Todos contra todos

contreras
Prof. Dr. Marcelo Contreras Hauser. Master y Dr. en Derecho y Ciencias Políticas y Sociología.

Los sociólogos y los cientistas políticos en referencia a la sociedad humana hablamos de tres principales modelos: el de la uniformidad, el del antagonismo y el de la contradicción. El primero privilegia que las cosas funcionen, instando a que el ánimo transcurra por esas vías. Demás está decir que es el dibujo más alejado del Chile actual, incluyendo en degradé desde la máxima a la menor autoridad.

Nos queda entonces la otra cara de la moneda, representada en el caso por el conflicto como accionar político y social. Así las enturbiadas aguas por nuestros días nos hacen observar cómo nuestro querido Chile oscila en medio del antagonismo y, lo que es peor, de la franca contradicción.

Por estas horas vivimos en medio del más desagradable de los lugares, cual es aquel que denominamos Todos contra Todos. Desde lo que ocurre en La Moneda, en la sumatoria de las decisiones presidenciales, hasta el enfrentamiento de la primera autoridad con algún medio de comunicación y la libertad de prensa. Situación que nos hace repensar –como decían los sabios Ortega y Gasset y  Julián Marías– y recrear  los hechos y actos que oteamos día a día.

Paralelo al Ejecutivo observamos un Poder Legislativo que no cuenta sino con el rechazo de la ciudadanía. Recordemos que las cifras reveladas por las encuestas subrayan un 80 a 90 por ciento de reprobación para con la acción parlamentaria. Desde hace mucho tiempo la separación y distancia marcan el eje de la pésima imagen que el pueblo chileno tiene de los legisladores. Pero ellos insisten en permanecer el mayor tiempo posible en cargos cuestionados a total por los electores. Primera razón que explicita aquel cero entusiasmo por concurrir a sufragar. La inmensa abstención habla por sí sola y no constituye de manera alguna desinterés por la política. Todo lo contrario, es una postura política expresiva del más profundo de los rechazos para con los actores de la misma.

Debemos sumar a este infeliz cuadro sociopolítico lo que ocurre, desgraciadamente, con nuestro Poder Judicial en que el forado de la interpretación jurídica sorprende cotidianamente a los habitantes de nuestro país cuando la noticia se repite hasta el cansancio dando cuenta que por la noche se cometió un grave delito y los autores a las pocas horas fueron detenidos, pero a primera hora del día siguiente puestos ante estrados judicial, fueron dejados en libertad.

Agregue usted el otro Todos contra Todos pos marchas estudiantiles, quemas y destrozos en iglesias y capillas, y el eterno conflicto de La Araucania en nuestro hermoso sur de Chile. Por ahora, vamos a dejar fuera la dramática situación que viven nuestros pescadores y población respecto de la marea roja.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES