VINO ESPUMOSO EL REY DE LAS FIESTAS

Próximos a llegar a la fecha de nuestro pick de consumo de este vino espumoso, es que creo conveniente comentar algunas generalidades de este producto que consumimos sólo en festividades especiales, privándonos el resto del año.
La champagne es el producto que tiene su origen en la zona del mismo nombre en Francia (Siglo XVII), donde es muy conocida la historia del benedictino Pierre Perignon, quien desarrolló la técnica de la segunda fermentación del vino en la botella, que da como resultado este vino espumoso que tanto refresca; aunque hay quienes creen que su origen es muy anterior a dicha fecha y lo sitúan en los inicios de la era cristiana, en Roma.
Como sea, el nombre original de este producto es Champagne y obedece a la región geográfica donde se realiza en Francia. Por tener denominación de origen, sólo se puede llamar de esa forma al producto elaborado en esa zona. En el caso de nuestra conocida Champaña es la versión “chilensis”, de la cual podemos encontrar muy buenas, al igual que la Cava, que es la versión española de este refrescante producto.
Si bien existen vario tipos de Champaña en el mercado, lo habitual es comprarlas según la cantidad de azúcar que posee cada tipo, pasando por el Brut Nature, que no posee azúcar o el Extra  Brut,  que sólo contiene hasta 6 gramos por litros, continuando con los Brut, extra seco, seco y Demi Sec, los cuales pueden poseer hasta 35 gramos por litro, en el último caso.
Su uso culinario está asociado a la elaboración de salsas y  de algunas marinadas de pescado o mariscos. En el primer caso normalmente se hace una reducción de champaña a la mitad del producto con un poco de chalota o cebolla, a la cual se le agrega un poco de crema de leche y condimentos a vuestro antojo. Ahora, si su gusto por los mariscos lo permite, puede agregar unas lengüitas de erizo para luego licuar esta salsa que podrá acompañar un filete de pescado grillé. En el segundo caso, lo habitual es agregar una gotas de champaña a los pescados horas previas antes de ser cocinados, lo que da un sutil sabor al pescado marinado; me imagino unos pejerreyes marinados para luego ser enharinados y fritos en aceite hondo.
Sea cual sea su forma de disfrutar de este vino espumoso, no olvide que la temperatura es un factor a considerar, así como también lo es disfrutarlo una vez abierta la botella, ya que desvanecido pierde parte importantísima de esencia a lo cual debemos agregar una grata compañía y un buen motivo para disfrutar este vino espumoso.

Sabayón de champaña gratinado

INGREDIENTES:
1 taza de champaña
3 yemas de huevo
3 cucharadas de azúcar
Jugo de 1⁄2 limón
2 kiwis
PREPARACIÓN:
Reúna todos los ingredientes en un bowl. Éste debe estar sobre baño María caliente. Bata energéticamente hasta alcanzar una textura de merengue, luego acompañe con los kiwis previamente macerados con azúcar flor, y dore la superficie con un gratinador (pequeño soplete de uso pastelero). Sirva templado.

Sorbet de champaña 

INGREDIENTES:
1/2 taza de champaña
1/2 taza de agua
5 cucharadas de azúcar
3 claras de huevo
5 cucharadas de azúcar flor 

PREPARACIÓN:
Lleve a ebullición el agua, la champaña y el azúcar granulada hasta formar un almíbar ligero, reservar. Bata las claras a baño María con el azúcar flor hasta alcanzar textura de merengue. Incorporar el almíbar a las claras, luego llevar a congelador. Una vez congelado, licuar y volver a congelar. Repetir esta operación a lo menos dos veces más, luego servir frío.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES