Una mutual preocupada por las personas

Empatía, confiabilidad, cercanía, alianzas de largo plazo y flexibilidad son los principios que sustentan la tarea preventiva del Instituto de Seguridad del Trabajo en su labor diaria con los trabajadores de sus empresas asociadas.


Enfocado en la prevención de accidentes y enfermedades profesionales de los trabajadores de sus empresas adherentes realiza su labor el Instituto de Seguridad del Trabajo (IST). Para ello diseña planes de acuerdo con las necesidades de cada una de las empresas adscritas. Oscar Olate, Gerente Zonal Sur, explica que el IST, creado en 1957 por la Asociación de Industriales de Valparaíso y Aconcagua (Asiva), es la mutual más antigua del sistema, pero que su quehacer se renueva y se ajusta cada día a las demandas de un entorno cambiante y exigente.
“Estamos presentes desde Arica hasta Porvenir con más de 550 mil trabajadores afiliados, pertenecientes a empresas de todos los sectores de la economía, especialmente de la industria, el sector portuario y la minería. Nuestra cartera de empresas es variada, ponemos especial dedicación en las pequeñas, pero sin descuidar a las grandes, realizando planes que se adecuan a sus necesidades”, añade el ejecutivo.
Explica que uno de los sellos que distingue al IST es la calificación de sus expertos, la mayoría de ellos con MBA, lo que les permite tener una relación fluida con los ejecutivos de las empresas y poder incorporar la prevención a sus planes estratégicos en una visión de mediano y largo plazo. “Nosotros privilegiamos el contacto con las personas porque es fundamental encontrarnos, conocernos y practicar la empatía, por eso nuestro trabajo se basa en cinco principios básicos: Cercanía, flexibilidad, alianzas de largo plazo, garantía de cumplimiento y empatía”, apunta.
Explica que se trata de estar en terreno, relacionarse diariamente y convertirse en reales socios del éxito de cada empresa afiliada, para ello expone que se privilegia el contacto cara a cara. “Somos personas con nombres, de terreno, nos conocen y los conocemos, ése es nuestro estilo”, garantiza.

Hospital abierto a la comunidad

En el área médica, el doctor Enrique Herrera, director del Hospital del IST, ubicado en Las Higueras, explica que la tarea de este centro es la atención del trauma, especialmente de los trabajadores miembros de las empresas afiliadas, pero también se encuentran abiertos a la comunidad. “Somos especialistas en traumatología, por ello los mejores especialistas a nivel internacional nos consideran en sus circuitos de difusión de nuevas técnicas”, expone orgulloso. Explica que este reconocimiento se debe en gran parte a la permanente formación de sus médicos y profesionales del área de la salud.
Añade que la atención se realiza en torno a cuatro principios: trato personalizado, que significa que es siempre el mismo médico el que atiende al paciente; el tiempo, que se refiere a entregar el tiempo necesario para cada persona; el tratamiento de vanguardia que mejor ayudará al restablecimiento de su salud y la técnica adecuada.
Agrega que de manera permanente el centro cuenta con médicos traumatólogos residentes y especialistas en trauma, además de interconsultores de llamada, todos enfocados a lograr la recuperación en el menor tiempo posible. “Tenemos 42 camas y un staff de 26 profesionales y más de 100 personas dedicadas a atender a los pacientes en nuestro centro”, apunta.

Salud Ocupacional

El área de salud ocupacional, dirigida por el médico Nelson Maureira, pone énfasis en la tarea de educar a las personas para que su trabajo no los dañe ni los enferme. “Nosotros somos los encargados de realizar evaluaciones preocupacionales y ocupacionales. Nuestra tarea es realizar vigilancia epidemiológica de las enfermedades profesionales, a través de análisis simples, no invasivos, que permitan evaluar periódicamente el estado de la salud de los trabajadores”, explica.
Señala que para ello se establecen mediciones de los riesgos, particularmente de los niveles de ruido, exposición a químicos, a partículas de polvo, para evitar que estos índices en el largo plazo rompan el equilibrio en las personas y se enfermen con ocasión de su tarea. Indica que la labor preventiva es difícil, pero que cada día hay más disposición hacia las propuestas que se realizan y a comprender que la tarea de prevenir es de un equipo y que la prevención favorece a todos y mejora la productividad.
En esta área la meta es no tener enfermedades profesionales, y para ello el trabajo diagnóstico y de vigilancia epidemiológica es fundamental. “Nosotros sabemos que es necesario un cambio cultural y estamos trabajando en ello”, concluye.
Con una amplia trayectoria caracterizada por un servicio de alta calidad y una gestión preventiva de gran impacto en sus empresas adherentes, el Instituto de Seguridad del Trabajo, IST, es fundador del sistema de mutuales en Chile, orientado al fomento de la seguridad laboral y la protección de los trabajadores.
IST es el mejor aliado para lograr un ambiente de trabajo seguro en sus empresas adherentes, contribuyendo a la calidad de vida de los trabajadores. Porque el ser humano es el centro de su gestión, IST cuenta con equipos de trabajo cálidos y competentes, y ofrece productos y servicios diferenciados e innovadores orientados al desarrollo de modelos de intervención de excelencia en la asistencia en prevención, médico curativo y administrativo.
Todo lo anterior está en concordancia con su misión que tiene como objetivo ofrecer una atención dedicada en materias de cuidado, prevención y salud laboral, de acuerdo con las necesidades de cada trabajador, contribuyendo así a la productividad de las empresas.

Propósito del trabajo preventivo

Colocando a la prevención como una herramienta de gestión, IST busca visibilizar y potenciar sus favorables efectos, lo que permite a las organizaciones incorporar nuevas formas de aprender y enfrentar sus desafíos de manera exitosa, responsable y sustentable. Lo anterior no sólo es beneficioso para la empresa y sus trabajadores, sino que tiene el potencial de extenderse hacia las familias y comunidad.
Para cumplir esta meta, IST asesora en la conformación de una red transversal en la organización, que integre todos sus estamentos, tales como: trabajadores, supervisores, ejecutivos, comités paritarios de higiene y seguridad, expertos asesores, entre otros, en una mirada complementaria y sistémica que permita avanzar en el logro de los objetivos en seguridad.

Enfoque preventivo de IST

La fortaleza diferenciadora de IST radica en la aplicación de programas preventivos de vanguardia, diseñados a la medida de las necesidades de la empresa, que incorporan los elementos tradicionales de prevención y salud ocupacional junto a nuevas herramientas en áreas del conocimiento (liderazgo, innovación, comunicación y sistemas integrados de gestión preventiva).
La mirada que reúne su quehacer es el enfoque preventivo, que descansa en un concepto de prevención amplio, integrado a la gestión organizacional de manera sistémica, permitiendo dirigir sus esfuerzos en prevención hacia distintos estamentos, tales como los trabajadores, la comunidad, el proceso productivo, los clientes, entre otros.
Está estructurado en áreas o impulsos sobre los cuales desempeña sus servicios y asesoría, las que incluyen el cumplimiento de disposiciones legales, el autocuidado, el liderazgo y la sistematización. Estos temas, en forma simultánea y sistémica, son abordados por diferentes estrategias y productos específicos con impactos diferenciados, definiéndose su aplicación en conjunto con la empresa, de acuerdo con su nivel de desarrollo preventivo, expectativas y disposición.
Para ello dispone de una gran oferta de capacitación, especialmente diseñada para trabajadores y supervisores, con temáticas fuertemente asociadas al autocuidado, además de otros tópicos específicos tales como manejo defensivo, comunicaciones y andragogía (técnicas para la educación de adultos), entre otros. También cuenta con una atractiva oferta de programas de capacitación y diplomados para supervisores y ejecutivos, en temas relativos al liderazgo y sus competencias comunicacionales asociadas.
El IST realiza asesorías en la implementación de los Sistemas de Gestión de calidad ISO 9.001, Sistema de Gestión de Seguridad y Salud Ocupacional OHSAS 18.001 y Sistema de Gestión Ambiental ISO 14.001, así como también en sistemas de gestión propios, tales como los programas VECTOR y PASSO, que facilitan el trabajo de la empresa en el contexto de los sistemas de gestión, hacia la certificación en OHSAS 18.001.
De este modo, los servicios y programas que IST implementa con sus adherentes, se potencian por la sinergia resultante de aplicarlos en forma transversal sobre varios estamentos de la empresa, así como también desde diferentes ópticas.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES