Escucha el reportaje

Este territorio goza del privilegio de tener casi todo en su geografía: playas, zonas costeras que ofrecen una rica gastronomía marina, montaña, arquitectura colonial, pueblos originarios y barrios tradicionales que hacen historia. Es el equilibrio entre lo urbano y lo rural, que se traduce en una industria turística vigorosa, que quiere sumar y crecer de la mano de buenos servicios y de la hospitalidad de su gente

Por Sernatur Biobío

Ubicada en el centro geográfico de Chile continental, la Región del Biobío es privilegiada en recursos, paisajes y servicios que son valorados a la hora de elegir un lugar para descansar, disfrutar y sorprenderse. Aquí existen importantes polos urbanos, ubicados muy cerca de entornos naturales caracterizados por bosques, una extensa costa y localidades que rodean las cordilleras de los Andes y Nahuelbuta.

Con algo más de un millón y medio de habitantes, Biobío es la tercera región más poblada del país y es reconocida por ser un centro de desarrollo económico y cultural. También la diversidad patrimonial y la herencia de pueblos originarios como pehuenches y mapuches han dejado una huella que recobra un inmenso atractivo para quienes buscan reconocer la historia y la espiritualidad que emerge de su territorio.

Su vegetación natural, con especies únicas, como el copihue, ulmo, quila y otros árboles nativos, dejan maravillados a los amantes de la aventura y la ecología. Su amplia variedad de especies nativas en el alto Río Bío Bío -en la cordillera de Nahuelbuta- da cuenta de una generosa fauna donde destacan ejemplares como el pudú, el chucao, el carpintero negro, el pitío, el zorro Darwin y el puma.

Las playas de la Región de Biobío son atractivos con gran potencial turístico. Existen playas suaves y encantadoras para el baño, como Dichato, vecina al balneario de Pingueral. Hacia el sur continúan otras playas, como Coliumo, Cocholgue, Bellavista, El Morro y, más lejanas, hasta llegar a la provincia de Arauco: Chivilingo, Colcura, Laraquete y Tirúa. Una playa icónica para Biobío es Playa Blanca, entre Coronel y Lota, donde se marca la mitad geográfica de Chile continental.

Para disfrutar de aguas más quietas, ideales son los balnearios de lagos o lagunas, como es el caso de las lagunas Grande y Chica de San Pedro de la Paz, en la provincia de Concepción, y los lagos Lleu Lleu y Lanalhue, en la provincia de Arauco. Mención especial merecen las islas Santa María y Mocha, que albergan en su territorio vistas soberbias que se combinan con el encanto de la rusticidad.

Biobío es aventura y cultura, es el símbolo de tener todos los atractivos turísticos a muy poca distancia. Las características físicas, climáticas y la vocación de cada uno de los sectores de la región contribuyen a definir su identidad, considerada como uno de los destinos más lindos y auténticos del sur de Chile.

Concepción: la capital

Vista nocturna del puente Chacabuco sobre el río Bío Bío. Foto: Sernatur Biobío

Arco de la Universidad de Concepción, una clásica postal penquista.
Arco de la Universidad de Concepción, una clásica postal penquista. Foto: Sernatur Biobío

Concepción es una de las tres provincias que integran la Región del Biobío, pero además, es la capital regional. Se ubica en la zona centro sur del país y en ella se ha desarrollado un activo polo industrial en el que destacan las industrias pesquera, siderúrgica, forestal y manufacturera.

Es reconocida por ser una ciudad universitaria, en la que se han forjado distintos espacios para la realización de artes literarias, escénicas, visuales y musicales. Incluso fue bautizada como la “cuna del rock”, ya que en ella se ha formado un consistente grupo de músicos y bandas que han aportado al movimiento rockero nacional, como Los Tres, Machuca, Santos Dumont, De Saloon, Los Bunkers, Niño Cohete y muchísimos más. Estos exponentes más allá de crear y mostrar talento, han cultivado la semilla musical en nuevos cultores y amantes de este estilo.

Además, es el centro comercial y financiero de la Región del Biobío. Es conocida por su Barrio Universitario, por ser la ciudad de los murales y de los parques, donde destaca el parque Ecuador, que flanquea gran parte de la ciudad.

Imperdibles de la capital regional es caminar por el campus de la Universidad de Concepción, catalogado por muchos como uno de los centros de estudios superiores más hermosos del mundo. Se suma la Pinacoteca, el cerro Caracol, el Mirador Alemán y, hacia la costanera, el Teatro Regional Biobío que todo el año presenta una atractiva propuesta de montajes, conciertos, cine y conferencias. También son recomendables otros rincones, como la Galería de la Historia de Concepción, o sus plazas Perú, Independencia, España y Acevedo, todas estas con actividades distintas que animan al juego, a la contemplación o a la buena gastronomía. Otros lugares que deben tenerse en cuenta son la Reserva Nacional de Nonguén y el Parque Laguna Redonda. La ciudad penquista es una referencia interesante para el viajero curioso, ya que ofrece diversas actividades culturales, entretención nocturna y música.

Eventos como el Mundial de Rally 2019 o las cuatro versiones ya realizadas de Rock en Conce (REC), un espectáculo gratuito donde se presentan bandas nacionales y extranjeras, que partió con una jornada y luego se extendió a dos días de espectáculos, captaron a más de 100 mil espectadores por fecha. Durante su desarrollo se copó la hotelería y se puso a prueba con éxito la infraestructura turística de la ciudad. Las respectivas organizaciones destacaron el nivel de servicios y la hospitalidad de la zona. Se dejó claro que este rubro es un sector económico en vías de crecimiento potente y que puede ser un referente nacional en el denominado turismo de negocios o de reuniones. Al cierre de este edición, aún estaba pendiente cuál iba a ser el escenario del REC 2020, dadas las medidas de seguridad que la contingencia social requiere para espectáculos masivos en las ciudades.

Primer puerto militar, industrial y pesquero

Talcahuano es uno de los polos navales y zonas económicas más importantes del país. Por lo mismo, gran parte de sus atractivos están ligados al mar. Un lugar que inmediatamente se relaciona con el turismo en Talcahuano es el monitor Huáscar, buque de guerra peruano capturado por la Armada de Chile durante la Guerra del Pacífico, que hoy se alza como el segundo museo flotante más antiguo del mundo. Se puede visitar de martes a domingo, desde las 9:30 hasta las 11:30 de la mañana y, en la tarde, de 14 a 16:30 horas. Las visitas no son guiadas pero siempre hay personal a bordo que responde las preguntas de los turistas. Es importante llevar el carnet de identidad, pues se solicita a los visitantes mayores de 18 años. Los extranjeros pueden presentar su pasaporte. No está permitido el ingreso de mascotas.

Muy cerca del monitor, se ubica un sector tradicional del puerto conocido como La Poza. Además de incorporar atractivos espacios públicos materializados en el plan de reconstrucción post 27/F, cuenta con una nutrida oferta de restaurantes que se abren como una ventana al océano Pacífico y en los que se destaca una amplia variedad gastronómica, por supuesto, de productos marinos.

De Caleta Lenga, Tumbes a Caleta Chome

Caleta Lenga y Tumbes son polos gastronómicos y turísticos ubicados en la comuna de Hualpén y Talcahuano respectivamente. Al pasear por su borde costero se puede apreciar sus cocinerías y restaurantes que ofrecen, principalmente, pescados y mariscos típicos de la zona.

En la zona, además, se puede disfrutar del paisaje de la desembocadura del río Bío Bío y de las playas de Rocoto y Ramuntcho. Lugares maravillosos entre cerros y acantilados, de privilegiados paisajes y postales naturales que invita a sus visitantes a atardeceres románticos, la pesca, paseos a caballo y mucho más.

En ese sector se ubica también el Parque Museo Hualpén Pedro del Río Zañartu, coloquialmente conocido como Museo Hualpén. Funciona dentro de una casa patronal y fue declarado monumento nacional en 1976. Está dividido por salas de acuerdo con la temática que se exhiba en ellas. Hay secciones de ciencias naturales, de arqueología y etnografía chilena, de armas, de objetos del cercano y del extremo oriente, de etnografía americana, una galería de mapas y una sala del mundo antiguo. En esta última destaca la vitrina que contiene una momia egipcia, que corresponde a la época Saita (XXVI Dinastía), y que fue adquirida en Alejandría por Pedro del Río Zañartu, en agosto de 1881, según consignan en el museo.

Otro atractivo destino natural es caleta Chome, villorrio que conserva parte de la infraestructura de su patrimonio económico y cultural con las ruinas de la antigua planta ballenera Trinidad.

Se recomienda visitar el cerro Llorón que, además de entregar vistas panorámicas de toda la caleta, alberga un cementerio simbólico de pescadores cuyos cuerpos el mar jamás devolvió. Desde aquí es posible avistar distintas especies de ballenas que migran hacia la Antártica, como también, especies de pingüino magallánico y Humboldt, de gran importancia para la conservación.

El legado del carbón y su mina subterránea bajo el mar

Lota, conocida por las minas del carbón, tiene hermosos lugares que conservan y reflejan la identidad minera, como el Parque Lota, el Museo Interactivo Big Bang y el Museo Histórico del Carbón, donde se puede observar cómo fue el desarrollo de esta actividad económica en su época dorada. La tradición se mantiene en la artesanía y en uno de los productos típicos: el pan de mina que es cocido en hornos comunitarios.

En esta ciudad también se encuentra el Pique Carlos Cousiño, el mismo que sirvió de inspiración literaria al escritor Baldomero Lillo, quien en su libro Subterra (1904), lo inmortalizó como Chiflón del Diablo. En sus textos, el autor relata las malas condiciones laborales y de vida que sufrían los trabajadores en las galerías subterráneas de las minas del carbón. En el mismo sector se puede conocer uno de los patrimonios lotinos más importantes, que se ha conservado como un orgullo regional y nacional: el Parque Isidora Cousiño. Se trata de un parque botánico de 14 hectáreas que cuenta con una gran cantidad de árboles centenarios, un observador meteorológico, conservatorio y estatuas de colección.

En el Parque Nacional Laguna del Laja conviven un centro de ski, una laguna, el volcán Antuco, la Sierra Velluda y el sendero Las Chilcas. Foto: Sernatur Biobío

La historia y costumbres del pueblo mapuche es parte de la oferta del turismo de intereses especiales de la provincia de Arauco. Foto: Sernatur Biobío

Tren turístico Corto Laja

El tren es el medio de transporte que evoca memoria y recuerdos. Es un vehículo que hace viajar a una época de floreciente negocio minero y de desplazamiento del campo a la ciudad. Rescatar su valor invita a vivir una experiencia mágica con una serie de recorridos y museos que muestran el patrimonio histórico ferroviario de la región.

El tren turístico Corto Laja ofrece un promedio de 10 viajes entre marzo y diciembre con distintas opciones, trayectos temáticos, más capacidad de pasajeros y recorrido entre Talcahuano, Laja, Hualqui, Talcamávida y San Rosendo.

Parque Laguna Grande de San Pedro de la Paz

El parque Laguna Grande cuenta con amplias áreas verdes, senderos donde se puede caminar, andar en bicicleta, practicar skate o dar un paseo en bote. A un costado del parque, se encuentra el Anfiteatro de San Pedro de la Paz y, al otro, el edificio de la Corporación Cultural de San Pedro de la Paz. La explanada del parque es el lugar donde se realizan distintos eventos culturales y todos los años es escenario de la celebración de Fiestas Patrias. Además, sus alrededores albergan zonas donde se puede realizar pesca, deportes acuáticos y restaurantes que ofrecen variados cocteles, gastronomía local y música en vivo.

Pueblos originarios del Biobío

Una parada obligatoria es la provincia de Arauco. En este lugar los visitantes pueden conocer la cultura mapuche, mientras dan un paseo por los valles donde se escucha cantar a las aves y el ruido del agua caudalosa, que entrega un toque de serenidad.

El Valle de Elicura y Contulmo, ofrece a todos sus visitantes el poder descubrir y compartir con el pueblo mapuche sus tradiciones, costumbres, apreciar sus artesanías, rituales, historias y, la posibilidad de dormir en una Ruka, experiencia que puede ayudarle a conocer la cosmovisión del mapuche y su tierra.

En el otro extremo, específicamente en el Alto Biobío, se encuentran grupos pertenecientes al pueblo originario pehuenche. Ellos habitaban desde antes de la Conquista la zona cordillerana y hasta el día de hoy se mantienen en un entorno natural privilegiado a lo largo de los valles de los ríos Queuco y Biobío.

En la zona predomina la vegetación nativa y hermosos paisajes. Panorama ideal para aquellos que desean salir de la ciudad, apreciar bosques vírgenes, araucarias y comunidades autóctonas de la zona y visitar la Reserva Ralco y las lagunas el Barco y La Mula, entre otros atractivos.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES