UCI de Clínica Los Andes: Camino hacia la consolidación

A casi un año de su puesta en marcha, la UCI de Clínica Los Andes camina a paso seguro, manteniendo un compromiso serio y sostenido que da pie para seguir trabajando en nuevos proyectos.

La idea surgió hace más de tres años y logró materializarse en octubre de 2010, luego del esfuerzo que significó reunir al personal capacitado y contar con el equipamiento indispensable para  satisfacer una necesidad cada vez más creciente en Los Ángeles. Todo este trabajo no fue en vano, ya que hoy la UCI de Clínica Los Andes es la primera acreditada por la autoridad sanitaria de la provincia de Biobío y, además, mantiene un convenio con Fonasa, que le permite atender a pacientes con patologías GES para ofrecer mayor accesibilidad y cobertura.
En la actualidad, la demanda de la UCI aumentó al doble comparada con la de sus inicios, dando atención principalmente a pacientes cardiológicos, respiratorios y neurológicos, área en la que se han realizado por primera vez dos complejas cirugías con necesidad de craneotomía.
La experiencia del equipo médico, conjugada con los modernos equipos con que cuenta la unidad, permiten -según expresan en la dirección de la Clínica- que los pacientes puedan gozar de una atención confiable y oportuna, caracterizada por su gran poder resolutivo, ya que cuenta con unidades de apoyo como Urgencia, Laboratorio, Imagenología y Hemodinamia Invasiva (para estudio y tratamiento del infarto agudo al miocardio) que, coordinadas, permiten entregar soluciones inmediatas.
El doctor Daniel Enos, nefrólogo y jefe del equipo médico, señala que el próximo paso será el tratamiento para infartos cerebrales a través de Trombolisis, lo que representa un gran avance, ya que la atención oportuna es un factor fundamental en estos casos y puede marcar grandes diferencias en la evolución del paciente.

Nora Alonzo, primera conectada a respirador artificial: “Gracias a Dios existió Clínica Los Andes para mí”

Al verla y compartir con ella hoy, es difícil pensar que hace tan poco estuvo al borde de la muerte. Pero así fue; en octubre del año pasado, la recién estrenada UCI de Clínica Los Andes recibió a Nora Alonzo en estado grave, con una severa crisis de asma que la obligó a estar conectada a ventilador mecánico por  ocho días. Del episodio no recuerda mucho, prácticamente nada, sólo cuando despertó. El que sí recuerda todo es Mario Garri, su marido, que vivió durante todos esos días la terrible experiencia de tener a su compañera de hace más de 46 años entre la vida y la muerte. En la actualidad, agradece la inmensa paciencia que  tuvo todo el personal con él y su familia, asesorándolos y dándoles la tranquilidad necesaria.  Hoy, ambos se sienten amigos y regalones de la Clínica pero, por sobre todo, afortunados de haber llegado en el momento preciso y de que Nora  haya sido la primera conectada al  respirador artificial de la UCI.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES