Trabajos voluntarios INACAP Concepción-Talcahuano: Vacaciones al servicio de la comunidad

Motivados por la solidaridad y ganas de servir a los demás, más de 90 estudiantes de las 18 sedes de INACAP se reunieron para participar junto a un grupo de docentes de los Trabajos Voluntarios de Verano, en Florida.

publi-inacap-Casa-3

Voluntarios de las sedes de Arica a Puerto Montt llegaron hasta INACAP Concepción-Talcahuano para vivir una experiencia enriquecedora con los Trabajos Voluntarios de Verano 2015. Alex Imio, alumno de Construcción Civil, de la sede Osorno, destacó: “Pude aplicar todos los conocimientos que me ha entregado la universidad y llevarlos a la práctica, a la vez que reforcé valores como el compañerismo y la abnegación. Además, establecimos una relación de cariño con la familia que nos recibe. Creo que todos deberían participar”. Este año los trabajos se enfocaron en la construcción de cuatro viviendas económicas, el hermoseamiento de la sede social, plaza de juegos y áreas verdes del sector Sargento Aldea, en Florida, además de normalizaciones eléctricas y diversas intervenciones sociales, de salud y educacionales, dirigidas a niños de 0 a 3 años, adultos mayores y a la comunidad en general. Para Rubén Martínez, Director de Asuntos Estudiantiles (DAE) de la sede Concepción-Talcahuano, estas jornadas se complementan con la preparación académica. “Nuestros alumnos se caracterizan por tener un sello que se materializa en este tipo de actividades de ayuda a la comunidad, trabajo en equipo y resolución de conflictos. Hemos trabajado no sólo lo que tiene que ver con construcción, pintura e intervenciones sociales, sino que los apoyamos también en otras problemáticas, aportando un fuerte contenido valórico a su formación”. La comuna fue beneficiada con este programa por la inquietud de voluntarios de la sede Concepción-Talcahuano, que integran el grupo Cazadores de Sueños, quienes vieron en la localidad una situación de vulnerabilidad social, económica y escasez de programas de apoyo. Esto motivó a los inacapinos a trasladarse y poner manos a la obra. Mario Quiero, docente del área Construcción de la sede penquista, señaló: “Ésta ha sido una experiencia interesante, que nos ha permitido compartir con jóvenes de otras sedes del país, todos con muchas ganas de trabajar, de entregar algo a una familia que lo necesita; algunos saben de construcción, otros no, pero lo importante es apoyarlos, guiarlos y aprovechar la energía que tienen”.

Un nuevo comienzo

Para los jóvenes, el voluntariado es claramente una experiencia enriquecedora, pero el significado real de su trabajo está en la valoración que los beneficiados hacen del mismo. La familia de José Ulloa, Margarita Fernández y sus cinco hijos están esperanzados en que esta solución habitacional les permita pasar de mejor forma el invierno. Margarita cuenta: “Se nos pasaba el agua por debajo, ahora nada de eso ocurrirá”. Destacó además el trabajo de los jóvenes con los que han compartido, y a quienes consienten, por ejemplo, con exquisitas tortillas, las que, por supuesto, los voluntarios agradecen.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES