Rugby y fútbol. The Wessex School cierra su año académico en la cancha

El establecimiento ubicado en Vilumanque fue sede, por segundo año consecutivo, de  torneos de rugby y fútbol interescolar. Compromiso, motivación y autodisciplina son los beneficios que otorga la práctica de deporte a los alumnos de este establecimiento.

wessex-4

Siempre en busca de potenciar el deporte y la vida sana, The Wessex School finaliza su año académico con diversas actividades que, entre otros objetivos, promueven la participación y la motivación de los alumnos de éste y otros colegios, además de dar a conocer a la comunidad esta institución.
Recientemente, el pasado 9 de noviembre, en los campos deportivos del colegio se realizó la segunda versión de The Wessex Rugby para la categoría senior, con la participación de nueve equipos, para los alumnos nacidos entre los años 1995 y 1996, mientras que el 23 de noviembre se desarrolló de The Wessex Cup Futbol, para alumnos de primero a sexto básico.  “El año pasado tuvimos alrededor de 350 estudiantes participando y en esta oportunidad fueron más de 400 los inscritos, fue todo un éxito. Es una manera para que nos conozcan, estamos en las afueras de la ciudad y no participamos de las actividades de Adicpa como los otros colegios particulares. El 16 de noviembre se realizó la clasificatoria, y las semifinales y finales, el 23 de noviembre. De forma simultánea se jugaron las tres categorías”, recalca Rosemarie Figueroa, jefa del Departamento de Educación Física y coordinadora de Deportes.

wessex-DSC_0118

Viajes enriquecedores

Como parte de su política de desarrollo integral de sus alumnos, el programa educativo de The Wessex School contempla un campamento para los cuartos básicos, en el que los niños son acompañados por sus profesores jefes y de Educación Física. En la actividad, que este año se realizará los días 5 y 6 de diciembre, en el camping de Chivilingo, los estudiantes trabajan la disciplina y el orden como preparación para las actividades que se realizan en quinto y en sexto básico, donde comienzan a participar en giras deportivas.
Los alumnos realizan actividades deportivas, recreativas y de trabajo en grupo. “Estamos muy orgullosos como departamento, es una de las actividades que más recuerdan en el transcurso de sus vidas”, acota Rosemarie Figueroa. En sexto básico, los estudiantes tienen la oportunidad de viajar a Los Pellines por cuatro días, también con guías y profesores. En octavo básico les corresponde la gira al centro del país: Viña del Mar, La Serena, Santiago, para finalizar con la Ruta del Vino, en Santa Cruz.
En segundo medio la gira a Europa, al Reino Unido, es por 30 días. “Nos sentimos orgullosos porque los niños salen preparados para la vida, para interactuar con otras personas, tanto extranjeras como chilenas. Todos crecemos y aprendemos de los viajes, tanto los niños como los papás, para cortar el cordón umbilical. Es muy importante para su desarrollo, aporta a la autodisciplina y al autocuidado. Muchos terminan estudiando afuera, todo este bagaje les ayuda a desenvolverse mejor”, recalca Rosemarie Figueroa.
Para los estudiantes que presentan algún impedimento físico, los profesores buscan la forma en que éstos participen. “No tienen ninguna excusa para no hacerlo, a menos que sea algo médico muy grave, pero cuando ha sido así los acompaña una enfermera. Llevamos a alumnos especiales diabéticos, es un trabajo multidisciplinario. La idea es no excluir a ninguno, para que se sientan igualmente acogidos por sus profesores y compañeros”.

 

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES