Saliva y depresión

Cuando nos encontramos tristes por un largo periodo o por algún golpe de la vida –quién más, quién menos– siempre existe la alternativa de acudir a un especialista en salud mental para que nos ayude a salir de esta situación, hoy cada vez más común, particularmente en Concepción y en la Región del Biobío, con las réplicas que dejó en nuestro ánimo la catástrofe del 27 de febrero.
Las depresiones, en general, se tratan con medicamentos que nos animan y estimulan a vivir plenamente. Sin embargo, casi todos estos fármacos tienen efectos colaterales y, uno de ellos, muy nocivo para la salud bucal, es la disminución de la producción de saliva, lo que se manifiesta con una persistente sensación de sequedad.
Con escasez de saliva todo anda mal en la boca, donde el principal daño ocurre en los dientes. Sucede que esta suave onda transparente, que constantemente inunda y besa los dientes, tiene un efecto protector sobre ellos, les aporta minerales beneficiosos durante toda nuestra vida, los defiende del ataque de bacterias y, además, lava y arrastra restos de alimentos que, de permanecer en la boca, la convierten en terreno fértil para estos microorganismos. La saliva también protege las mucosas de la boca, hidratándolas, diluyendo alimentos y bebidas muy ácidas o cáusticas que pueden lesionarlas.
Otra de las nocivas consecuencias de la depresión propiamente tal es el descuido del aseo bucal. Las personas que la padecen, comúnmente, dejan de preocuparse en varios aspectos de su cuidado personal. Por ello, cuando se está con tratamiento con medicamentos para combatirla, es útil también buscar el consejo de nuestro dentista, quien revisará la cavidad bucal y prescribirá medidas preventivas.
La depresión, como lo indicábamos al comienzo, es un mal de la sociedad actual, muchísimo más común que hace una o dos décadas, por lo que –junto con buscar consejo y tratamiento por parte de un especialista en salud mental– debemos considerar al mismo tiempo el cuidar bien de nuestros dientes, que nos servirán más que nunca cuando volvamos a sonreír.
Sergio Castro Alfaro
Decano Facultad de Odontología
Universidad San Sebastián

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES