Rolando Reinbach, Cardiólogo: “Debemos cuidar el corazón durante todo el año”

El llamado para los adultos es a tomar conciencia, realizarse chequeos preventivos y cuidarse de los factores de riesgo a fin de evitar enfermedades cardiacas. A los más pequeños, es necesario enseñarles a partir de campañas educativas desarrolladas por la televisión.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades cardiovasculares causan 12 millones de muertes en el mundo cada año, y en Chile, de acuerdo con datos de la misma entidad, una de cada tres muertes se debe a problemas cardiacos.
El cardiólogo Jefe de Unidad Paciente Crítico (UPC) de Clínica Bío Bío y profesor de la Escuela de Medicina de la UdeC, Rolando Reinbach Hofmann, asegura que el corazón puede verse afectado por múltiples patologías, siendo la enfermedad coronaria (obstrucción de las arterias que alimentan al músculo) la más importante por su frecuencia y sus efectos.
Dentro de los factores de riesgo no modificables, la edad es uno de los más relevantes; a mayor edad existe mayor riesgo. Además, es más frecuente en los hombres, porque por un tema hormonal, las mujeres tienen menor peligro de desarrollarla. No obstante, después de la menopausia los riesgos tienden a igualarse entre ambos sexos.
Los factores productores de enfermedades cardiacas calificados como “modificables”,  se relacionan con los malos hábitos de las personas, como el consumo de comida rica en grasa, tabaco o el sedentarismo. Pero también hay algunas patologías crónicas que influyen en sus causas, como la hipertensión arterial, diabetes mellitus y el colesterol con sus variaciones. A los anteriores, se suma el estrés de la vida moderna como un elemento importante, sobre todo, en estos días en que para las personas es casi inherente y normal vivir estresado.
“En la medida que tengamos más de estos factores de riesgo, mayores posibilidades de tener un problema coronario, es decir, si tenemos más de 60 años y sumamos los factores importantes, obviamente hay mayor riesgo”, enfatiza el especialista.

Consejos

El Doctor Reinbach explica que la mejor prevención en los casos de las enfermedades que afectan al corazón son las evaluaciones periódicas. Antes de los 40 años es necesario un chequeo y si en él se encuentra alguna anomalía, el médico indicará la frecuencia con la que se deben continuar los controles. Después de los 40, estos exámenes preventivos son una obligación, más aún si hay antecedentes en la familia.
Después del chequeo, Rolando Reinbach aconseja que lo fundamental es seguir las indicaciones que se entregan a los pacientes y, en caso de dudas, “no vacilar en pedir segundas opiniones”.
“El mensaje es no pensar sólo en agosto en el corazón, sino desde enero a diciembre. Debemos cuidarlo todo el año. La persona debe pensar todo el tiempo en su salud y cuidarla si realmente tiene interés en prolongar su vida, porque como todos tenemos el desenlace asegurado, lo lógico es que éste tenga una cierta curva y que sea a una edad que vaya más con el promedio”, afirma.

Franja Educativa

Para prevenir el desarrollo de estas enfermedades, el cardiólogo Rolando Reinbach propone crear una franja educativa obligatoria y simultánea en televisión abierta, similar al espacio de la franja electoral, para entregar consejos de prevención y cuidados orientados a que “todos tengamos una mejor calidad de vida, entre otros múltiples consejos en todos los ámbitos”.
“Si queremos poner algo que realmente tenga validez a futuro, debe ser entregar mensajes a los niños. Nosotros, los adultos, ya tenemos los hábitos aprendidos, pero si a un niño usted le dice que hay que cuidarse de las grasas, que hay que hacer deporte, que hay que comer más verduras y frutas, seguramente va a replicar estos consejos en su casa y le dirá a su mamá “no tanta grasa en las comidas, muévete o no fumes”, enfatiza.
Debido a que los niños son fieles receptores de los mensajes preventivos, lo más seguro es que de aquí a 20 años la situación cambiaría. “La campaña debería estar a cargo de una institución relacionada con la salud en la que se enseñara cómo disminuir el estrés y, cómo evitar enfermedades. Debería ser algo entretenido para educar a los niños permanentemente, tanto en salud como en otros temas”.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES