Tríptico de Eros: Ballet Contemporáneo del Ch.ACO en Concepción

La coreografía y dirección artística están a cargo del reconocido bailarín, coreógrafo y maestro de danza argentino, Carlos Trunsky, quien reunió tres icónicas obras de principios del siglo XX y las contextualizó en el presente.

La Primavera

Los días 28 y 29 de noviembre, a las 20 horas, la Corporación Cultural Universidad de Concepción retomará su temporada de Danza, presentando en esta oportunidad al Ballet Contemporáneo del Chaco, de Argentina, con el montaje Tríptico de Eros, acompañado por la Orquesta Sinfónica UdeC, dirigida por el maestro argentino Carlos Calleja.

Si bien es su primera presentación en Concepción, la agrupación existe desde 2009, cuando fue creada con el expreso propósito de difundir el arte de la danza clásica, contemporánea y folclórica, y transmitir el acervo cultural de su provincia. Hoy, este Ballet se ha convertido en embajador cultural a través de giras por todo Argentina, generando ámbitos de expresión, formación del lenguaje e intercambios permanentes entre los artistas y los diversos públicos.

En esta ocasión, la coreografía y dirección artística están a cargo del reconocido bailarín, coreógrafo y maestro de danza argentino, Carlos Trunsky, quien es creador de más de 30 obras que van desde una línea académica hasta piezas contemporáneas y de exploración. Fue miembro estable del Ballet del Teatro Colón por 25 años y, desde 2008, es docente del Instituto Universitario Nacional de Arte. Además, ha sido maestro invitado de importantes compañías, dicta regularmente cursos y seminarios sobre su enfoque integral de la danza, es reconocido por su composición de obras para afamados teatros trasandinos, ha producido sus propios espectáculos, y compone coreografías para ópera y teatro, lo que le ha permitido viajar por América y Europa, siempre recogiendo excelentes críticas y numerosos premios.

Desde 2012 es coreógrafo invitado del Ballet Contemporáneo del Chaco, al que fue convocado para crear un espectáculo para la Bienal Internacional de las Esculturas de Resistencia, cuando ideó una interesante versión de La consagración de la Primavera, de Stravinsky, en conjunto con el Solo Presagio, espectáculo que fue declarado de Interés Cultural a Nivel Nacional por el Ministerio de Cultura de ese país.

La primavera 2

El montaje

Tríptico de Eros es un espectáculo coreográfico que reúne icónicas obras de principios del siglo XX. Como una travesía sin escalas, el viaje avanza por un paisaje de citas e imágenes, que evocan y reasignan significado al legado de una época. 

Incluye tres piezas independientes: Nubes y Preludio de la Siesta del Fauno -de Claude Debussy- y La Consagración de la Primavera -de Igor Stravinsky-, las que Trunsky abordó desde una impronta histórico-vanguardista, dado su repertorio orquestal refinado y provocador. “Asociando la música con los bailarines, la plástica y el pensamiento encontré cómo llevar a escena estas tres obras, que se verán en continuidad, sin separación o actos con interludios en silencio. Es decir, se verán tres obras claramente definidas y, a la vez, asociadas”.

Trunsky explica que la coreografía fue compuesta apelando “a gestos, a imágenes y rastros de una memoria jamás vivida, pero que se encuentra en los genes de cualquier bailarín sensible a la historia del cuerpo. La escena se completa con el aporte de la gran vestuarista y escenógrafa argentina, Marta Albertinazzi, y de David Seldes, un talentoso iluminador”.

El montaje abre con Nubes, primer movimiento de los Nocturnos Sinfónicos de Claude Debussy, que refleja la lenta y misteriosa marcha de las nubes, y los efectos especiales de la luz. Si bien la partitura no fue compuesta para danza, propone climas que invitan al movimiento. Así, el público verá cómo las nubes se trasmutan en cuerpos que encubren, develan y glorifican un ídolo reinventado.

Luego, será el turno de La Siesta del Fauno, poema sinfónico de Debussy, cuya partitura transmite los deseos eróticos y los sueños del Fauno, que en esta versión será visto como un hombre de hoy, valorizando la fragilidad y la fuerza del desnudo masculino, y la transformación de la identidad del cuerpo vestido.

El montaje cierra con La Consagración de la Primavera, ballet de Igor Stravinsky, cuyos movimientos sinfónicos transcurren como un devenir de antiguos ritos paganos. Dada la universalidad de la obra, esta versión conserva sus lineamientos argumentales originales y los reinterpreta focalizando la lucha de poder entre los sexos y su irrefrenable atracción como poderosa fuerza de supervivencia.

En suma, un gran espectáculo, imperdible, que “sólo es dable gracias al placer del trabajo compartido, porque instancias como ésta son imposibles sin entidades como Corcudec que albergan estos proyectos, y artistas comprometidos, chilenos y argentinos, con quienes trabajar. Es un estreno de gran calidad, conciso y exigente, donde la apuesta radica en ir al fondo de estas obras, pero desde nuestro presente”, puntualiza Trunsky.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES