UDLA, Una universidad que aporta al desarrollo regional

En la Sede Concepción, la institución tiene una matrícula de 4.500 alumnos y 2.268 egresados, que son parte de un modelo educativo que está en sintonía con las necesidades del mundo laboral.

UDLA interiores-2

Con 25 años de historia, UDLA-Universidad de Las Américas es una institución abierta, que reconoce la vocación y premia el esfuerzo de sus alumnos durante la enseñanza media. “Buscamos formar profesionales competentes, en sintonía con lo que la Región y el país necesitan para seguir avanzando”, sostiene la vicerrectora de Campus Chacabuco-El Boldal, Paz Hormazábal.

Bajo la premisa de que todos tienen el derecho a desarrollar su potencial y a convertirse en profesionales, la universidad responde a ese objetivo, preocupada de que los currículos se concentren en la entrega de los conocimientos fundamentales de cada disciplina y en ofrecer carreras en sintonía con los requerimientos del siglo XXI. “Los perfiles de egreso de nuestros estudiantes están al día con lo que necesita el mundo del trabajo, lo que se grafica en el 88 por ciento de empleabilidad de nuestra institución, según el estudio de Opina 2012”, comenta Hugo Pérez, director de Admisión.

Para esto, añade, la Sede Concepción cuenta con profesores de amplia experiencia profesional, pasión por enseñar y compromiso con la educación. Junto con esto, la tecnología está al servicio del aprendizaje. Por ejemplo, la Facultad de Educación posee aulas virtuales que permiten que los alumnos profundicen los conocimientos aprendidos en clases y entrega a los docentes las herramientas para motivar y dinamizar el proceso de enseñanza. Por su parte, la Escuela de Medicina Veterinaria adquirió este año maniquíes, modelos anatómicos de animales y softwares para realizar procedimientos clínicos y quirúrgicos, en un ambiente seguro y sin causar daño a los animales.

Además, durante 2013, los alumnos de Medicina Veterinaria participaron en actividades donde se atendieron a 6.600 animales menores y mayores, de manera gratuita, como una manera de aportar a la comunidad.

La Universidad de Las Américas está inmersa en un proceso de mejora continua, prueba de ello son las reacreditaciones de las nueve carreras de la Facultad de Educación y la acreditación de Psicología y Periodismo, por cinco y tres años respectivamente. A esto se suma que todas sus carreras profesionales se encuentran en proceso de autoevaluación para obtener su certificación. El foco está puesto en brindar una educación de calidad en sintonía con las necesidades de desarrollo que tiene el país.

Vocación de servicio social

Orientada a la formación académica de sus estudiantes con un enfoque en las determinantes sociales, la Facultad de Ciencias de la Salud lleva a cabo un ambicioso proyecto de intervención comunitaria en conjunto con el municipio de Talcahuano y dirigentes sociales, para la realización de diagnósticos locales. Un modelo que, según explica el decano Hernán Sandoval, se inserta de manera transversal en el currículo de cada carrera, considerando un componente en el aula y otro a nivel territorial, en los barrios y junto a las personas.

Este trabajo permite un acercamiento temprano de los futuros profesionales con los desafíos sanitarios del país. Así lo confirma Lino López, alumno de Terapia Ocupacional de segundo año: “Aprendimos a ver las distintas realidades en que viven las personas. Ir al barrio me sirvió para ser más empático y tener más paciencia, porque tuve que conversar con muchas personas que eran muy inseguras y que les costaba mucho expresarse en presencia de otros, uno desarrolla habilidades blandas”.

En tanto, la Facultad de Ingeniería y Negocios apoya el emprendimiento como motor del desarrollo regional, según explica el director de carrera, Víctor Torres, “gracias a la alianza con la ONG Acción Emprendedora, nuestros alumnos se insertaron en el mundo laboral como asesores de emprendimiento de micro y pequeños empresarios”. Gonzalo Delgado, de tercer año de Ingeniería Civil Industrial, comenta su experiencia: “Trabajé realizando clases de contabilidad y marketing, capacitando a las personas, entregándoles asesoría técnica y orientándolos para postular a proyectos. Fue un gran desafío personal, que me permitió aprender y adquirir nuevas habilidades, lo principal es que uno aprende a no ser egoísta con el conocimiento y a desarrollar una vocación social”.

Pero no sólo UDLA sale a la comunidad, también sus puertas están abiertas para recibir a los vecinos. Es el caso de los Centros de Asesoría y Atención Psicosocial de la Facultad de Ciencias Sociales que en 2012 atendieron gratuitamente a más de 352 pacientes, lo que equivale a 1.917 horas de consulta clínica.

“Asistí a la UDLA porque una vecina me lo recomendó, estoy yendo desde agosto y he notado cambios sustanciales. Agradezco a la universidad por el servicio que entrega y los profesionales que tiene, porque la psicóloga que nos atiende tiene muy buena llegada; recomendaría asistir, porque mi experiencia ha sido muy buena”, dice Patricia Jara, quien asiste al centro de atención del Campus Chacabuco.

Educación para el adulto trabajador

Casi 13 mil estudiantes integran los programas vespertinos tradicional y Executive de UDLA-Universidad de Las Américas, cuyos cuerpos docentes, metodologías e infraestructura se han ajustado a las necesidades de aprendizaje de quienes buscan compatibilizar los estudios con responsabilidades laborales o de otra índole.

Es el caso de Juan Carlos Cartes (51), alumno de primer año de Ingeniería Civil Industrial, que actualmente trabaja en la Siderúrgica Huachipato. “Volví a estudiar por un desafío personal, pero estando aquí me encontré con nuevos conocimientos y herramientas de gestión, estadística y finanzas que han sido muy útiles en mi trabajo. Me encontré además con profesores de excelencia académica y administrativos que tienen un alto compromiso con los alumnos”.

En el ámbito académico, “los programas vespertinos destacan por sus mallas curriculares enfocadas en lo esencial, lo importante y significativo, que hace sentido en la formación disciplinar de nuestros estudiantes, lo que unido a laboratorios y salas de estudio disponibles las 24 horas son un aporte al aprendizaje”, comenta Ricardo Fuentes, director del área Adulto Trabajador.

En la Sede Concepción, agrega Fuentes, hay 1.300 alumnos vespertinos que participan en actividades complementarias al proceso de enseñanza aprendizaje, como charlas, talleres generales y específicos por carreras, ferias laborales y en actividades recreativas deportivas en el polideportivo de la UDLA, que incluyen a los hijos y cónyuges de los alumnos.

La vicerrectora de Campus Chacabuco-El Boldal, Paz Hormazábal, señala que “la amplia experiencia de UDLA en el desarrollo de programas vespertinos, tradicional y Executive, nos ha permitido ser líderes en metodologías, docencia y una serie de servicios para quienes estudian en este horario. Sabemos que enseñar a un joven no es lo mismo que a un adulto, que posee experiencia laboral y mayores niveles de autonomía, disciplina y madurez”.

La autoridad académica explica que en estos programas son los alumnos quienes más se interesan en su progreso personal, por lo que son constantes y responsables, y tienen una alta motivación para aprender, ya que su aprendizaje es más rápido y el tiempo es su recurso más preciado.

UDLA: potenciando el deporte y la actividad física

Incentivar la actividad física en los jóvenes y en la comunidad en general es parte de los objetivos del Instituto del Deporte de UDLA, que promueve un estilo de vida saludable para combatir problemas como el sedentarismo y sus enfermedades asociadas. Las autoridades universitarias señalan que el ejercicio físico es parte del desarrollo integral de las personas, potenciando valores que en el mundo del trabajo son factores diferenciadores, tales como el liderazgo, la autosuperación y el trabajo en equipo, entre otros. “El deporte es un nicho innato para el desarrollo de estas habilidades. La clave para ser buen deportista está relacionada directamente con el rendimiento académico. En UDLA para poder integrarse a la selección, exigimos un 70 por ciento de las asignaturas aprobadas”, afirma Alan González, director del Instituto del Deporte.

La universidad cuenta con dos centros para la práctica deportiva. Uno de ellos es el polideportivo de la Sede Concepción, que destaca por su infraestructura de primer nivel, con piscina temperada semiolímpica y gimnasios, ambos techados; cancha de fútbol, salas de máquinas, pista atlética, dos canchas de tenis, sala multiuso, salas de clases y camarines, entre otras dependencias. Está abierto a los estudiantes de la casa de estudios, pero también a la comunidad. “Esta es la razón por la que se ha transformado en un espacio habitual de encuentros deportivos regionales escolares, universitarios y profesionales”, explica Patricio Polic, director de la carrera de Pedagogía en Educación Física de la sede. El polideportivo cuenta con medidas oficiales para la realización de torneos de futsal, handball, basquetbol y voleibol.

Este 2013, la Sede Concepción de UDLA destacó por sus diversos triunfos deportivos en disciplinas como el rugby, fútbol damas y varones, básquetbol damas y varones, handball, futsal, taekwondo, vóleibol y natación.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES