Zapallo noble y abrigador

Llegado el invierno iniciamos una serie de rituales gastronómicos que normalmente nos cobijan del frío y la lluvia, como la preparación de los clásicos picarones en días grises y húmedos, que tienen como ingrediente genérico a este zapallo invernal que no solamente nos espera al almuerzo en una cazuela, sino que también, como en este caso, nos acompaña a la hora de once.
El zapallo, que pertenece a la familia de las cucurbitas, es originario de nuestro continente y si bien existen variados tipos, los que habitualmente consumimos son el camote y el italiano.
Su aporte nutritivo está determinado por la gran cantidad  de agua y fibra, a lo que podemos añadir un porcentaje no menor de potasio, en el caso del zapallo camote, y si bien su aporte energético es moderado, nos deja 39 calorías por cada cien gramos.
Habitualmente los comemos sólo cocinados en agua, pudiendo ser también asados en horno o a la parrilla, en el caso de los italianos, también pueden ser fritos en aceite hondo con batido tipo orly o témpura, por ejemplo.
Sin dudad que hecho puré, mezclado con harina, un poco de agua y levadura es cuando más nos agrada, y en picarones y sopaipillas tiende a ser un ingrediente fundamental.
Una crema de zapallo también puede cobijarnos del invierno; para realizarla necesitamos un corte de medio kilo aproximado de zapallo, que coceremos con una papa más un cuarto de cebolla, todo a partir de agua fría y sólo la justa, para evitar diluir demasiado los sabores. Una vez cocido retirar los ingredientes y reservar el líquido de cocción, llévelos a una licuadora cuando ya estén algo fríos para evitar daños en el equipo, luego licúe y agregue un poco del líquido de cocción hasta alcanzar la textura de crema. Antes de calentar pasar por tamiz o colador. Cuando esté dando temperatura sazonar y refinar con algo de crema, al momento de servir acompañar de unos cubitos de jamón frito.
Un puré de zapallo también puede ser una buena  guarnición en su mesa, sólo debe cocinar el zapallo a partir de agua fría para luego moler, agregue un poco de cebolla y pequeños cubos de tocino (sudado) sofrito para terminar con una pizca de pimienta blanca y a disfrutar de esta preparación que, de paso, puede ayudar a la economía doméstica, ya que de seguir así, las papas se venderán en frasquitos tipo caviar en  las boutiques gourmet de la zona.
Por último invitarles a consumir zapallo detrás de la puerta si tienen sus piernas algo delgadas, ya que según decían nuestras abuelas, ésta era la única forma de engordarlas.

Crema de zapallo y pequeño bizcocho con murtas en almíbar (2 personas)


Ingredientes
1/2  taza de zapallo cocido.
1 taza de leche líquida.
5 cucharadas de azúcar granulada.
1 cucharada de maicena.
2 hojas de colapés.
4 unidades de pequeños bizcochos
o discos de alfajor.
2 cucharadas de murtilla.
Ingredientes
1/2  taza de zapallo cocido.
1 taza de leche líquida.
5 cucharadas de azúcar granulada.
1 cucharada de maicena.
2 hojas de colapés.
4 unidades de pequeños bizcochos
o discos de alfajor.
2 cucharadas de murtilla.

Ñoquis con zapallo camote y salsa de tomates (2 personas)


Ñoquis
1/2 taza de zapallo cocido.
2 unidades de papa cocida.
1/4 taza de harina, 1 cucharada de mantequilla.
1 yema de huevo, Sal y Pimienta negra.
Salsa de Tomates
2 unidades de tomates maduros o en conserva.
1/4 cebolla, 1 diente de ajo y 1 hoja de laurel.
1 hoja de albahaca.
1 cucharada de tomate concentrado.
1 cucharadita de aceite de oliva.
1 taza de jugo de tomate o caldo de verdura.
Sal y pimienta negra.
Preparación
Ñoquis
Mezclar la papa y el zapallo cocido, agregar la yema de huevo, sal y pimienta. En forma paulatina, agregar la harina, trabajar hasta dejar masa homogénea. Formar cilindros de un dedo de grosor, luego cortar de una pulgada. Pasar los ñoquis por un tenedor para dar forma tradicional. Cocer a partir de agua en ebullición unos tres a cuatro minutos desde que el agua retoma la ebullición.
Una vez cocidos saltear en mantequilla, se puede agregar un poquito de perejil picado fino.
Nota: Es muy importante que la mezcla de papa y zapallo sea seca en el caso de estar muy húmeda. Ésta se puede llevar a horno antes de agregar harina y otros ingredientes.
Salsa
Picar la cebolla y los tomates en cubos pequeños. Sudar (sofreír) la cebolla en aceite de oliva, agregar el tomate y el ajo machacado.
Agregar al sofrito el tomate concentrado y el líquido. Por último incorporar la hoja de laurel y albahaca para luego sazonar. Dejar hervir a fuego muy lento quince minutos, si es necesario incorporar más caldo y rectificar los condimentos.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES