Tras erupción del Calbuco: La magia del sur sigue intacta

A dos meses de la erupción, los efectos de la emergencia parecieran quedar en el recuerdo. Hoy la amplia gama de atractivos y servicios turísticos de la zona se levanta en uno de los destinos más visitados del país.

 

Volcan-11.
Los turistas comienzan a disfrutar de la nieve en las alturas del volcán Osorno.
Separadas por escasos 20 minutos de ruta, las ciudades de Puerto Montt y Puerto Varas vivían una cotidiana jornada de otoño, con cielo despejado y una temperatura que bordeaba los 15 grados. Aquel miércoles 22 de abril de 2015 todo transcurría con total normalidad en esta zona del sur de Chile.

Las horas pasaban y el intenso ritmo de la capital regional de Los Lagos declinaba, las oficinas ya cumplían sus horarios y los colegios finalizaban sus jornadas. Pero para sorpresa de todos, el retorno a casa sería muy diferente, porque pasadas las 17:45 horas, una enorme nube de humo que se expandía desde la cordillera advertía un peligro.

El tráfico se detuvo, las caras de asombro se multiplicaron y las miradas se dirigían hacia lo alto. Después de medio siglo de inactividad, el volcán Calbuco había despertado, levantando una columna de gases y ceniza que se elevaba por casi 17 kilómetros, haciéndolo visible desde múltiples localidades.

Por mandato de la autoridad se declaró Estado de Excepción Constitucional y Alerta Roja en la provincia de Llanquihue y en la comuna de Puerto Octay. Además, fueron evacuadas más de 4 mil personas de las zonas aledañas al macizo andino y se estipuló la suspensión de clases en varios establecimientos de la zona. Asimismo, y con el fin de salvaguardar la actividad productiva, los sectores público y privado se articularon para generar planes de contingencia enfocados a resguardar la matriz económica local.

Crisis y oportunidad

A dos meses de la erupción del volcán Calbuco, la situación es diferente. Durante todo el periodo de emergencia se generó un amplio operativo multisectorial que removió y limpió toneladas de cenizas, movilizó cientos de cabezas de ganado, relocalizó poblaciones de salmones hacia otras áreas y se gestionaron varias herramientas de apoyo a los afectados por esta situación, entre otras acciones.

Se estima que el volcán expulsó más de 200 toneladas de material piroclástico, que ya fue retirado de los caminos, pero que aún permanece en algunos sectores, material que podría ser reutilizado para transformarse en una enorme oportunidad para la zona, como lo ha expresado la experta en Permacultura (disciplina que trata sobre cómo diseñar asentamientos sostenibles), Marcela Ibieta. Considerando las propiedades de este recurso, en el marco del Festival de la Lluvia de Puerto Varas, se llevó a cabo un taller de reciclaje de arena volcánica, en Ensenada, donde la profesional enseñó a la audiencia diversos tipos de técnicas para reutilizar este elemento en las áreas cosmética, botánica y construcción.

Volcan-12.
Puerto Varas hoy. Lejos están las cenizas del Calbuco.

Casi al “cien”

Hoy la actividad volcánica del Calbuco se mantiene estable, se redujo el área de exclusión de 20 a 10 kilómetros del cráter y según lo informado por la Oficina Nacional de Emergencias (ONEMI) se bajó de alerta roja a naranja y luego a amarilla. Actualmente el desafío es otro: levantar el destino y hacer frente a los efectos comunicacionales que generó este fenómeno.

Alberto Schirmer, reconocido empresario turístico de la localidad de Peulla, cruzando el lago Todos los Santos, fue una de las víctimas del despertar del Calbuco. “Una vez ocurrida la erupción las reservas se cancelaron, el turismo se detuvo, pero hoy estamos trabajando porque creemos que esto va a volver funcionar con normalidad. Peulla es un destino que vale la pena vivir y disfrutar”, advierte.

Lo propio está haciendo el Servicio Nacional de Turismo en Los Lagos, que está trabajando en una campaña comunicacional para reforzar el destino. “Efectivamente la emergencia terminó afectando la ocupación hotelera, situación que ya ha estado mejorando. Si bien la infraestructura turística no presentó mayores inconvenientes, la alerta mediática que se generó en torno al fenómeno afectó la imagen del destino, entonces realizaremos una fuerte campaña de promoción para paliar los efectos comunicacionales”, aseguró Claudia Díaz, directora de Sernatur Los Lagos.

Según el Catastro de Infraestructura Turística que realizó el Minvu, junto al Sernatur y el Municipio de Puerto Varas, se contabilizaron más de 130 servicios turísticos y se pudo comprobar que el grueso de la infraestructura hoy se encuentra en buenas condiciones y que, de igual modo, los atractivos turísticos  de la zona pueden ser visitados con normalidad.

Volcan-10.
Puerto Peulla. A esta localidad se accede navegando el lago Todos los Santos.

Las estimaciones oficiales indican que el 99 por ciento de la oferta turística está en condiciones de recibir a los miles de turistas que visitan la Región de Los Lagos, que los caminos están expeditos y las principales rutas turísticas ya habilitadas.

De mar a cordillera, la Región de Los Lagos es un territorio reconocido por sus bosques siempre verdes, su característico legado cultural y su tradicional gastronomía, atributos que los turistas pueden continuar disfrutando. Así lo aseguró Norma, una turista mexicana que luego de haber trabajado varios meses en Santiago se aventuró a recorrer el sur de Chile. Oriunda de Ciudad de México, decidió pasar un fin de semana en los alrededores del lago Todos los Santos, “he escuchado mucho sobre el volcán, pero no me generó ningún temor y estando aquí no he visto ningún peligro y sinceramente no me arrepiento de haber venido porque me encantó este lugar, se lo recomiendo a todos”.

Y es que los hechos demuestran que tras la emergencia, la magia del sur está intacta, el patrimonio natural y las tradiciones siguen ahí, por tanto la invitación es a dejarse llevar a reencantarse con la belleza de estos lugares, recordando que los volcanes son parte de esta maravillosa postal.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES