Profesionales de diversas áreas acuden a este espacio colaborativo para disponer de una oficina, formarse en temas de emprendimiento y generar alianzas de negocios.


En solo tres años, Working Place se ha trasformado en referente de espacios de cowork en la zona. Internet, café, oficinas y salas de reuniones forman parte de la oferta de este espacio de colaboración y formación ubicado en pleno centro penquista.

Sobre su génesis, su fundador, el psicólogo Ricardo Campos señala: “Noté que hacían falta espacios de trabajo flexibles, pensados para trabajadores independientes o emprendedores que no están dispuestos a pagar una oficina, con gastos fijos, secretaria, Internet y que, quizás, ni siquiera van a ocupar mucho”.

Ricardo Campos, Fundador Working Place

En 2016 se adjudicaron un fondo de Corfo de apoyo a espacios de cowork, subsidio que les ayudó a dar a conocer su propuesta e incorporarse de lleno al ecosistema de emprendimiento e innovación regional. “Gracias a ese cofinanciamiento por tres años de Corfo pudimos operar y acelerar nuestra inserción en el medio, realizando charlas,talleres, seminarios, mentorías y otras actividades de networking. Fue una tremenda oportunidad y estamos agradecidos”, enfatiza Campos.

Los recursos también les permitieron crear nuevas unidades de negocio, como su área formativa materializada en la Academia de Formación para Nuevos Emprendedores, validada por Corfo para impartir los más de 20 cursos que integran su programa El Viaje del Emprendedor.

En las amplias y cómodas instalaciones de Working Place se vive un grato ambiente de colaboración. “Nuestra comunidad ha ido creciendo y cada vez son más los actores importantes del ecosistema emprendedor que trabajan o están instalados aquí, como la Red de Mentores de Mentoring o el Lab de Masisa. También hay clientes que tienen espacios fijos independientes y otros que funcionan en formato cowork, startup y pymes que trabajan con nosotros y que aquí generan nuevas alianzas de negocios”, explica.

 

En septiembre comenzó a funcionar una nueva oficina de Working Place en Chillán, lugar que escogieron por su cercanía, que facilita mayor control de su operación, y también “porque creemos que la ciudad tiene mucho potencial emprendedor, en el área turística, agropecuaria y en otros servicios que llegaban hasta Concepción porque allá no tenían las oportunidades”, dice Campos.

En este nuevo proyecto también son apoyados por Corfo, a través de su programa Potencia, para el que funcionan como cowork, y que se ejecuta en conjunto con Incuba UdeC y MentorINN, de Cidere Bio Bío, para la Región de Ñuble. “Queremos abrir una nueva línea de negocio: una cafetería. Para ello, nos asociamos con Jorge Jara, dueño de la cafetería Club 522, de Chillán, que ofrece café de especialidad y pastelería alemana”, detalla.

2020 viene lleno de desafíos para Working Place. Entre ellos se cuenta abrir un nuevo cowork en el centro de Santiago; continuar impartiendo los cursos de El Viaje del Emprendedor, presenciales y algunos on line, y poner en marcha un proyecto que busca traer expertos internacionales para potenciar en temáticas digitales a los emprendedores.

 

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES