Universidad INACAP se la juega por acercar a niñas a la Informática y Robótica

La exposición de Sofía Dorta, una pequeña programadora de sólo 11 años, fue una de las charlas que más interesó a las jóvenes asistentes al evento, que busca incentivar la participación femenina en el mundo tecnológico.

 

Con gran entusiasmo y una amplia participación de escolares de distintos establecimientos de la zona, se celebró en la Universidad Tecnológica de Chile INACAP, Sede Concepción-Talcahuano, el Día Internacional de las Niñas y las Jóvenes en las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC). El evento, enmarcado en el Programa de Extensión Académica de Vinculación con el Medio, y realizado en colaboración con la Fundación Girls In Tech, tuvo como finalidad promover y motivar la participación de las niñas en la ciencia, matemática, ingeniería y tecnología.

Camila Quevedo, joven innovadora social, dedicada a la Robótica; Claudio Orrego, exintendente de la Región Metropolitana, y Sofía Dorta, considerada la primera niña programadora de Chile, realizaron ingeniosas y educativas charlas que buscaron acercar  a este mundo a las decenas de niñas presentes en la actividad, en una jornada que además contó con una muestra de Robótica en la que participaron establecimientos educacionales y universidades.

El objetivo de esta iniciativa fue aportar a la erradicación de los estereotipos de género que inciden en las decisiones vocacionales de las mujeres, principal motivación del programa “Ingeniosas”, de la Fundación Girls In Tech, organización que se encuentra presente en 50 países de todo el mundo.

Pilar Pardo, académica de la Universidad Tecnológica de Chile INACAP Sede Concepción-Talcahuano y Directora Biobío de Girls In Tech en Chile, agradeció la alta participación en el evento de otras instituciones, también interesadas en fomentar el nexo entre el área tecnológica y las escolares. “Nuestro objetivo es celebrar el Día Internacional de las Niñas en las Tecnologías, en conjunto con las universidades de la zona, con niñas de establecimientos municipales, subvencionados y privados de la Región, y con INACAP, que apoya esta iniciativa por ser la universidad de la tecnología. Se trata de una actividad colaborativa que tiene un objetivo potente, transversal, del que todas las instituciones debemos hacernos parte”, aseveró.

Para Pardo, esta fecha no sólo se trata de una celebración, sino que también es el reconocimiento de “un trabajo que debe ser perdurable en el tiempo, que debe tener un seguimiento, porque cada vez hay más niñas interesadas en integrarse a carreras del área de la ingeniería y de las matemáticas, programas que hoy no cuentan con gran cantidad de mujeres, pero que cada vez abre más y mejores espacios para ellas”.

 

Pequeña programadora

Sofía Dorta.

El caso de Sofía Dorta, una pequeña de 11 años, quien es reconocida como la primera niña programadora de Chile, es destacable. A su corta edad, ya ha viajado por el mundo, conoce la sede central de Google, ha creado juegos para niños y ya tiene cursos de especialización en programación, reconocidos por prestigiosas empresas internacionales del rubro.

Su interés por la programación nació de manera innata. De hecho, aprendió programación sola, desde su casa.

Sofía y Rocío, su madre, cuentan que es la primera vez que la pequeña dicta una charla para otras niñas. Esto la motivó a ser parte de esta iniciativa para invitar a sus congéneres a entrar a un mundo muchas veces considerado netamente masculino. “Hay que atreverse a conocer el mundo de la programación, porque es muy entretenido. No basta con esperar a que se los enseñen, hay que aprenderlo ya. A mí, la programación me cambió la vida”, dijo.

Pilar Pardo, académica de Universidad Tecnológica de Chile INACAP Concepción–Talcahuano INACAP y Directora Biobío de Girls In Tech en Chile.

La niña aconsejó “siempre estudiar con alegría, aunque algunas materias no sean tan de su agrado, porque siempre nos dejarán algo, igual nos van a ayudar en algún momento. Ése ha sido el secreto para mí, para aprender tan rápido todo esto: estudiar con alegría, buscando aprender constantemente cosas nuevas. Eso me encanta”.

Para ella, la celebración de este Día es importante, aunque sostiene que para motivarse a estudiar programación “no importa el género. Es una profesión demasiado hermosa como para que sólo esté a cargo de los hombres. Es algo que todos podemos hacer”, aseveró.

Su madre, profesora de piano, detalló las cualidades y genialidad de Sofía, contando que, de hecho, aprendió a leer sola, a los dos años y medio. Agregó que el interés de la pequeña en la programación “nos sorprendió mucho, porque en nuestro núcleo familiar nadie es muy tecnológico. Yo la estimulaba a aprender música, pero ella siempre se mostró muy interesada en la informática y la programación, algo de lo que no sabíamos nada, pero en lo que decidimos apoyarla. Si los padres no conocemos sobre algo que apasiona a nuestros hijos, hay que descubrirlo. A mí me tocó aprender un poco de esto para apoyar a mi hija, y ahora soy ‘fan’ de la tecnología”.

 

Generación de espacios para las niñas en la tecnología

Eloísa Vargas, Directora de Vinculación con el Medio.

La Universidad Tecnológica de Chile INACAP Concepción – Talcahuano cuenta con varias carreras del área Informática y Telecomunicaciones, a las que cada vez son más las mujeres que ingresan. Así lo señala Eloísa Vargas, Directora de Vinculación con el Medio: “La participación de las mujeres en estas carreras es algo esencial. Dentro de la contribución que buscamos hacer como Universidad Tecnológica de Chile INACAP, está el acercar el emprendimiento y la tecnología a la sociedad, a la academia y, obviamente, a las mujeres”, manifestó.

Para ello, considera importante invitar a las escolares a actividades como la celebración del Día Internacional de las niñas en las TIC, ya que “en esta edad, cuando están cursando enseñanza básica, es la época ideal para que logren ver la tecnología como algo cercano, y qué mejor que mostrándoles el ejemplo de Sofía, quien ha hecho cosas excepcionales con sólo 11 años. Eso, de seguro, motivará a otras niñas a hacer lo mismo”.

Juan Ponce, Vicerrector de la Universidad Tecnológica de Chile INACAP Concepción–Talcahuano, coincidió con Vargas, señalando la relevancia de motivar a niñas y jóvenes a aventurarse en estos espacios, y de crear instancias donde ellas puedan conocer sobre estas materias. “La idea es fomentar la participación de la mujer en áreas donde no es habitual encontrarlas, por un tema cultural. Pero, sin duda, las mujeres que ocupan espacios en estas disciplinas, más asociadas a varones, generan un tremendo aporte”, comentó.

Juan Ponce, Vicerrector de Universidad Tecnológica de Chile INACAP Concepción–Talcahuano.

En este sentido, detalló que con instancias como ésta, INACAP busca eliminar las barreras, “pues las niñas no tienen porqué asumir roles distintos a los de los varones, las mujeres pueden desarrollar cualquier profesión y hacerlo muy bien”, recalcó el Vicerrector. En su opinión, es algo muy positivo ver “el incremento de mujeres en carreras como Mecánica Automotriz, Informática o Electricidad. Eso nos llena de orgullo, y estamos convencidos de que las que se incorporan, se esfuerzan y se atreven más y, por tanto, su aporte es considerable”.

 

Aporte de las mujeres al mundo laboral

Sobre las características propias del género, Ponce comenta que “todos sabemos que la mujer es más pragmática y más detallista, algo muy relevante en las distintas profesiones, pues las lleva a buscar incansablemente soluciones. La mirada femenina es muy importante para dar respuesta, tanto a las inquietudes de la vida cotidiana, como a aquellas surgidas en las áreas técnicas y tecnológicas, donde contribuyen con su visión única”.

Respecto a este punto, Pilar Pardo comentó que “tanto en la robótica como en la programación, las mujeres se han convertido en un gran aporte a estas áreas, pues cuentan con habilidades innatas, como el saber liderar, trabajar en equipo y ser empáticas”.  Agregó que las cifras también avalan la calidad de su trabajo. “Los estudios indican que de cada 10 emprendimientos, ocho perduran transcurrido un año; de ellos, el 60 % está liderado por mujeres. Por lo tanto, sus habilidades son importantes y significativas. Eso porque nosotras no abandonamos una empresa o emprendimiento, luchamos porque subsista, lo que es una de nuestras mejores características”, puntualizó.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES