Seguridad: una tarea relevante en la gestión de ENAP Refinería Bío Bío

Bajo el concepto del mejoramiento continuo, la empresa trabaja para seguir profundizando cada día en la seguridad y bienestar de los trabajadores y trabajadoras propios, como también de los colaboradores que laboran en sus instalaciones.

 

Más de 60 mil horas de capacitación teórico práctica efectuó ENAP en 2017.

La seguridad de quienes laboran en sus instalaciones es para ENAP una tarea prioritaria y parte de un compromiso ético. Por lo mismo, se aborda desde distintos ámbitos, con un enfoque preventivo e integral.

Es un esfuerzo permanente, que se construye día a día, para lo cual la empresa desarrolla iniciativas que involucran al personal propio y a colaboradores, con el objeto de reducir los índices de accidentabilidad, prevenir enfermedades profesionales y alcanzar resultados comparables a los de empresas destacadas en el rubro a nivel mundial.

“Este trabajo consistente, articulado y dirigido nos ha permitido bajar en más de un 60 por ciento nuestros índices de accidentabilidad en los últimos cuatro años. De hecho, en 2017 tuvimos un índice de frecuencia de 1,36 consolidado, incluyendo personal propio y de empresas colaboradoras, lo que nos tiene muy contentos”, indica Álvaro Hillerns, Gerente de ENAP Refinería Bío Bío.

No obstante lo anterior, precisa el ejecutivo, “sabemos y entendemos que éste es un trabajo que debe mantenerse, que es un tema en el que no podemos relajarnos y en el que debemos seguir desafiándonos día a día para seguir mejorando y mantener estándares de nivel mundial”.

Varias son las acciones que ya están andando en este sentido: se ha potenciado el trabajo permanente en terreno, con liderazgo ejecutivo y caminatas de inspección a las instalaciones; se ha reforzado al equipo preventivo y creado el  Programa Estructural de Seguridad (PES), que establece las acciones preventivas a desarrollar frente a trabajos críticos, definiendo para ello los controles mínimos exigibles para evitar accidentes graves y fatalidades.

“Este año precisamente nuestro foco está en la implementación de una nueva herramienta operativa para utilizar en terreno, la que permitirá conocer si se están aplicando los controles críticos asociados a las tareas identificadas en las Reglas por la Vida, que permiten evitar accidentes potencialmente graves o que podrían provocar una fatalidad. La idea es que el trabajador en terreno pueda analizar la tarea que ejecutará, realice este verdadero check list y en caso de detectar que algo falla o falta, pueda suspender la labor y realizar las acciones correctivas necesarias para proseguir de manera segura”, añade Álvaro Hillerns.

A esto se suman campañas de educación intensivas para fomentar el autocuidado; para promover la identificación de condiciones y acciones de riesgos, que puedan desencadenar en incidentes o cuasi incidentes, y para mejorar los procesos de investigación y descubrir las causas-raíces de los incidentes.

 

Colaboradores son socios estratégicos

Cerca de 1.500 personas laboran diariamente al interior de la refinería, y el 50 % de ellas pertenece a empresas contratistas que se desempeñan mayoritariamente en terreno. Por eso es que desde hace tiempo, ENAP ha extendido hacia ellos sus programas de seguridad, incorporando a todas las empresas colaboradoras que se han convertido en verdaderas socias estratégicas en esta cruzada por la seguridad.

La clave ha sido sumar a todos los estamentos partiendo por los gerentes de estas empresas, sus equipos de prevención y los Comités Paritarios de cada una de ellas.

“Todos los meses, en una reunión que presido, en mi calidad de Gerente de ENAP Refinería Bío Bío, hacemos seguimiento de los parámetros de prevención de riesgos de cada una de las empresas contratistas, analizando estadísticas y los potenciales incidentes para evitar repetir comportamientos o acciones inseguras”, explica el ejecutivo.

Álvaro Hillerns junto al Gerente General de ENAP, Marcelo Tokman, durante uno de sus recorridos de liderazgo visible en terreno.

En paralelo, se trabaja con profesionales en prevención de riesgos para nivelar conocimientos de los procesos, riesgos, normativa y estándares de la refinería que culmina con una certificación que deben revalidar cada dos años. Estos puntos de encuentro se dan también entre los Comités Paritarios de Higiene y Seguridad de la estatal y las empresas contratistas, añade el profesional.

“Parte importante de nuestros esfuerzos están centrados en el aumento de la capacitación. Durante el año 2017, realizamos más de 60 mil horas de capacitación, incorporando nuevas herramientas, tecnologías y ampliamos su alcance a cada trabajador que pasa por las instalaciones de la empresa”, enfatiza el Gerente de ENAP Refinería Bío Bío.

En este punto destaca el funcionamiento de un Centro de Entrenamiento Práctico en las instalaciones de la ex Planta de Etileno y el uso de simuladores de realidad virtual, que permiten a los usuarios interactuar con entornos que recrean distintos sectores de la refinería.

Finalmente, y siguiendo la tendencia de las empresas destacadas en seguridad, ENAP realiza un programa de capacitación en autocuidado con trabajadores propios, colaboradores y sus familias, que pone énfasis en la conducta individual como factor clave para prevenir accidentes dentro y fuera del trabajo.

“En ENAP apuntamos a crear una verdadera cultura de seguridad en nuestros trabajadores y colaboradores, que esté presente no sólo en su trabajo, sino que en todas las dimensiones de su vida. Es una tarea que sabemos es de largo plazo y que requiere de un mejoramiento continuo en el tiempo, pero en la que estamos comprometidos como organización”, puntualiza Álvaro Hillerns.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES