Terapia de urgencia para seudo críticos

María Angélica Blanco Periodista y escritora.
María Angélica Blanco
Periodista y escritora.

Algunos seudo críticos necesitan urgentemente una terapia. Abundan personajes que juegan a ser críticos literarios sin conocer su oficio. Desconocen la semántica y la semiótica, no distinguen entre una buena o una mala estructura narrativa, y parecen ignorar la trascendencia y el poder de la palabra. El best seller chileno del verano, que ya va en su segunda edición, ha sido Cuicoterapia. Se trata de un manual para entender a los llamados cuicos. Con sorpresa, he leído alabanzas y loas para esta obra que seguramente se lee y se mastica rápido, y se come al paso, como una hamburguesa del McDonalds. Un botón de muestra: “Cuicoterapia cautivará a quienes pretenden  ingresar a dicho grupo, puesto que en él hallarán una guía de ascenso social. Lo gozarán también los propios cuicos, que se reconocerán en el despliegue autorizado de descripciones que hace su autora. Sin duda, un libro entretenido que jugó a ganar y lo logró”. Dicho espaldarazo provino de un opinólogo de revista Cosas.

Pienso que algunas editoriales dejaron de ejercer su rol de agentes culturales, optando  por privilegiar textos de consumo masivo, asegurando así vertiginosos récords de ventas. Lástima que, en muchos casos, quienes tienen a su cargo secciones de literatura en periódicos y revistas entrampen a sus seguidores y los guíen hacia la lectura fácil y de escaso contenido. Los críticos tienen una labor de enorme relevancia cultural. La de crear hábitos de lectura en los habitantes de un país, amén de formar lectores con conciencia crítica.

Perdón por mi audacia, pero si yo dispusiera de una tribuna para comentar libros sugeriría a los lectores que no sólo se internaran en las páginas de ediciones del estilo de Cuicoterapia, que seguramente son divertidas. Aconsejaría, como un deleite para el espíritu, combinar lo meramente festivo con clásicos de la literatura universal, agregando textos que la genialidad de sus autores mantienen en permanente vigencia. ¿Quién puede negar que Homero, Sófocles, Shakespeare, Dante, Cervantes, por citar sólo algunos escritores de su talla, constituyen la fuente vital con que se ha nutrido la creación de miles de obras a través de la historia? ¿Y en literatura y poesía contemporánea latinoamericana acaso García Márquez, Vargas Llosa, Borges, Cortázar, Sabato, Bolaño, Donoso, Parra, “la” Bombal, Neruda y “la” Mistral no nos continúan deslumbrando?

Reitero que los críticos deben guiarnos al descubrimiento de la magia de las palabras, para adentrarnos en narrativas que ahonden en ensoñaciones, pesadillas, fantasmas, misterios, emociones, pasiones, sentimientos, vicios, nostalgias, reminiscencias, oscuridades y turbulencias que no se encuentran en los espejismos engañosos, sino en la auténtica belleza que es capaz de plasmar un poeta o escritor de cauce profundo.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES