Técnicas mínimamente invasivas: Avances de la cirugía oftalmológica

El desarrollo científico en el área de la oftalmología permite resolver patologías mediante pequeñas intervenciones quirúrgicas que son altamente efectivas para la recuperación de la vista de los pacientes.
Para tratar las enfermedades que alteran el funcionamiento de cristalinos, córneas y retinas, los especialistas acuden a diversos procedimientos quirúrgicos. Hoy, la mayoría de estos métodos goza de revolucionarios avances tecnológicos que permiten resolver los problemas de visión en forma segura y con la característica de ser intervenciones mínimas en el aparato ocular.

Láser y ultrasonido

Cristian Oyarzún, oftalmólogo y retinólogo de Concepción, explica que entre los avances más destacados se encuentra el uso de ultrasonido y distintos tipos de láser. “Existen técnicas que con incisiones de menos de 3 milímetros el especialista puede reparar el órgano enfermo”, asegura.
Para el tratamiento de cataratas, por ejemplo, la técnica se basa en la utilización de ultrasonido de alta frecuencia. Una vez intervenido el cristalino, el médico puede instalar un lente intraocular que incluso puede ser multifocal. “De esta forma el paciente además de solucionar la cataratas tiene la opción de dejar de usar lentes para corregir su visión”.
El láser, en tanto, se ha vuelto un aliado para tratar vicios de la córnea. En este sentido, la cirugía refractiva – que corrige la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo- cuenta con los avances más importantes. “Los láser son de última generación, tienen auto tracking, es decir, sistema de seguimiento del ojo, mecanismo que regulariza la superficie ocular para dejarla perfecta para la visión”, comenta Oyarzún.
El desprendimiento de retina y la retinopatía diabética son afecciones cuyo tratamiento también se ha visto beneficiado con el avance tecnológico. “Para el desprendimiento de retina se utiliza láser argón y la cirugía no requiere sutura. Se las conoce como vitrectomías 23G y 25G. El médico ingresa al ojo con una técnica similar a la laparoscopía. Mediante el uso de gases y líquidos pesados la retina vuelve a su posición normal y no sigue desprendiéndose”.
La buena noticia es que esta nueva tecnología está en Concepción y ha significado el alivio para los pacientes que en forma rápida y segura resuelven su problema de visión.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES