Sabores a domicilio

No sólo sushi, pizza o sándwiches se pueden pedir a domicilio. Postres, ensaladas, crudos  y hasta comida gourmet son parte de la variada carta que ofrecen emprendedores del Gran Concepción. Conversamos con ellos y nos contaron algunas de sus recetas y cómo contactarlos si se quiere innovar sin tener que salir de la casa.

 

Por Constanza Bello/ Fotografías: Gino Zavala.

Dulzura a la puerta

para llevar-2 Antonella Bancalari y Josefina Cáceres son primas, y a mediados de marzo comenzaron a evaluar una forma de generar dinero para ser más independientes, pensando en las próximas vacaciones. Entre las alternativas disponibles, vieron un mercado poco explotado en Concepción: los postres.

Fue así como juntas, y con algunas recetas que aprendieron de su familia, comenzaron a vender preparaciones como leche asada, mousse de frambuesa, tres leches, entre otros. Partieron ofreciendo sus productos a las mamás de sus amigas y conocidas para la hora de almuerzo, en formato individual y también familiar, a través de un copón que alcanza hasta para 15 personas. 

Sin pensarlo, el sabor de sus postres fue cautivando a distintos tipos de público y actualmente piden sus servicios para bautizos, primeras comuniones, aniversarios de pololeo, entre otros. “No era algo que esperábamos, porque esto lo pensamos enfocado en la dueña de casa. Pero hemos ido creciendo en cantidad de personas y también en la carta que ofrecemos, por los mismos requerimientos de los clientes”, cuenta Antonella. 

“Por ejemplo, antes no teníamos nada con chocolate o el tiramisú, que hartas personas nos pedían. Con la Jose probamos algunas recetas hasta que llegamos a una que nos gustó. Y de ahí en adelante las empezamos a ofrecer. Actualmente tenemos cerca de 15 postres disponibles. 

Con al menos dos días de anticipación reciben los pedidos, para organizar sus tiempos con los deberes universitarios, y ellas mismas coordinan las entregas a domicilio. “Por lo general preparamos todo juntas, pero si una no puede, porque está muy ocupada, sabe que puede contar con la otra para cumplir. Ha sido una experiencia súper linda la de trabajar en familia, siempre nos apoyamos mucho”, asegura Josefina. 

Por el momento esperan continuar ampliando la variedad de postres que ofrecen y mantener la buena acogida por parte de sus clientes. Postres a domicilio en Facebook. (Antonella: 66581057 y Josefina: 91396010).

Rápido y saludable

tumix-1Desde 2014, Jorge Vidal y Karen Melo viene gestando una idea que materializaron en agosto de este año: entregar a los penquistas comida rápida, saludable y a domicilio. Así nació Túmix, empresa dedicada a las ensaladas. 

Distintos vegetales se mezclan con bases de arroz o fideos. Todo ello acompañado de una salsa de yogurt natural con aderezos. Contento, Buena Onda, Risueño, Amistoso y Divertido son los llamativos nombres de cada una de las preparaciones que, según sus creadores, están enfocadas en transmitir valores positivos a las personas que realizan los pedidos para que enfrenten con energía lo que queda de jornada.     

“Quisimos romper el paradigma de que la comida rápida es chatarra, y que lo saludable es fome y caro. Pensamos en las personas que valoran su tiempo, quieren cuidarse y disfrutar la vida”, dice Karen Melo, socia directora de Túmix. 

Y la recepción ha sido satisfactoria. El encargado de marketing y comunicaciones, Jorge Vidal, asegura que “desde el primer día las críticas fueron excelentes, los clientes agotaban nuestro stock… teníamos algo bueno”. 

Agrega que “hoy, nuestro cliente objetivo, más que segmentarlo por la edad, es todo aquel que quiera comer saludable a un buen precio sin sacrificar el sabor, la variedad y el tamaño de la porción”. 

Es así como ejecutivos o incluso padres piden estos mix para el almuerzo o las colaciones escolares de sus hijos. Ellos hacen la solicitud a través del sitio www.tumix.cl o al fono delivery (041/ 322 4864), entre las 9 y 14 horas, y escogen la ensalada por sólo $ 2.500. Luego el producto es llevado por un repartidor en un formato que es posible comerlo en cualquier parte. 

Cada preparación es supervisada por el nutricionista Walter Zaror.  “Ocupamos ingredientes de variados colores, sabores y texturas, donde cada uno de ellos aporta distintos nutrientes, vitaminas y minerales que el cuerpo necesita”, afirma el profesional. 

A partir de diciembre, además de las cinco ensaladas establecidas, los clientes podrán armar sus propias mezclas de vegetales. Además, próximamente Túmix lanzará una línea de mix de frutas, para complementar el horario de almuerzo. 

Sabores gourmet

“Antes trabajaba dependiente, pero por un tema de enfermedad no puede seguir haciéndolo. Entonces, necesitaba hacer algo y se me ocurrió empezar a hacer empanadas, porque tenía que trabajar para mí misma. Y así partí”, relata Janeth Rojas, quien a diario cocina diferentes variedades de empanadas gourmet.

para llevar-3Son 17 años los que lleva en el rubro, y aunque confiesa que en ocasiones ha querido cerrar su negocio, las solicitudes de los clientes no paran. “Varias veces he querido dejar esto, pero los pedidos de los clientes siguen y siguen. Así que tengo que continuar en esto no más”, dice entre risas.

Hace algunos años tenía un equipo que la acompañaba y entregaba en horario de almuerzo a oficinas, a clientes particulares y a un centro de eventos. “Antes la demanda era altísima, podía llegar a hacer más de veinte entregas al día. Pero ahora he querido bajar la carga de trabajo, por eso sólo me dedico a los pedidos particulares”, sostiene.

 Hoy se desempeña sola desde su casa.  Ella misma arma las cajas de cartón en las que deposita las tres docenas de empanadas, en ocasiones surtidas, correspondientes al pedido mínimo que los clientes pueden realizar. 

Janeth cuenta que prepara la masa y tiene los más variados rellenos: las tradicionales, con pino de carne o pollo; queso con diferentes acompañamientos, mariscos, espinaca con tocino y también hay para vegetarianos. Los encargos se realizan con dos días de anticipación como mínimo y luego coordinan el retiro en su casa o el reparto a domicilio.

La empanadas llegan listas para prepararlas fritas u horneadas. Este mismo formato permite congelarlas y consumirlas cuando el cliente lo requiera. La contactan a través de su teléfono, y asegura que el “boca a boca” ha sido su mayor publicidad en estas casi dos décadas que lleva en el rubro.

Janeth Rojas (97976477).

Para el almuerzo o la cena

A principios del 2000, el padre de Susana Cárcamo comenzó a tener problemas laborales. Fue así como su madre decidió aprovechar su “buena mano” para generar una entrada económica para la familia. De ella aprendió a cocinar pollos rellenos, preparación que realiza hace unos 10 años. 

para llevar-1“Yo la ayudaba hasta que se fue a vivir al campo. Luego mi marido quedó sin trabajo y, así como mi mamá ayudó a mi papá, se me ocurrió hacer los mismo para aportar en la casa y que mi familia saliera adelante”, cuenta Susana respecto de sus inicios.

Como varias emprendedoras, ofreció sus productos a amigos y se fue corriendo la voz sobre lo sabroso de sus recetas. Así, cada vez se fue haciendo más conocida, aunque aclara que sus productos no son de venta masiva, sino que para ocasiones especiales, como algún almuerzo familiar o una cena.

 “Yo deshueso completamente el pollo, no sólo la pechuga, ya que esto no es como un arrollado. Una vez hecho eso, lo relleno con diferentes mezclas que pueden ser: mozzarella con alcachofas, champiñones y nueces, o espinaca con tocino. Cada parte queda con este relleno, que alcanza para unas trece personas”, dice.

Por años, a la par también, se dedicó a entregar paellas, tortas y comidas para eventos, pero hoy sólo opta por los pollos rellenos. “Eso implicaba estar constantemente de un lado para otro, creo que es para gente que recién está empezando. No lo digo con soberbia, pero a mis 56 años prefiero elegir lo que en algún momento me ayudó a salir adelante. Además, gracias a Dios nuestra situación mejoró y los pollos me permiten tener un ingreso para mí”, afirma Susana.

Agrega que los comentarios de sus clientes siempre son buenos, y que ella coordina la entrega a domicilio en cajas de aluminio. “Hay algunos que me los piden para congelar. Me han dicho ‘Susana, a veces me llega gente a comer y yo saco mi pollo y asunto arreglado’. Entonces es estupendo saber que le facilitas la vida alguien”, sostiene. 

Independiente del relleno, cada pollo cuesta $ 20.000. La mayor cantidad de pedidos las recibe durante las fiestas de fin de año. Dice que para que queden como recién hechos, el secreto está en calentarlo en el horno durante 20 minutos. 

Susana Cárcamo (85004327)

Repostería como en casa

“Esto partió cocinándoles a mis tres hijas. Siempre he considerado que las porciones que venden son muy grandes, así es que fui probando y perfeccionando hasta encontrar un tamaño justo para los diferentes dulces que hago”, cuenta María Cecilia Cortez, quien cocina cupcakes, galletas, barras de cereal, entre otros productos de repostería.

para llevar-5Hace tres años que trabaja desde su casa y dice que sus contactos fueron fundamentales para llegar a más clientes. “Esta experiencia ha sido mágica. Sin darme cuenta empezaron a hacerme pedidos, los amigos de amigos y así se fue corriendo la voz. Cuando la gente te ubica, te sigue llamando y se pasa el dato entre sus conocidos. Y también me contactan por mi página en Facebook: María Delicias Concepción”, explica. 

Todo lo que cocina puede ser personalizado para los clientes. María Cecilia dice que, por ejemplo, le han pedido galletas con el logo de Zumba, Pepa Pig o para Halloween, que hizo calabazas, fantasmas y brujas.

“Me piden para todo tipo de eventos, bautizos, matrimonios. También para los colegios o colaciones saludables, porque hago galletones y barras de cereal. Todo con las porciones y calorías adecuadas para que sea sano y rico de comer”, asegura.

Cuenta que entre lo más vendido están los muffins con diversas frutas y el queque marmoleado. Destaca que en cada una de sus recetas utiliza productos naturales, sin preservantes, para que sus clientes noten el amor casero que le da a cada una de los alimentos que cocina. Además, según los requerimientos, tiene preparaciones para diabéticos o con alguna necesidad especial. “Como todo es a pedido, me puedo adaptar a lo que el cliente necesite”, sostiene

Espera algún día poder atender desde su propio local. “Es el ideal de toda persona que trabaja desde su casa. Tener una tienda bien mononita y arreglada para recibir a los clientes”.

Maria Delicias Concepción en Facebook. (María Cecilia Cortez: 95342749)

Pan de luz

Antu en mapudungún significa sol o luz, y con esa idea, la de iluminar la vida de las personas, nace Antupan, emprendimiento dedicado a la venta de panes integrales con semillas de diferentes tipos. Son 16 variedades las que ofrece Rodrigo Oliva, más conocido como “Peñi”, quien prepara cada uno de los productos que entrega a sus clientes. 

para llevar-4“Yo soy quien mete las manos en la masa, como se dice”, afirma. Cuenta que vivió en comunidades mapuche y ahí aprendió varias recetas, pero el hacer pan partió por accidente, cocinando para uso doméstico y que, a medida que amigos y conocidos los probaban, el negocio se dio de manera espontánea, aunque algo particular.

Peñi, con varios de sus clientes, utiliza el trueque para intercambiar sus productos. “Por ejemplo, le entrego a la persona que me trae huevos o al jardinero. Así he ido creando una red de gente que consume pan”.

Pero sus clientes mayoritarios se concentran entre los músicos penquistas. “Ellos son los principales consumidores de Antupan. Las entregas las hago a domicilio. Me dicen el tipo de pan que necesitan, calculamos cuántos días les va a durar y así fijamos las entregas, por lo general, semanalmente”, explica. Agrega que “tú no puedes decirme a las 3 de la tarde que quieres pan, porque ya está hecho. La idea es que se pida con anticipación y después poder ser el proveedor constantemente”.

Semillas de sésamo, linaza, amapolas, chía o quinoa son parte de lo que utiliza en sus recetas. También cuenta con una línea que define como gourmet, enfocada en eventos, que corresponde a pan con aceitunas, ciboullet, cebolla caramelizada y nueces.

Para el futuro, Peñi quiere probar con una línea de repostería integral. “Me gustaría intentar con las cosas dulces y utilizar la misma manera de vender. Así como mis clientes nuevos llegan porque probaron el pan en la casa del algún amigo y le preguntaron dónde lo había comprado, quiero llegar así con estos otros productos”. Contacto: (61661038) facebook.com/antu.pan

Las recetas de la abuela

Encontrar un lugar donde vendan crudos en Concepción, como los que se comen en el sur del país, puede parecer una tarea difícil, pero imaginar pedirlos a domicilio es casi imposible. Eso hasta a que Zoe Kuhn se le ocurrió rescatar las recetas alemanas de su familia y formar un innovador emprendimiento. 

para llevar-crudos-1“Me encantan los crudos. Cuando era niña pasaba todo el verano con mis abuelos maternos y ahí aprendí a hacer muchas cosas. Cómo se preparaban los pepinillos, el chucrut, entonces estaba muy acostumbrada a eso. Y se me ocurrió que podía darme un gusto acá y ofrecerlo a la gente de Concepción”, cuenta la joven de 20 años, que hace dos meses creó Crudos Kuhn. 

Junto a su pololo, Ricardo Muñoz, reciben los pedidos y preparan los ingredientes para este tradicional plato. Pepinillos, alcaparras, ají verde, cebolla, mostaza alemana, limones, sal y, por supuesto, la carne, que una vez listos son trasladados hasta la casa de los clientes cerca de una hora después de contactarlos, a través del teléfono o de su página en Facebook (Crudos-Kuhn).

A pesar del poco tiempo que llevan trabajando, están contentos con la recepción de los clientes. “Mucha gente, que es de Valdivia, nos dice que por primera vez encuentran un crudo como los de allá, por los ingredientes, la forma de preparación, y ésas son muy buenas críticas para nosotros”, cuenta Zoe.  

Agrega que tiene planes de postular a fondos para poder instalar un local. “Es un negocio al que le tengo cariño y lo quiero ver crecer. Quiero que el local tenga cervezas, vender el chucrut que aún prepara mi bisabuelo y también tener un espacio para la repostería, porque eso me encanta. Espero que sea un lugar tradicional y que los colonos se sientan acogidos”, sostiene. 

Ello también con la idea de generar un punto de encuentro para los descendientes de alemanes que viven en Concepción. “Creo que hay pocos lugares de dónde aferrarse como comunidad, salvo por el Deportivo. Si vemos más al sur hay plazas o centros donde se reúnen y me gustaría poder dar esos espacios”, afirma.  

Crudos Kuhn, de martes a sábado, de 18 a 23 horas, y domingo 12 a 23 horas (+56 9 99178450).

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES