SSCC: nueva infraestructura tecnológica y deportiva en el retorno a las aulas

Tras un año y medio de cierre obligatorio y un regreso progresivo de los y las estudiantes a las salas de clases, el histórico establecimiento educacional afirma su compromiso de educación integral con tecnologías de alto nivel para el desarrollo de clases presenciales y virtuales, e infraestructura deportiva de estándar internacional.

En sus 110 años de historia, en el Colegio Sagrados Corazones de Concepción (SSCC) siempre se habían dictado clases con una pizarra y con docentes al frente de una sala de estudiantes. Eso, hasta marzo de 2020, cuando producto de la pandemia de Covid 19, las aulas se cerraron y las clases a distancia entraron a la rutina de los hogares, poniendo a prueba a profesores, padres y estudiantes.

Una nueva forma de enseñar y de aprender que implicó grandes desafíos, y donde el establecimiento escolar apostó por el compromiso de su comunidad educativa, para mantener vinculados a los estudiantes y sus familias en los distintos procesos educativos.

“Durante este tiempo, lo primero que pensamos fue cómo enfrentar esta pandemia. Una realidad tan masiva, tan impactante como sociedad, que afectó a todos y a todas. Y lo segundo es que, en medio de esta situación que te impacta, sentimos que había una responsabilidad mayor, que era seguir funcionando y entregando el servicio educativo. Y en esto de continuar, aparece fuertemente el compromiso de la comunidad y del equipo de profesores”, relató Marcelo Filippi Marchant, rector de SSCC.

Gracias a este compromiso, el establecimiento funciona bajo un sistema híbrido que combina clases presenciales con conexiones virtuales para los y las estudiantes que decidieron permanecer en casa. Quienes volvieron a las aulas, se encontraron con nuevos equipamientos tecnológicos.

Educación Integral

La pandemia, sostuvo Eduardo Parra Zambrano, vicerrector académico, “ha sido un periodo de muchos desafíos en que el sistema educativo en general se ha puesto a prueba, pero en el cual como comunidad hemos tenido la capacidad de reinventarnos y estructurar un sistema que diera cobertura a los procesos académicos y formativos de nuestro colegio”.

Uno de los principales desafíos fue establecer un equilibrio entre el aspecto académico y los procesos socioemocionales de los integrantes de nuestra comunidad educativa. Para ello, explicó Eduardo Parra, se combinaron los lineamientos académicos dictados por el ministerio de Educación, Mineduc, sumando una gama de actividades deportivas, culturales y artísticas en la modalidad online o híbrida, de tal manera que los y las estudiantes siguieran vinculados.

De hecho, al menos 25 talleres extracurriculares se mantuvieron funcionando de manera ininterrumpida, con el objetivo de responder a una de las premisas del proyecto, que es entregar una formación integral. “Nuestra educación pretende abordar la realidad del estudiante de manera completa, donde consideramos lo académico, pero también, su ámbito emocional. No entendemos nuestra educación sin el desarrollo de otros aspectos: lo cultural, deportivo, pastoral. Por eso mantuvimos esa oferta, y significó desarrollar talleres de manera online, con alta participación, y mucha creatividad de los profesores”, detalló el rector Filippi.

Herramientas TIC

Entregar los contenidos académicos y extraprogramáticos a distancia implicó planificación e inversión. Por ello, apenas se inició la suspensión de clases decretada por el Mineduc, en marzo de 2020, comenzaron a pensar en cómo continuar y mantener los procesos académicos.

“Diseñamos una ruta de aprendizajes que en su primera etapa se inició con actividades asincrónicas. Paralelamente, desarrollamos pilotos de clases sincrónicas que implementamos en todos los niveles, desde playgroup hasta cuarto medio”, explicó Parra.

En tanto, para las clases online, evaluaron distintas alternativas, priorizando la necesidad de garantizar seguridad y estabilidad en las transmisiones virtuales. La plafatorma Zoom Education cumplió las expectativas y, a partir de allí, se comenzaron a realizar pilotajes de clases online en distintos niveles para, posteriormente, ampliar la oferta, aumentar el servicio de banda ancha, y capacitar a los docentes en herramientas TIC y evaluación formativa.

“Nuestro foco fue la gradualidad, lo que se vio reflejado en el aumento progresivo de horas de clases, teniendo siempre un equilibrio en la cantidad de horas que nuestros estudiantes estaban expuestos a las pantallas para, finalmente, comenzar, en mayo último, con la modalidad híbrida en todos los niveles educativos”, detalló el vicerrector académico.

Reencuentro en el aula

De este modo llegó el retorno presencial al establecimiento, que se concretó el 25 de mayo de 2021. Se trató del programa Reencuentro en el Aula, que tiene como foco principal los criterios de seguridad, gradualidad, colaboración y voluntariedad, todo con el fin de entregar tranquilidad a la comunidad de SSCC.

Este programa, dirigido por la enfermera del establecimiento educacional, Paola Novoa, tiene protocolos estrictos. Por ello, en el establecimiento se implementaron todas las medidas sanitarias necesarias para la llegada de estudiantes y docentes: desde tótems para toma de temperatura y alcohol gel para la higienización de manos en los accesos de los edificios del establecimiento. Así también, la instalación de señalética que ayudara a guiar y dirigir a la comunidad, respetando el ingreso, salida y distanciamiento físico, entre otras normas.

Tales protocolos de seguridad fueron la clave para dar confianza a las familias que, con el tiempo, fueron evaluando el sistema y comenzaron a enviar a sus hijos e hijas. De ese modo, a la fecha alrededor de 1.100 estudiantes, de un total de 1.350, están asistiendo a clases presenciales.

Al mismo tiempo, las 46 aulas de clases del histórico colegio debieron adaptarse para la puesta en marcha de las clases híbridas, es decir, al grupo presencial y a los que se encuentran en sus hogares. Por eso en cada aula existen cámaras, proyectores y también micrófonos para los docentes, que han tenido el desafío de mantener la atención y cuidado de dos espacios de manera simultánea, en la sala y a través de las pantallas.

Junto con el equipamiento en tecnologías de información, SSCC mejoró su infraestructura deportiva, inaugurando el pasado 30 de septiembre el Gimnasio A del establecimiento, conocido por toda la comunidad como Gimnasio de Madera, que por años recibió a generaciones de deportistas. Estas obras de remodelación se iniciaron en 2019, con una inversión de $450 millones. Esta obra coronó el proyecto de Complejo Deportivo en Sagrados Corazones iniciado en 2012 con la construcción de la pista atlética y cancha de fútbol, sumando 15 mil metros cuadros construidos y renovados, de infraestructura deportiva para el establecimiento.

“El año se cierra con la satisfacción de haber pasado tiempos muy difíciles, donde fuimos capaces de reinventarnos, apostando por nuevas estrategias, aprendizajes y una comunidad de familias muy comprometidas con el Colegio”, expresó Filippi.

En tanto, agregó el vicerrector académico, es importante trabajar en el diagnóstico y recuperación de aprendizajes en todos los niveles, y, si las condiciones sanitarias lo permiten, “retomar la estructura regular de clases, junto con seguir capacitando a nuestros docentes con énfasis en los procesos de evaluación formativa y uso de estrategias metodológicas innovadoras”.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES