Un penquista que triunfa al mando de Jaguar y Land Rover

Rodrigo Espinoza Lorente pasó por el rubro salmonero, por el de la seguridad ocupacional y ahora es el gerente de las marcas de lujo de Ditec. Egresado de la Universidad del Bío-Bío, estuvo en Concepción lanzando el nuevo Discovery Sport.

 

landRover-Rodrigo Espinoza-1

Rodrigo Espinoza Lorente es de esos penquistas que disfruta su carrera profesional. El hoy gerente de las marcas Jaguar-Land Rover de Ditec Automóviles creció en las calles del Barrio Universitario y pasó sus años de enseñanza básica y media en el Colegio Alemán de Concepción. Más tarde, se convirtió en ingeniero civil industrial de la Universidad del Bío-Bío, y ahí empezó un peregrinaje por diversas áreas de su carrera, que hoy lo tiene instalado como el encargado de una de las marcas más exitosas del segmento de lujo.

Una vez egresado de la universidad trabajó en la empresa de salmones MultiExport, en Puerto Varas; luego en la Asociación Chilena de Seguridad (AChS), primero en Concepción y después en Santiago. Además estuvo en Canadá haciendo pasantías por la AChS, a las que sumó más tarde un MBA en la Pontificia Universidad Católica de Chile, a la vez que tuvo la oportunidad de estar en las mejores universidades del mundo, en mercados emergentes, como China e India, y también haciendo unas pasantías en Alemania. A su regreso cambió de rubro e inició su incursión en el mundo automotor.

“Estudié una carrera versátil, que permite desarrollarse en distintos ámbitos de la administración de las compañías. Me llamaban mucho la atención las áreas financiera, operacional y comercial. Fue bueno pasar por todos esos ámbitos”, revela justo antes del lanzamiento oficial del Land Rover Discovery Sport en Concepción (Ver recuadro).

“Me llena de orgullo ser penquista, haber estudiado en la zona y poder representar a los profesionales de Concepción en Santiago, en un mercado mucho más competitivo. Concepción va evolucionando, va creciendo, hay un antes y un después del terremoto. A mí me gusta esta ciudad,  soy de la zona, y me gustaría que hubiese más oportunidades localmente. Acá la calidad de vida es espectacular. Concepción es una urbe grande, que tiene la ventaja de tener todo cerca, sería muy bueno que empresas tuviesen sus casas matrices aquí y no en Santiago. Eso significaría amplias oportunidades para los profesionales jóvenes. Uno ve el sello que le ponen los penquistas al trabajo, somos súper ordenados, responsables y competitivos en buena lid”, destaca el ejecutivo.

En su proyección profesional, cree que tiene muchas oportunidades en las marcas a las cuales representa, ya que desde el 2008, la gigante india Tata Group compró las marcas Jaguar y Land Rover, y ambas vienen con muchos desafíos para los próximos años. Él quiere ser parte de ellos.

 

Mercado del lujo

En estos cinco años que lleva ligado a las marcas, Espinoza ha aprendido a conocer el mercado del lujo y, dice, hay varias razones que explican el exponencial crecimiento que ha tenido en los últimos años.

Hay un crecimiento económico sostenido del país y eso hace que más gente pueda acceder al segmento, como primer punto. Luego, está el hecho de que se ha desarrollado mucho la industria crediticia en torno al auto. “Antes uno compraba un automóvil en cash, ahora el auto pasó a ser más que un bien o un lujo, una necesidad para transportarse. Hay períodos de renovación más cortos y más acceso al crédito”, indica.

Como tercer factor preponderante está la incorporación de la mujer al mundo laboral, lo que hace que ahora existan dos sueldos en el hogar y, por ende, mayor poder adquisitivo. Asimismo, las familias actuales son más pequeñas, tienen menos hijos, gastan menos en la crianza y eso les permite adquirir bienes de mayor gama. “Lo otro es que el chileno ahora tiene menos miedo a mostrar un buen nivel socioeconómico”, recalca.

Particularmente el segmento del lujo en Chile pasó de representar poco menos del 2 %, al actual 4 % que suma. “Se espera que en un par de años, represente, al igual que en los países desarrollados, cerca de un 10 % del pool de venta”, asegura.

 

Un SUV de lujo y funcional

La visita de Rodrigo Espinoza a su tierra natal se debió a que decidieron usar los paisajes de las Termas de Chillán como terreno propicio para darle el vamos al nuevo modelo Land Rover Discovery Sport, un SUV o 4×4 más compacto. “Es el producto de entrada a la marca, versátil, compacto, pero a la vez familiar. Tiene tres corridas de asientos que lo hacen único en su categoría”.

Con un precio de entrada de 55.900 dólares, es un modelo totalmente nuevo. No es un reemplazo de uno anterior. “El año pasado salió el Freelander, que era parecido, pero más grande. La diferencia es que el Discovery Sport es un auto que incorpora mayor tecnología en el diseño como en la utilidad del mismo, es más inteligente”.

Sobre el consumo del modelo, y pensando que es un 4×4, en terreno urbano alcanza casi los 10 kilómetros por litro, y viene con la versión ECO incorporada, que ayuda en la eficiencia del combustible.

El perfil del público al que va dirigido son familias jóvenes, gente que le gusta la aventura, la versatilidad de los Land Rover, y que busca un SUV de mejor desempeño, con una buena performance tanto en la carretera como fuera de pista.

“Hoy la gente incorpora su auto a la cotidianeidad de la ciudad. La gracia de los Land Rover es justamente ésa, que funcionan muy bien en la ciudad, pero también en la montaña y en la playa, y por eso decidimos lanzarlo en esta Región porque conjuga todo eso”, destaca Espinoza.

Las proyecciones de venta a nivel nacional son colocar 200 unidades hacia fines de año y en Concepción, que representa entre el 10 a 15 % de venta de Land Rover, se deberían vender por lo menos unas 30 unidades.

 

 

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES