles (4 de arrastre y 2 telesillas) y vastos terrenos en campo abierto y fuera de pista. En él hay habilitado un restaurante (El zorro con botas) y una cafetería (1600), además de un rental para quienes necesiten arrendar equipos e indumentaria. El hotel Corralco tiene 5.500 metros construidos. Está categorizado como de cinco estrellas y cuenta con 54 habitaciones, un restaurante, bar, spa, piscina con vista al volcán, gimnasio, sala de cine y salón de convenciones. El hotel ofrece diferentes tipos de excursiones que abarcan amplias zonas de la Reserva y vivir, como aseguran ellos, experiencias inolvidables.

repor-corralcoTrekking_mediano
El cráter Navidad

La actividad volcánica registrada en el sector ha dejado su huella en esta reserva donde se alza el volcán Lonquimay. Sus vistas son buscadas por los veraneantes en la época de buen tiempo, y sus nieves apreciadas por los amantes del deporte blanco durante la temporada invernal. Con sus 2.940 metros de altura, el Lonquimay ofrece panorámicas imponentes durante todo el año. El 25 de diciembre de 1988, este volcán despertó de su descanso de casi cien años, iniciando un ciclo eruptivo que se prolongó por nueve meses. Su actividad “esculpió” un cráter en su ladera norte que fue bautizado como cráter Navidad. Hoy éste es uno de los destinos de las rutas de trekking que se ofertan en la Reserva. Su recorrido debe hacerse acompañado de un guía. repor-corralco-DSC_0751-(1280x848) Pero no sólo turismo de montaña es lo que se encuentra en este hermoso lugar. El río Cautín, cuyo cauce nace y cruza la Reserva Nacional Malalcahuello es un destino apatecido por quienes practican pesca con mosca, y también para quienes gustan de pasear en kayak. El único bike park de La Araucanía está ubicado en Corralco, en la Reserva. Cuenta con un sistema de elevación (telesilla) para alcanzar mayores alturas y así lograr descensos impresionantes a través de una pista habilitada (Consultar valores en Valle Corralco Hotel&Spa). repor-corralco-IMG_4559m

¿Cómo llegar?

La Reserva Nacional Malalcahuello se ubica en la Región de La Araucanía, en las comunas de Lonquimay y Curacautín. El principal acceso es por la Ruta 5, desde Victoria, o Lautaro-Curacautín, y desde allí 30 kilómetros hasta la localidad de Malalcahuello. Es un camino totalmente asfaltado.

Gran parte de la reserva se puede conocer a través de las excursiones organizadas por el Hotel Corralco. Los guías recomiendan usar zapatos o zapatillas de trekking, bloqueador solar, lentes para sol con filtro UV, gorros con visera y ropa adecuada para el clima. Las rutas tienen dificultad baja (pensadas para todo tipo de personas) y media (con subidas y distancias largas que hacen más compleja la actividad). Consultar valores en el hotel.  
-Ruta Araucaria Madre. De baja dificultad, dura una hora y es apta para toda la familia. En el recorrido se pueden conocer las araucarias más antiguas de los valles, que superarían los 1.200 años.
-Ruta Coloradito. Es un trekking para los aventureros que deseen tener una hermosa panorámica del volcán Lonquimay. Es de baja dificultad y tiene una duración de cinco horas.
-Ruta Fundo La Estrella. La caminata se inicia desde Hotel Valle Corralco hasta el Fundo La Estrella. Se recorren los bosques de la Reserva Nacional Malalcahuello, donde se puede apreciar la flora y fauna de la zona. Luego se bordea el río Colorado hasta llegar al salto La Estrella. De baja dificultad, dura tres horas.
-Ruta Sierra del Colorado. Salida desde el Hotel Valle Corralco en dirección hacia Sierra Colorada. Es de fácil ascenso por senderos rodeados de araucarias hasta llegar a la cima. Desde allí se aprecian los increíbles paisajes que rodean a la Reserva.  Dura tres horas y tiene una dificultad media.
-Ruta Laguna Pehuenco. Tres horas dura este recorrido que lleva a internarse en el bosque de araucarias que circunda al Hotel Corralco. Oculta entre la vegetación el visitante podrá apreciar la belleza de la laguna Pehuenco, para luego seguir en ascenso hasta el estero La Plancha.
-Ruta Cráter Navidad. En esta ruta se aprecia el paso de las cenizas y la lava de la ultima erupción del volcán Lonquimay. Es un gran escorial que reúne magia e historia.
-Ruta Lonquimay. El destino es la cima del volcán Lonquimay, a más de dos mil metros de altura. Se hace sólo en días sin lluvia. Su dificultad es media y demora cinco horas.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES