Universidad Tecnológica de Chile INACAP: Profesionales calificados e innovadores

INACAP-javier-veraValores y una docencia que mezcla adecuadamente la teoría con el conocimiento práctico garantizan buen desempeño en el mundo laboral. Uno de los plus del plantel es que todo el conocimiento recibido está vinculado concretamente con sus desafíos profesionales.
Un ingeniero que puede llegar a trabajar en la NASA. Ésa es la recomendación con la que Jorge, el protagonista del comercial de INACAP, llega a un pueblo del sur para reparar la turbina que abastece de energía eléctrica a la comunidad.
La frase entra al mundo INACAP, y sal al mundo que quieres corona el desenlace de la historia que presenta a un profesional joven, comprometido con el trabajo bien hecho, riguroso e innovador. A pesar de no tener los medios tecnológicos necesarios, se las ingenia para buscar soluciones creativas al problema.
Este 2010, alrededor de 2.700 alumnos ingresarán a las aulas de la sede Concepción Talcahuano de la Universidad Tecnológica de Chile INACAP, para formarse en el innovador sistema pedagógico del Aprender Haciendo que destaca el ingeniero del spot. Una metodología que, según el vicerrector regional Javier Vera Jünemann, enseña a pensar en lo que el estudiante quiere ser en el futuro, al relacionarlo tempranamente con diferentes realidades y experiencias que formarán parte de su entorno laboral.
“La idea es traspasarles a poco andar la preocupación sobre cómo desarrollarán laboralmente su carrera “¿como me voy a ganar la vida?” Esa pregunta que parece tan lógica muchos jóvenes no se la hacen hasta la etapa final de su formación. Nosotros los incentivamos a que no sólo se interesen por estudiar, sino a que también observen dónde están las oportunidades, a conocer a las personas que hacen lo que a ellos les gusta y a darse cuenta que los logros de estos profesionales se consiguen con mucho sacrificio”, recalca.
-En 2010 la matrícula total de la sede Concepción Talcahuano de INACAP bordeará los 7 mil alumnos. ¿Cómo se puede aplicar este modelo basado en la experiencia concreta, en el ensayo y la experimentación, en una comunidad estudiantil tan numerosa?
Es sin duda una tarea difícil, pero la clave está en focalizar la docencia en los procesos que generan aprendizajes significativos. Nuestros docentes están formados para enseñar contextualizadamente, promoviendo la ejercitación permanente y sistemática de las destrezas prácticas.  Porque cuando el alumno entiende por qué está estudiando lo que le están enseñando, el tema se hace mucho más fácil.
-INACAP no tiene un método de selección como la PSU. ¿De qué forma enfrentan la diversidad de sus estudiantes?
La PSU es una prueba de selección que predice el resultado que un estudiante puede tener en el futuro. Se supone que un joven que obtiene 800 puntos es apto para estudiar una disciplina compleja como la Medicina. La pregunta del millón es qué pasa con los que no obtienen el puntaje suficiente para estudiar lo que desean. ¿Tienen menos capacidades? Nuestra respuesta en INACAP es que no y por eso proponemos que todo aquel que quiera estudiar una carrera puede hacerlo ¿Cuál es nuestro sistema de selección? El alumno debe ir pasando distintas etapas: dos años para obtener un título técnico; otros dos para convertirse en profesional y luego seguir para alcanzar una licenciatura. Ellos articularán su carrera de acuerdo con sus capacidades e intereses.
– ¿Cómo se nivela “hacia arriba” para que todos alcancen las mismas competencias?
Nosotros implementamos cursos de nivelación para enfrentar los contenidos de nuestras mallas curriculares. Pero esencialmente creemos que con el sistema de Aprender Haciendo se eliminan esas diferencias. El éxito de los estudiantes depende del interés y de la voluntad para aprender. Finalmente, quienes tengan mayores condiciones alcanzarán la cúspide de su carrera, y los demás seguramente optarán por las salidas intermedias. Pero todos tienen las mismas oportunidades.
-La publicidad de INACAP promociona la formación de profesionales innovadores,  comprometidos con el trabajo bien hecho y con un amplio manejo de la tecnología. ¿De qué manera aseguran que todos sus titulados tendrán este sello?
Hay una preocupación  permanente para desarrollar el sello del alumno INACAP. Es un trabajo que en esta Sede comenzamos a realizar de manera sistemática hace cinco años, a través de campañas que despierten y formen  aquellos valores que sustentan este sello y que tienen que ver esencialmente con su comportamiento frente a los demás, con el compromiso con su trabajo y con dar respuestas profesionalmente valiosas. Pero el camino más potente es y será el buen ejemplo de docentes y de la administración.
-¿Con la creación de la Universidad Tecnológica de Chile, en el 2005, INACAP perdió su espíritu original, de una institución creada para dar oportunidades de formación a personas de escasos recursos? ¿Se convirtió en un plantel donde ahora es más costoso estudiar?
Una de las decisiones fundacionales de la Universidad Tecnológica de Chile INACAP fue que no se  modificaría el comportamiento que en cuanto a aranceles había tenido históricamente la institución. Los valores de nuestros programas de estudios técnicos y profesionales son los mismos. Para las licenciaturas hay un arancel diferente pero que no debería afectar la continuidad de estudios. Actualmente más del 70% de nuestros alumnos tiene algún grado de apoyo para el financiamiento de sus carreras, tanto por la vía de créditos con aval del Estado, becas públicas, privadas y propias de INACAP, como también apoyo vía becas de alimentación.
-La cesantía es hoy un problema nacional. ¿INACAP está preocupando de que las carreras que dicta en esta sede se relacionen con las necesidades que tiene la Región del Biobío?
En esta Sede dictamos 57 carreras de las 118 que INACAP ofrece a nivel nacional. Formamos profesionales para insertarse en el mundo de los negocios, de los servicios, del área metalmecánica  e industrial, de manera de responder a los desafíos que tenemos como país y como Región. Mantenemos contacto permanente con el mundo de la empresa, para estar atentos a estos requerimientos y revisamos nuestros planes periódicamente para corresponder a estas exigencias.

Sello INACAP: alumnos modelo

A su compromiso y deseos de superación atribuye Ignacio Ortiz Bofill, (23) años, que cursa segundo año de la carrera de Ingeniería Informática, el haber obtenido en su área el reconocimiento “Sello INACAP 2009”, como alumno destacado del año. Siente que parte de ese resultado corresponde a los valores recibidos en el aula: rigurosidad, innovación, responsabilidad, espíritu de emprendimiento y de superación, que son entregados a través de una docencia de absoluta cercanía que conjuga  la teoría y lo práctico de una manera armónica y sencilla, en función de lo que será su futuro campo ocupacional.  “No me quedo sólo con lo que me enseñan, sino que siempre estoy buscando saber más”, enfatiza Ignacio, que tiene un 6,6 como promedio de notas.

INACAP se abre al mundo

Para Peter Thomen Becker, Chef Instructor de la Carrera de Gastronomía de INACAP, su pasantía en la Culinary Art School de Tijuana, en México, fue una experiencia enriquecedora. No sólo para conocer nuevas tendencias y sabores, sino que para imponerse de otros métodos pedagógicos que le permitirán renovar la docencia y traspasar esos conocimientos a sus alumnos, potenciando así la carrera. “Es una exigencia que debe ser constante para perfeccionarse, ya que no es bueno quedarse con un estilo de docencia, sino que es necesario incorporar nuevos criterios de enseñanza y evaluación, especialmente provenientes de chefs y de las escuelas más prestigiosas del mundo”.
Reconoce que Chile tiene mucho que ofrecer en gastronomía y destaca que INACAP con su escuela está haciendo un gran aporte, entregando al mercado Chefs altamente calificados y creativos.

Las ganadoras del Aromas 2009

Las alumnas de Gastronomía Internacional Gabriela Aedo y Scarlett Sáez fueron las ganadoras del primer lugar de la décima versión del torneo nacional “Aromas 2009”, realizado en Osorno. Esta competencia gastronómica congrega a alumnos de dicha carrera de todas las sedes de INACAP del país, para poner a prueba su destreza y creatividad en la elaboración de un menú de tres tiempos.
Jaivas, nalcas y espárragos de mar fueron los productos representativos de la Región del Biobío escogido por estas estudiantes -de cuarto semestre- como base para sus preparaciones. Esta no era la primera vez que la dupla era premiada en un concurso gastronómico. Ya habían sido distinguidas con un segundo lugar en un certamen de Hotelga, en Valdivia, premios que, según Gabriela Aedo, incentivan a seguir perfeccionándose y se transforman en un aliciente para enfrentar su futuro laboral.
“Tener muchas asignaturas prácticas ha colaborado en nuestra formación. No sólo son una base, sino que, además, estas instancias nos ayudan a acercanos de una manera más real a lo que haremos una vez tituladas”, agrega.
Actualmente Gabriela junto a Scarlett siguen el camino de varios de los titulados y de algunos de sus actuales instructores de INACAP. Las dos realizan su práctica profesional en el Hotel Termas de Cauquenes, de Rancagua, uno de los mejores en su tipo en Chile. Fue fundado por René Acklin, el precursor de la enseñanza de la gastronomía en Chile, por lo cual este restaurante -hoy liderado por su hija Sabine- se ha transformado en una verdadera escuela para los estudiantes del área.

La cuna de Taborda

En Río de Janeiro están ubicadas algunas de las escuelas de diseño gráfico más importantes de Latinoamérica. Por lo mismo, en ella residen profesionales del área, como Felipe Taborda, editor que marca tendencias a nivel mundial.
Felipe Taborda pasó muchos años en Nueva York y Londres trabajando con prestigiosos diseñadores, Milton Glaser entre ellos. Ha tomado parte en importantes proyectos de diseño en la región, es un portavoz y defensor habitual de la cultura latinoamericana en todo el mundo y sus obras han sido exhibidas en más de 50 países. Da clases y dirige su consultoría de diseño en Río de Janeiro, Brasil.
Hasta esa ciudad se trasladó, en octubre pasado, un grupo de académicos y estudiantes de la carrera de Diseño Gráfico Profesional. Visitaron planteles como la Pontificia Universidad Católica y la Escuela de Diseño Industrial, ESDI con el fin de conocer sus perfiles de alumnos, de egresados, sus metodologías de enseñanza, sus mallas curriculares y sus instalaciones. La gira también incluyó entrevistas con representantes de los principales estudios de diseño gráfico de Río.
La diseñadora industrial y docente de INACAP, Claudia Salinas, explica que esta instancia sirvió además para generar alianzas para futuros intercambios de estudios o pasantías profesionales.
Agrega que esta gira les entregó una positiva retroalimentación para proyectar la carrera en INACAP. “Nos dimos cuenta que nuestro master plan está bien orientado. Con un trabajo intensivo en la conceptualización y en asignaturas prácticas que corresponden a la tendencia que está imperando en las escuelas más relevantes del área a nivel internacional”

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES