UdeC Capacita y Copiulemu: Una alianza generosa

Alumnos de la escuela rural de Chaimávida aprendieron a evitar conductas de riesgo gracias a un inédito curso diseñado por el organismo técnico de capacitación UdeC Capacita. La iniciativa se realizó en conjunto con la empresa de tratamientos de residuos Copiulemu.
Con entretenidas dinámicas al más puro estilo de un reality -con “instructor” incluido- estudiantes de 4to a 8vo básico de la escuela rural de Chaimávida participaron del curso “Formación de Monitores en Conductas Preventivas”. La iniciativa fue diseñada y ejecutada en abril por el organismo técnico de capacitación UdeC Capacita en conjunto con la Empresa de Tratamiento de Residuos Copiulemu. Ambas instituciones se aliaron para materializar, a través de este proyecto, su interés por vincularse con la comunidad con la entrega de un conocimiento útil para el uso cotidiano.
Verónica Aqueveque, Encargada del Área Social de UdeC Capacita, explicó que el proyecto fue creado a la medida de las necesidades de la comunidad. “Se optó por la prevención de riesgos porque se trata de una población que se encuentra alejada, sin servicios de emergencia, conexión telefónica ni cobertura de telefonía celular. Además, se ejecutó en forma gratuita y estuvo dirigido a niños entre 9 y 14 años porque creemos que en esas edades los niños son más receptivos para el aprendizaje”.

Aprender jugando

El curso enseñó métodos de prevención de accidentes en la escuela y los hogares e incluyó tres áreas como contenido. Eduardo León, Bombero, fue el instructor para el tema “Conductas preventivas”; la enfermera Clarisa Morales  expuso “Primeros auxilios escolares”, y la psicóloga Magdalena Varas dio la clase “Cómo enfrentar las crisis”. Estos tópicos fueron expuestos en forma muy sencilla, mediante dinámicas y actividades al aire libre. Además, incluyó charlas informativas para padres y apoderados y la entrega de colaciones saludables para los niños, ya que la capacitación se realizó al término de la jornada escolar.

Replicar iniciativa

El curso de capacitación fue un éxito y los niños absorbieron todos los contenidos. Ahora la idea es que ellos se conviertan en monitores de conductas preventivas y puedan influir con sus pares y familia para lograr cambios de hábitos que permitan reducir la ocurrencia de accidentes.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES