Usados: ¿Lo compro?

Los autos usados son una alternativa económica sólo si el comprador sigue estos útiles consejos para elegir un auto de segunda mano.
El mercado de los usados o semi nuevos es la alternativa económica para comprar un auto. Aquí puede encontrar vehículos de segunda mano por hasta un 30 por ciento menos de su valor como nuevos. Sin embargo, el precio no es lo fundamental. En estos casos es preciso ser un comprador preparado para evitar ser parte de la lista de personas que descubrieron un “detalle” justo después de firmar la compra.

Revisar todo

Primero identifique el modelo que busca y su precio promedio. Luego haga una lista sobre los aspectos más importantes de revisar y atrévase a chequear cada punto registrado y tomarse el tiempo necesario para hacerlo.
Un buen diagnóstico pasa por observar el kilometraje. Se estima que por cada año se recorren unos 20 mil kilómetros. Si el contador registra más de esa cifra, mejor no lo compre.
Mire la pintura y toque alrededor del escape, en molduras, ventanas y la carrocería en general para determinar si hubo alguna reparación. No olvide revisar debajo del auto. Si hay marcas de gasolina, aceite, agua u otro líquido es evidencia de fuga. Observe algún indicio de oxidación ya que sólo se consigue detener su avance con el reemplazo de la pieza, repuesto que por lo general no es económico.
Observar la presión de los neumáticos y el desgaste de la banda de rodamiento puede revelar la necesidad de una alineación. Evaluar el estado de la tapicería, espejos, botones de control y otros accesorios que puedan convertirse en un dolor de cabeza posterior.
Finalmente, antes de probar el desempeño del auto, el color del humo que sale por el escape puede ser revelador. Si es azul indica que los anillos están desgastados, el humo quemado es indicador de válvulas desgastadas o con falta de afinación.

Prueba de conducción

Al momento de manejar el auto, fíjese en el comportamiento del motor. Debe ser estable en frío y caliente, con suficiente potencia y buen arranque. Además, debe responder suavemente a través de todas las velocidades.
Los frenos deben responder con paradas firmes, rápidas y sin ruidos ni tironeos. La dirección debe estar controlada, es decir, no estar cargada hacia ningún lado y tampoco debe sentirse floja. Cualquier ruido o vibración en el volante es síntoma de problemas. El embrague, por su parte, tiene que responder en forma suave, rápida y con facilidad a cada cambio de velocidad.
Seguir estos consejos lo ayudará a comprar un buen auto usado. Pero no olvide que no existen las gangas. Si está muy barato es porque algo malo hay.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES