Universidades y Corfo fomentan emprendimiento en educación técnico profesional

El proyecto, liderado por la USM, entregó herramientas efectivas a los establecimientos para que, utilizando la innovación y el emprendimiento, contribuyan el desarrollo económico y social de sus alumnos y de sus comunidades.

USM-Emprendimiento_Colegio

“Esta experiencia fue muy enriquecedora para quienes pensamos que la educación es el principal mecanismo de movilidad, integración e innovación social, factor clave para el desarrollo de una región y un Chile inclusivo”, afirmó el Director de la Universidad Técnica Federico Santa María, sede Concepción, Alejandro Navarro Torres.

Esto, en el marco de la finalización del proyecto denominado Implementación de Programa para Fomentar el Emprendimiento y la Innovación en Establecimientos Técnico Profesionales de la Región del Biobío, iniciativa desarrollada por la casa de estudios, coejecutada por la Universidad del Bío-Bío, que incluyó a la Universidad Católica de la Santísima Concepción como asociada, y que contó con el financiamiento de InnovaChile de CORFO.

En el proyecto participaron el Liceo Técnico Profesional C-25, el Liceo Comercial B-22 Profesor Sergio Moraga Arcil, y el Colegio Espíritu Santo, de Talcahuano; el Colegio Salesiano y el Colegio Técnico Profesional Los Acacios, de Concepción, el Liceo C-41 San Juan Bautista, de Hualqui, y el Liceo Polivalente, de Tomé.

Ésta es la segunda ocasión en que se reúnen las tres casas de estudio para abordar este tema. La anterior fue en el año 2008, cuando se inició el Programa de Asociatividad Inter-Universidades para el Fortalecimiento de la Innovación, Emprendimiento y Competitividad en la Región del Biobío, iniciativa que contó con financiamiento del Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno Regional, y en que se capacitó a 50 docentes de 17 establecimientos de la provincia de Concepción. “De ellos seleccionamos siete para avanzar en un proceso que permitiera trabajar con las comunidades educativas para, finalmente, hacerles una propuesta de cómo incorporar esto en los currículos, que es lo que acabamos de concluir”, explicó Patricio Rojas, jefe del Departamento de Planificación y Desarrollo de la USM, sede Concepción.

El Director Regional de Corfo, Juan Mardones, destacó “el trabajo conjunto de las universidades, que permite entregar herramientas a las comunidades educativas para que puedan, de modo efectivo, utilizar la innovación y el emprendimiento para el desarrollo económico y social”.

CULTURA DE EMPRENDIMIENTO

Rafael Galdames, sociólogo del Centro de Estudios Urbanos Regionales de la UBB, estuvo a cargo de la realización de un diagnóstico en los establecimientos participantes, constatando que en todos existían condiciones favorables para apoyar el emprendimiento y la innovación. “Creo que el elemento común, fundamental, son los propios alumnos. Ellos tienen potencialidades de emprendimientos e iniciativa, sólo es cuestión de descubrirlos y, en esa medida, el programa que se ha desarrollado, sin duda va a tener un impacto tremendo en los establecimientos en general”, explicó.

Cuando se inició el proyecto, una de las necesidades era saber de qué manera estos temas pueden desarrollarse permanentemente en los establecimientos educacionales. Y si bien son varias las recomendaciones, Jaime Constenla, decano de la Facultad de Educación de la UCSC, explica que lo fundamental “es generar una cultura del emprendimiento e innovación, donde todos los actores de la comunidad educativa: padres, apoderados, estudiantes, profesores, equipo directivo, participen de esta empresa y posteriormente generen líderes que, dentro del establecimiento, puedan ayudar como mentores de esta experiencia”.

El proyecto incorporó un Concurso de Proyectos con los alumnos participantes de seis de los siete establecimientos, aplicando los métodos Design Thinking y Business Model Canvas,  teniendo como resultado un total de 28 proyectos evaluados, entre los cuales se premió al mejor de cada establecimiento. Entre ellos, el primer lugar fue adjudicado a los alumnos del Colegio Salesiano. “A nosotros nos motivó bastante poder participar en esta iniciativa de emprendimiento e innovación, porque siempre hemos tenido ideas de cómo ayudar a la comunidad, tanto social como personalmente. No esperábamos ganar el primer lugar, pero nos emocionamos mucho, nos alegramos porque era una buena idea y, por lo que consultamos con otra gente, a ellos también les llamaba mucho la atención y les hubiese gustado que se implementara”, comentó Oscar Iraira, uno de los ganadores.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES